Flores Preservadas: ¿Qué son? ¿Cómo Cuidarlas? ¿Cómo Tratarlas?

Inicio » Flores Preservadas
¿Qué son las flores preservadas?
LisaRedfern / Pixabay

Uno de los más hermosos regalos de la naturaleza son las flores.

Cercanas a la mano de Dios porque a ratos parece que fueron esculpidas por la divinidad, siempre adornan generosamente jardines, veredas, caminos o el mismísimo centro de nuestra mesa.

Las flores son alegría, homenaje, misticismo y pasión, significan mucho en la vida de los enamorados, nos acompañan en la partida hacia la vida eterna y también en la llegada a este mundo, porque engalanan momentos inolvidables.

Por eso resulta verdaderamente genial preservarlas.

Mantener su textura, vigor y color en cada pétalo, gracias a la inventiva del ser humano es sencillamente fabuloso, porque no hay duda alguna: las versiones plásticas o de tela en algo ayudan, pero no inspiran tanto como una flor verdadera.

Así que para cualquier apasionado de las flores, es un verdadero regalo de Dioses poder tenerlas preservadas en su esencia natural.

Si te encantan las flores, entonces puede optar a esta fórmula que pudiera parecer mágica, pero que en verdad obedece a técnicas precisas que te explicaremos a continuación.

Quédate con nosotros y sumérgete en el hechizo de las flores preservadas, un privilegio que ponemos a tu alcance.

   

¿Cómo preservamos una flor?

¿Cómo preservamos una flor?
pixel2013 / Pixabay

Seguramente entre las páginas de algún libro de la biblioteca familiar, alguien de la casa guardó una rosa de especial significación.

Y es que más de una vez han quedado atrapadas entre hojas de papel, cual testigo mudo de algún suceso trascendental que ha marcado nuestras vidas.

No dudes ni un momento en regalar una rosa preservada. Se trata de un maravilloso obsequio que llegará al alma de esa persona especial que merece toda tu atención.

En rosaeterna.online pueden conseguir especies preservadas que te iluminarán la vida, en presentaciones geniales y a precios asequibles.

Las rosas eternas son un tesoro bendito que vale la pena conservar en un sitial de honor.

Tratamiento de las flores preservadas

Cuidados de las flores preservadas
JillWellington / Pixabay

Una flor preservada es lo mismo que tener una flor natural en casa, lo que la mantiene hermosa indefinidamente es que ha sido sometida a un tratamiento especial que la ayuda a mantener sus propiedades casi intactas.

Se trata de un proceso dividido en varias etapas, que comienza desde el momento mismo del cultivo, hasta que se empaqueta y entrega para su uso comercial.

Cabe resaltar que el cultivo de especies florales destinadas a la preservación es tan especial que jamás deben obviarse ni las condiciones ambientales o climatológicas que favorecen a tal o cual variedad, ni los abonos, fertilizantes y el riego adecuado para obtener ejemplares sensacionales que arranquen suspiros a la primera contemplación.

Igualmente, es preciso tener mucho cuidado al recolectar especies florales exóticas o de colores vivos.

Por ejemplo:
Si eres fan de las rosas, es perfectamente factible que conserves en casa ejemplares que pueden permanecer más de tres años en el sitial de honor que destines para ellas.

Precisamente, las rosas eternas son muy populares entre la variada gama actual a nivel comercial de flores preservadas.

Los pasos a seguir son los siguientes:

Antes que nada, es preciso recoger las flores naturales más espectaculares del jardín o del vivero de confianza. Lo ideal es recolectarlas cuando adquieren su máximo esplendor.

 

Pero… ¿Cómo se hace la magia de inmortalizar flores?

  1. Los tallos deben ser cortados de manera adecuada. Se eliminan las hojas que están estropeadas o feas.
  2. Al finalizar la poda, con mucho cuidado el ejemplar debe colocarse dentro de una cámara con condiciones muy precisas de humedad, temperatura e iluminación, factores que deben estar en equilibrio con la finalidad de que se vaya deshidratando la flor de manera paulatina, muy lentamente irá perdiendo humedad.
  3. Cuando alcanzan el punto ideal de deshidratación, las especies flores pasan a recipientes que contienen una solución especial creada con una receta a base de: agua, glicerina y estabilizadores. Hay casos donde son agregados colorantes. Todos estos ingredientes se van adicionando de manera paulatina, gradual, a fin de que la savia de la planta sea reemplazada por esta solución.
  4. Debe mantenerse un nivel de humedad óptimo, para que la flor no sufra y se estropee el procedimiento de absorción de la solución que preserve.
  5. Una vez que la flor ha recibido el tratamiento completo, entonces será lavada con mucho cuidado, antes de pasar por un secado especial de varios días.

En el caso de las rosas eternas, los ejemplares seleccionados también por supuesto son liofilizados para inmortalizar su belleza natural, aunque por supuesto se hace lo mismo en el caso de ejemplares de otras especies tan hermosas como las hortensias, lavanda, jazilda y hasta musgos, por solo nombrar algunas.

Cuidados de las flores preservadas

Otra buena noticia es que las flores preservadas no necesitan cuidados excesivos ni frecuentes.

Por supuesto, ni siquiera agua. Lo ideal es regalar rosas encapsuladas, porque pueden durar en esa presentación muchos años, hasta una década, si tienes la suerte de tropezarte con alguna.

Sin embargo, ten en cuenta las siguientes recomendaciones:
  • Coloca tus flores en un lugar de la casa que no sea muy húmedo.
  • No debe recibir luz solar directa, ni pueden regarse con agua.
  • Aléjalas de fuentes de agua o de aparatos que irradien calor. No las tengas cerca de sistemas de calefacción y de aire acondicionado, es lo ideal.
  • Jamás puedes llevarlas a exteriores, son de uso interno en casas u oficinas. Se deterioran rápidamente si las exponemos a condiciones climatológicas cambiantes.
  • Deben limpiarse de vez en cuando con algún spray de aire o con un secador a velocidad mínima.

También vienen en cajas y otras presentaciones espectaculares, muy populares en el Día de San Valentín.

 

Eso sí, procura hacer lo siguiente:

  • Evita que incida sobre tu rosa o flor eterna la luz solar directa que achicharre sus pétalos.
  • La humedad ambiental tampoco les sienta bien.
  • No las coloques en baños o cerca de lavabos.
  • No coloques nunca agua en el envase de cristal que las protege, si es que compraste un ejemplar en cápsula abierta.

También se preservan ramos de flores para tocados de bodas. Y es que en el mercado hay muchas versiones espectaculares para esos momentos especiales, siempre hay un ejemplar eterno a la disposición de cualquiera.

La técnica de preservación amorosa tiene un toque creativo único que satisface cualquier emoción positiva.

 

Ventajas de las flores preservadas

Aunque no son flores vivas, sí que son naturales, teniendo como una grandiosa ventaja: máxima durabilidad con bajo mantenimiento. Y es que como ya hemos explicado, no necesitan de agua ni exigen condiciones de luz natural especial, o abono y riego constantes.

Tampoco será víctima de ataques de plagas ni sufrirán enfermedades. NO atraen a los insectos de ninguna manera.

Ahorran dinero, porque solamente harás un solo gasto, a cambio de muchísimos años de hermosura.

Deja un comentario