Abeto de Vancouver: [Características, Cuidados, Siembra y Problemas]

Inicio » Abeto de Vancouver
  • Abeto de VancouverNombre científico: Abies grandis (Dougl. ex D. Don) Lindl.).
  • Nombre común: Abeto gigante, abeto de Vancouver.
  • Altura:  30 m a 80 metros.
  • Necesidad de luz: Alta, pleno sol.
  • Temperatura: -18º a 25º
  • Riego: Frecuente o escasa durante su desarrollo y riegos abundantes pero distanciados el resto de su vida.
  • Abono: No requiere, pero se puede fertilizar con abonos para árboles diluidos con el agua de riego.

El Abies grandis es mejor conocido como el abeto de Vancouver, es un árbol de la familia de las pináceas, que tiene su hábitat en Norte América y es cultivado en Europa donde es muy apreciado por su madera.

Existen dos variedades del Abeto de Vancouver: Abies grandis var. grandis y Abies grandis var. idahoensis. La primera se localiza en la Columbia Británica y también en la isla de Vancouver y la segunda en zonas ubicadas en tierra adentro.

¿Qué características tiene el abeto de Vancouver?

Qué características tiene el abeto de VancouverEl abeto es un árbol de la familia de las pináceas y conífera, posee un tronco de un tono marrón rojizo y en los ejemplares jóvenes la corteza se torna de color verde grisáceo.

Al abeto de Vancouver se le conoce como Abies grandis porque puede llegar a medir más de los 70 u 80 metros dependiendo de la región y de las condiciones climatológicas donde se ubique el cultivo.

Entre las características del abeto de Vancouver están sus hojas del tipo acícula, pequeñas, planas, rígidas y no punzantes, dispuestas en dos hileras gruesas con dos líneas blanquecinas en la parte inferior, con dos líneas azuladas.

¿Sabías qué...?
Al igual que todos los abetos, la variedad de Vancouver produce flores monoicas, es decir conos femeninos y masculinos, sobre el mismo pie. Las inflorescencias masculinas son amarillentas y contienen el polen, miden de 7-12 mm y aparecen agrupados en la parte inferior de las ramillas.

Las femeninas son erectas, tienen forma de piña o estróbilos, y miden de 10-18 cm de longitud. Las piñas del abeto de Vancouver miden unos 5 cm y se yerguen erectas sobre las ramas, agrupadas cerca de la parte superior, se producen en primavera y maduran en el otoño.

El abeto de Vancouver se desarrolla mejor en montañas rocosas entre los 200 y 2000 metros de altitud y les conviene vivir a cierta altura sobre el nivel del mar. Las zonas de montaña son favorables para el abeto de Vancouver porque se beneficia de las condiciones atmosféricas.

El abeto de Vancouver produce una madera resistente de gran valor comercial. La madera de los abetos ha sido utilizada desde tiempos muy antiguos, los griegos usaban al abeto para fabricar embarcaciones y diversos tipos de construcciones.

¿Cómo regar el abeto de Vancouver?

Cómo regar el abeto de VancouverLa planta del abeto de Vancouver no es exigente en cuanto a la cantidad de riego. Durante la siembra, el abeto de Vancouver necesita riegos cada 2 o 3 días, con agua suficiente para mantener la humedad.

A medida que se desarrolla se recomienda agregar abundante agua en riegos espaciados.

El abeto de Vancouver y en general la familia de las pináceas necesitan una alta y constante humedad del sustrato para mantenerse y desarrollarse sana y robusta.

Un riego exagerado, así como una humedad descontrolada pueden ocasionar daños muy graves al abeto de Vancouver e inclusive la pérdida total del cultivo.

¿En qué estación es mejor cultivar el abeto de Vancouver?

El abeto de Vancouver se multiplica muy bien a finales del invierno mediante esquejes o injertos de la misma planta y por semillas que deben ser estratificadas en frío a 4 °C, antes del cultivo, durante la primavera.

¿Cómo sembrar un abeto de Vancouver paso a paso?

