Abeto de Douglas: [Características, Cuidados, Siembra y Problemas]

Inicio » Abeto de Douglas
  • Abeto de DouglasNombre científico: Pseudotsuga menziesii (Mirb. Franco).
  • Nombre común: Abeto de Douglas, pino de Oregón.
  • Altura:  20 – 90 m.
  • Necesidad de luz: Media.
  • Temperatura: 11º a 25º.
  • Riego: Cortos y frecuentes durante la siembra; abundantes y escasos en la etapa de desarrollo, sin encharcar.
  • Abono: Con fertilizantes orgánicos, que contengan minerales añadidos al agua de riego.

El abeto de Douglas, conocido por su nombre científico de Pseudotsuga menziesii (Mirb.) Franco.), es un árbol del género de las coníferas y de la familia de las pináceas. Es una variedad abundante en el oeste de Estados Unidos, Canadá y en menor escala en México y en el centro y sur de Chile.

La variedad de abeto de Douglas fue introducida en Europa desde comienzos del siglo XIX, siendo hoy en día una de las especies más productivas en ese continente, sobre todo en Francia, Italia, España, Alemania, Inglaterra, Bélgica y Holanda.

¿Qué características tiene el abeto de Douglas?

Qué características tiene el abeto de DouglasEl abeto de Douglas se caracteriza por tener una copa cónica piramidal que puede alcanzar y sobrepasar alturas más allá de los 90 m., y más de 4 metros de diámetro, dependiendo de la región, y las condiciones climatológicas de su hábitat.

Tiene un sistema radical potente, oblicuo con raíces secundarias muy desarrolladas y superficiales cuando el suelo es somero.

Posee un tronco recto que le da la elegancia y la belleza característica de los abetos, y tiene una corteza delgada de color pardo.

Las ramas del abeto de Douglas son difusas; las principales son plagiotrópicas y las de último orden son péndulas.

¿Sabías que...?
Las hojas de la planta son lineales y rectas con un tamaño entre 15 a 30 mms, poseen un surco en el haz y dos líneas estomáticas muy evidentes en su envés que se insertan en las ramillas formando un espiral.

Los brotes del abeto de Douglas poseen un tono verde-amarillo que se vuelve grisáceo con la pubescencia. El abeto de Douglas produce flores unisexuales.

Las femeninas de 3 cms de longitud con una coloración que varía del rojo al verde intenso, mientras que las masculinas con más pequeñas de 2 cms y su color va del amarillo al rojo intenso.

Los conos del abeto de Douglas son ovoideos en la madurez, colgantes, de 5 a 10 cm de longitud y tienen escamas delgadas, redondeadas, con brácteas en forma de tridente que sobresalen fuera de las escamas.

El piñón es triangular, de 6 a 8 mm, con un ala bien soldada, de color marrón por una cara y gris por la otra. Algunas variedades del abeto de Douglas son:

  • Abies douglasii var. fastigiata (Knight ex Carrière) Gordon.
  • Abies douglasii var. taxifolia Lindl.
  • Abietia douglasii var. fastigiata (Knight ex Carrière) A.H.Kent.
  • Pseudotsuga douglasii f. compacta y global Beissn.
  • Pseudotsuga taxifolia f. compacta (Beissen.) C.K.Schneid; fastigiata (Knight ex Carrière) C.K.Schneid; f. globosa (Beissen.) Schwer, y var. viridis (Schwer.) C.K.Schneid.
  • Tsuga douglasii var. fastigiata Knight y fastigiata Knight ex Carrière.

¿Cómo regar el abeto de Douglas?

Cómo regar el abeto de DouglasEl abeto de Douglas requiere una humedad constante de sus raíces y se desarrolla plenamente en un sustrato fresco y ligero.

Desde el momento de la siembra del abeto de Douglas y hasta bien avanzada la fase de establecimiento, se recomienda aportar riegos cortos y frecuentes, evitando el encharcamiento del sustrato.

En la fase de crecimiento se deben proporcionar riegos más abundantes, pero menos frecuentes; entre una y cuatro veces al mes, según el régimen pluviométrico y la forma en la que el suelo retiene el agua.

¿En qué estación es mejor cultivar el abeto de Douglas?

El abeto de Douglas se multiplica mejor en la primavera y la siembra se debe realizar durante los meses de abril y mayo mediante semillas en contenedor o a raíz desnuda.

Se recomienda cultivar las semillas del abeto de Douglas en invernaderos sobre todo en viveros ubicados en las zonas frías y de fuertes vientos.

¿Cómo sembrar un abeto de Douglas paso a paso?

