Celidonia: [Cuidados, Riego, Cultivo, Significado y Características]

Inicio » Celidonia
  • Nombre científico: Chelidonium majus.Cuál es la mejor estación para cultivar celidonias
  • Nombre común: Celidonia, Golondrinera o Hierba verrugosa.
  • Altura: 30 a 1 m.
  • Necesidad de luz: Sol, sombra o media sombra.
  • Temperatura: Resistente a las heladas y hasta -15°C.
  • Riego: Moderado.
  • Abono: Desde la primavera hasta el verano con abonos orgánicos.

Celidonia: flor especial de un profundo color amarillo

Originaria del Centro, Norte de Europa y la región del Cáucaso, se conoce desde la antigüedad en las zonas del norte de África.

Es común encontrar la Celidonia en Norteamérica, ya que fue introducida por los colonos europeos, quienes la usaban para curar las verrugas, ya en 1672.

Características de las celidonias

Cómo regar las celidoniasLa Celidonia es una planta herbácea, perenne o bianual y pertenece a la familia de las Papaveráceas, del mismo grupo que las amapolas.

Su tallo es erecto, rizomático, bifurcado con nudos engrosados y presenta vellosidades en su base.

Las hojas son alternas, compuestas de color verde limbo y el envés en tono glauco, profundamente pinnatisectas, de márgenes dentados. Las hojas superiores son sésiles y las basales cuentan con pecíolo.

Las flores son pediceladas, actinoformas, con dos sépalos caducos y cuatro pétalos en forma de cruz, de color amarillo. Florece entre mayo y octubre. El fruto es una cápsula silicua, delgada, cilíndrica y cuyo interior se reservan numerosas semillas.

Las semillas son ovoides, aplanadas de color marrón con arilo de color blanco. Este arilo sirve como alimento de las hormigas, lo que contribuye como propagación natural de la planta.

¿Sabías qué...?
La cosecha se lleva a cabo durante la floración, cuando posee los mejores componentes medicinales. Las hojas cosechadas por la mañana tienen más alcaloides que las cosechadas en horas de la tarde.

La planta entera posee un tipo de látex en su interior caracterizado por un color amarillento o anaranjado y un olor persistente. El jugo o savia de la planta posee más de 30 tipos de alcaloides de isoquinolina con efectos antisépticos, antiinflamatorios y algunos de ellos tóxicos.

De la Celidonia se aprovecha la flor, las hojas y el tallo. Con la flor se elabora una crema para los callos. Mientras que las hojas y los tallos se usan para tratar distintas dolencias como gingivitis, verrugas y herpes.

No se recomienda el consumo de la Celidonia durante un tiempo prolongado ya que podría causar irritabilidad de las mucosas, tampoco debe ser usada por niños o mujeres embarazadas.

La Celidonia no se conforma con crecer al pie de construcciones y escombros, ya que a veces alcanza lugares elevados en las grietas de muros y paredes. Sus sorprendentes técnicas de diseminación le permiten conquistar zonas donde otras hierbas no llegan a establecerse.

Cómo regar las celidonias

La Celidonia requiere riegos moderados para mantener un poco de humedad ya que no tolera la sequía. En cualquier caso, se puede regar cada 1-2 días en verano y cada 5-6 días el resto de la temporada.

Cuál es la mejor estación para cultivar celidonias

La Celidonia se puede cultivar mediante semillas o esquejes, en primavera.

Sembrar celidonias en 5 pasos

  1. Elegir las semillas, previamente germinadas.
  2. Plantar las semillas con una distancia de 40 cm entre sí.
  3. Colocar un sustrato suelto húmedo y bien nutrido de abono orgánico.
  4. Cuidar que el drenaje de la planta sea bueno.
  5. Ubicar la planta en un lugar fresco y con sombra.

Cuidados necesarios de la celidonia

Significado de la celidoniaA la Celidonia le van bien los climas fríos y húmedos. Prefiere sitios frescos y sombríos, por lo que sería un cultivo ideal en sombra o media sombra.

También pudiera crecer en lugares secos y soleados, pero el desarrollo sería un poco más lento. El suelo deberá ser húmedo o moderadamente seco, con un óptimo drenaje.

La tierra deberá ser calcárea rica en materia orgánica. Se puede multiplicar por medio de semillas, o bien, mediante división de matas. Si es por semillas, estas deberán estar en un semillero, en cama caliente en los meses de febrero a marzo para trasplantar en abril.

Otro método es dividiendo las matas, desde el rizoma de una planta adulta, de más de tres años, Para ello se toma una parte y se trasplanta.

La poda

La poda de la Celidonia se debe realizar solamente para embellecerla, ya que no requiere de una poda profunda.

Plagas y enfermedades de la celidonia

PlagaUna característica de la Celidonia es su aparente fragilidad, pues el más mínimo roce provoca la rotura de hojas y tallos.

Un rasgo que podría interpretarse como desventaja y que, sin embargo, no es más que un atípico método de defensa.

La aparente fragilidad evita en realidad la depredación de la planta, pues la más leve rotura se salda con la abundante emisión de su llamativo líquido de color amarillo que contiene propiedades tóxicas e irritantes.

El mismo color amarillo ya es una seria advertencia de peligro. Pero si el obcecado herbívoro o plaga no desiste, recibirá su merecido por contacto o ingestión.

Significado de esta planta

Cuidados necesarios de la celidoniaEl nombre de Golondrinera se lo dieron los griegos, puesto que la Celidonia nace cuando vienen las golondrinas y muere cuando estas se marchan.

Contaba Aristóteles que las golondrinas sanaban la ceguera de sus polluelos tocándoles los ojos con la Celidonia.

Civilizaciones antiguas, consideraban que la Celidonia era capaz de orientar sobre el pronóstico de los enfermos más graves.

Para ello se colocaban algunos trocitos de la planta sobre la cabeza del enfermo. Y si se ponía a cantar era señal de que iba a morir pronto. Debido al color dorado de sus flores y del látex, los alquimistas creyeron que la Celidonia era el elemento básico para obtener la piedra filosofal.

Estaban convencidos que podían obtener oro con ellas, motivo por el que llegó a denominarse Coeli Donium, es decir, “don del cielo”.

Bibliografía y referencias

  • Fragoso, R; Luisier A. (1971). Historia Natural, vida de los animales y de las plantas. Séptima Edición, Instituto Gallach de Librería y Ediciones, S.L. Barcelona-España.
  • Pippa G., Andrew, H. (2002). Plagas y Enfermedades de las plantas. Primera Edición en español. Editorial Blume. Londres, Reino Unido.
  • Enciclopedia Mis primeros conocimientos sobre Plantas, Culebras y Conservación. (1961). Edición en español por el Dr. Frank Thompson. Editorial Grolier Incorporated New York. Impreso en México.
  • Maestro F. Cristina; Ladero M., Santos, B. María T.; Alonso, B. María T; y Ladero, S. Ignacio. (2009, julio). Plantas medicinales españolas. Boletín Instituto Giennenses. No. 200. España.

Base de datos digital

Deja un comentario