  1. Seleccionar la semilla ya germinada y estratificada del abeto de Vancouver, o también puede ser un esqueje de 40 a 60 cms.
  2. Elegir el lugar del jardín, invernadero donde se va a sembrar al abeto de Vancouver.
  3. Escoger un envase o maceta grande y profundo con buena capacidad de drenaje, en caso de sembrarlo en interiores.
  4. Rellenar la maceta con vermiculita y turba en una proporción de 4:2, pero también puede usarse la fibra de coco que es fresca y drena bien.
  5. Agregar abundante agua para mantener la humedad del sustrato.
  6. Colocar la planta en un lugar a pleno sol, manteniendo la humedad del sustrato, sobre todo en los horarios de mayor calor.
  7. Trasplantar al abeto de Vancouver a los dos o tres años después de la siembra y directamente a su ubicación definitiva ya que es una planta muy alta y ancha.

¿Qué cuidados necesita el abeto de Vancouver?

Qué cuidados necesita el abeto de VancouverLos abetos no son exigentes con los cuidados necesarios para su cultivo, por lo tanto, la especie o variedad de abeto de Vancouver tampoco lo es.

Sin embargo, el abeto de Vancouver requiere de suelos o sustratos graníticos como calizos. Margosos, de preferencia ácidos.

Es una especie que no tolera la compactación del suelo ni las texturas arenosas, por lo que los suelos del abeto deben ser frescos, húmedos y muy profundos.

La ubicación del abeto de Vancouver debe ser a pleno sol, cuidando mucho la humedad del sustrato que es fundamental para su desarrollo. Una óptima humedad para el cultivo del abeto no debe bajar de los 1.000 mm cúbicos anuales con más de 300 mm cúbicos estivales.

El abeto de Vancouver también puede prosperar con menos humedad, en ubicaciones a la sombra o con mayor humedad relativa. Prefiere las zonas montañosas para su desarrollo, donde sabrá sacar provecho a las inclemencias del tiempo atmosférico.

La variedad del abeto de Vancouver, crece bien a una altitud entre los 200m hasta los 2.300 metros y requiere de sombra para su desarrollo en la etapa de su crecimiento.

¿Cómo y porqué podar el abeto de Vancouver?

Cómo y porqué podar al abeto de VancouverPor tratarse de una variedad arbustiva, robusta y muy alta, los expertos recomiendan no hacer podas profundas al abeto de Vancouver.

Aceptará un corte de las ramas para darle forma y favorecer el espesor a la copa para lo cual se recomienda retirar los brotes aún tiernos, reduciéndolos en 2/3.

La poda para el abeto de Vancouver se deberá realizar con instrumentos y herramientas de jardinería afiladas, desinfectadas y limpias cortando las ramificaciones y dejando una o varias yemas.

Para un mejor desarrollo, durante la primavera se deben hacer podas estructurales para el posicionamiento del tronco y ramificaciones del abeto de Vancouver.

¿Qué plagas y enfermedades afectan al abeto de Vancouver?

Qué plagas y enfermedades afectan al abeto de VancouverRecientemente, en el año 2020, una plaga de diminutos escarabajos de pino de montaña, no más grandes que un grano de arroz, arrasó con 15 años de suministros de troncos del abeto de Vancouver, en la Columbia Británica, en Alemania y en la República Checa.

Los estudios indican que los insectos aparecieron como consecuencia del cambio climático que calienta los inviernos que normalmente los mantendrían a raya.

Para terminar con esa plaga fue necesario talar con motosierras los árboles infectados, antes de cortarlos en pedazos y quemarlos completamente con combustible, para destruir cualquier posibilidad de que las larvas pudieran propagarse.

En años anteriores el escarabajo del pino formaba parte del ciclo vital y rebrote del abeto de Vancouver. Las plagas se alimentaban de árboles maduros, proporcionando combustible para los incendios forestales que luego estimularía un nuevo crecimiento.

¿Qué significado tiene el abeto de Vancouver?

Qué significado tiene el abeto de VancouverEl nombre científico del abeto de Vancouver Abies grandis, está formado por dos epítetos Abies que proviene del nombre latino “Abies alba” abeto blanco y “grandis” de la palabra “grande”.

Las yemas del abeto de Vancouver son ricas en resina, y sus esencias principales son el limoneno y el alfa pineno.

Las hojas tienen una gran cantidad de esencias, además de glucósidos y piceína.

Algunas tribus amerindias utilizaban el abeto de Vancouver por sus propiedades terapéuticas y medicinales como expectorante, bálsamo, como antiséptico, como diurético, contra la inflamación de la vejiga, el reumatismo, la cistitis y el escorbuto.

Base de datos digital

Deja un comentario