  1. Seleccionar la semilla ya germinada y estratificada del abeto de Douglas.
  2. Elegir una ubicación, envase o maceta grande y profunda con buena capacidad de drenaje,
  3. Rellenar la maceta con sustrato a base de turba y vermiculita en una proporción de 8 a 2 y/o con turba, fibra de coco y vermiculita (4:4:2).
  4. Agregar abundante agua para mantener la humedad del sustrato, pero sin producir encharcamientos.
  5. Colocar la planta en un lugar a media sombra en los períodos más calurosos.
  6. Trasplantar al abeto de Douglas cada dos o tres años después de la siembra y directamente al hueco de la ubicación definitiva, para evitar el estrés en la planta.

¿Qué cuidados necesita el abeto de Douglas?

Qué cuidados necesita el abeto de DouglasEl abeto de Douglas como todas las coníferas de su género, es un árbol sin mayores exigencias para su cultivo, pero requiere de cuidados necesarios para su reproducción y desarrollo, sobre todo cuando se multiplica con fines comerciales.

Se desarrolla en altitudes de más de 2000 metros bajo condiciones especiales de sombra y de humedad.

Los suelos del abeto de Douglas tienen que ser profundos no menos de 40 cms, con una profundidad óptima de 60 cms sobre todo en climas secos, con el objetivo de garantizar una reserva mínima de agua.

Crece en suelos silíceos o calizos, aunque este último sustrato debe estar descalcificado. Con un rango de pH entre los 5 y 6. En suelos muy húmedos, el tono del abeto de Douglas más común es el pardo grisáceo muy oscuro, y en menor proporción el gris con sus combinaciones.

Al abeto de Douglas no le gustan las estaciones demasiado cálidas o muy frías y tiene cierta sensibilidad a las heladas tardías de la primavera. La ubicación de la planta debe hacerse a media luz y se adapta muy bien a plantaciones lineales en fajas con protección lateral, especialmente en climas secos y calurosos.

No tolera la compactación ni las texturas arenosas, por lo que los suelos del abeto de Douglas como el de todos los abetos, deben ser frescos, muy profundos y húmedos.

En el otoño es necesario proteger al abeto de Douglas de las temperaturas inferiores a -8º ya que de mantenerse esta temperatura por espacio de dos días o más puede afectar el sistema radicular de la planta y producir su muerte.

¿Cómo y porqué podar el abeto de Douglas?

Cómo y porqué podar el abeto de DouglasEl abeto de Douglas requiere podas estructurales para el posicionamiento del tronco y de sus ramificaciones.

Los expertos recomiendan podar al abeto antes de que aparezcan nuevos brotes cuanto se encuentra cultivado en macetas o directamente en jardines.

Para el corte de las ramas del abeto de Douglas se aconseja el uso de tijeras afiladas, desinfectadas y limpias cortando las ramificaciones y dejando una o varias yemas.

La forma y el espesor de la copa del abeto de Douglas se puede lograr cortando las puntas de los brotes aún tiernos, reduciéndolos en 2/3. Junto a la poda de la parte aérea de la planta de Douglas también se deben recortar las raíces.

¿Qué plagas y enfermedades afectan al abeto de Douglas?

Qué plagas y enfermedades afectan al abeto de DouglasEl abeto de Douglas es muy propenso al ataque de plagas y enfermedades ocasionadas por hongos cuya aparición se debe a una humedad sin control y también por el encharcamiento producido por el exceso de agua.

La planta es susceptible a la infección fúngica que le pueden ocasionar enfermedades como la roya, el tizón de las agujas, pudrición de la raíz y úlceras causadas por Grovesiella.

En su hábitat natural el abeto de Douglas suele ser atacado por pájaros, venados, alces, topos y hasta por ratones.

Los horticultores recomiendan prevenir enfermedades y plagas del abeto de Douglas sembrando materiales sanos y robustos, cultivando la planta en un lugar donde pueda recibir aire fresco y evitar podar cuando esté muy húmedo.

¿Qué significado tiene el abeto de Douglas?

Qué significado tiene el abeto de DouglasEl abeto de Douglas debe su nombre al científico, explorador y recolector botánico escocés, David Douglas quien fue el encargado de introducir en Europa las semillas de este abeto, por primera vez en el año 1827.

Las plantas de abeto de Douglas producen madera de buena calidad y son demandados como árbol para adorno en épocas de navidad gracias a la configuración de la copa y la permanencia de sus hojas, una vez cortado el ejemplar.

Precisamente, por su importancia comercial, la semilla del abeto de Douglas se colecta de forma indiscriminada ocasionando daños que disminuyen su capacidad de producción de semillas y por lo tanto la generación de nuevos abetos.

De acuerdo con estudios recientes, el abeto de Douglas es una planta que podría estar en peligro de extinción debido al cambio de uso de suelo, el sobrepastoreo, la tala clandestina, la colecta inapropiada de semilla y las plagas, entre otros.

Bibliografía

Base de datos digital

Deja un comentario