Carrasca

Inicio » Carrasca
  • Carrasca
    Hans / Pixabay

    Nombre científico: Quercus Ilex L.

  • Nombre común: carrasca, encina, chaparra, encina manchega, encina dulce, encino, sardón, mataparda.
  • Altura: 25 metros.
  • Necesidad de luz: alta.
  • Temperatura: 27º C.
  • Riego: poco.
  • Abono: no lo necesita.

La carrasca pertenece a la familia de las fagaceae. Es un árbol que mantiene una estructura de hojas perennes y que se encuentra establecido en climas mediterráneos. 

Esto quiere decir que es capaz de tolerar las sequías sin mayores problemas, así como la variación de temperaturas propia de esta zona del mundo. En España, es una especie muy popular que se distribuye en zonas amplias como las Islas Baleares.

¿Qué características tiene la carrasca?

Qué características tiene la carrasca
Fuente: JumpStory

La carrasca es un árbol por su propia naturaleza. Sin embargo, cuando se establece en espacios que podrían considerarse no ideales, se desarrolla como un arbusto. El tronco es recto, a veces se tuerce un poco y en determinados casos en que ha caído un ejemplar por acción del viento, se establece de formas muy raras.

La corteza es de color verde grisáceo, con una superficie lisa que se agrieta a medida que va envejeciendo. El color también se va tornando más oscuro. Tiene una copa que va variando en la forma a medida que el ejemplar envejece, viéndose primero ovalada y después ancha y redondeada.

Las hojas son de color verde oscuro en el haz y por el envés se vuelven más claras y con presencia de pelillos a los que se les conoce como tomento. Una condición especial de las hojas es la presencia del borde dentado, el cual aparece en la juventud y después se mantiene en las partes bajas del árbol adulto.

Las flores no tienen gran valor ornamental. En el caso de las masculinas, varían de color a lo largo de su vida, siendo primero amarillas, después naranja y culminan en marrón. Como suelen colgar en la parte baja de la copa, es una práctica común el podarlas para no alterar el valor ornamental del árbol.

En el caso de las flores femeninas, el color es amarillo con algún anaranjado que brota. Se generan de forma individual o máximo en parejas. La floración se da en primavera y tiene la propiedad de disfrutar de varios métodos de polinización.

Los frutos son el principal valor comercial de esta especie porque produce las bien cotizadas bellotas que se utilizan para la alimentación de cerdos. Son de color marrón oscuro al madurar y poseen una cúpula más clara. Eso sí, una carrasca no empieza a producir hasta pasados 15 años, aproximadamente.

¿Cómo regar la carrasca?

La única etapa en que el riego es fundamental es durante el primer año de la siembra, cuando está en pleno crecimiento. Después, la carrasca se comporta como un árbol de tipo xerófilo que puede soportar, sin apenas esfuerzo, las sequías.

¿En qué estación es mejor cultivar la carrasca?

El tiempo propicio es en primavera cuando se trabaja la multiplicación por medio de las semillas. Sin embargo, todo está en dependencia a la época de recolección de las bellotas, ya que es mejor trabajarlas frescas para asegurar que germinen bien.

Cuando las bellotas caen de forma natural y encuentran las condiciones idóneas, es capaz de multiplicar la especie sin apoyo de ningún tipo.

¿Cómo sembrar una carrasca paso a paso?

  1. Recolectar las bellotas que se utilizarán para la siembra. A diferencia de otras especies donde las semillas están contenidas dentro del fruto, en este caso las bellotas funcionan como semillas en sí mismas.
  2. Abrir un agujero en el lugar final donde se sembrará porque no es una especie que tolere bien los trasplantes. Es mejor utilizar varias bellotas por si alguna es consumida por un animal.
  3. Mantener en un espacio fresco y bajo sombra durante los primeros años de vida. Esta es una especie que se desarrolla con bastante lentitud, pero tenerla en sombra ayuda un poco con el crecimiento.

¿Qué cuidados necesita la carrasca?

Qué cuidados necesita la carrasca
Fuente: JumpStory

No es una especie exigente en materia de suelos, pudiendo adaptarse bien a casi cualquiera. También acepta la siembra cerca de la costa. Lo único que sí es importante evitar es el encharcamiento, ya que podría llevar al ejemplar a morir por pudriciones.

El abono es poco necesario porque es capaz de aprovechar los pocos o muchos nutrientes que encuentre en su entorno. En realidad se trata de un árbol noble que apenas exige cuidados para crecer grande y frondoso.

¿Cómo y por qué podar la carrasca?

Se poda con frecuencia para que logre una producción de frutos más conveniente. Este proceso, a su vez, modifica el aspecto que tiene la copa en general. Es un buen plan también para mantener al árbol libre de ramas dañadas, secas o afectadas por enfermedades.

¿Qué plagas y enfermedades afectan a la carrasca?

Qué plagas y enfermedades afectan a la carrasca
Fuente: JumpStory

Es una especie que puede llegar a sufrir el ataque de plagas y enfermedades que incluso llevan a una cantidad importante de ejemplares a la muerte. En el primer caso encontramos a la mariposa Tortrix viridana a la que declaran algunos conocedores de la materia como “su peor enemigo”.

Esta se encarga de consumir los brotes nuevos, reduciendo las posibilidades de desarrollo de los árboles cada año. Dentro de las enfermedades destaca la producida por el hongo Phytophthora Cinnamomi que pudre las raíces. También destacan la Diplodia y la Hypoxylum mediterraneum.

¿Qué significado tiene este árbol?

En la antigüedad, la carrasca era considerada como un árbol sagrado por las condiciones de imponencia y belleza que demuestra.

¿Cuáles son las especies de carrasca más famosas?

Cuáles son las especies de carrasca más famosas
Fuente: JumpStory

Posee dos especies que se distribuyen alrededor del mundo:

  • La Quercus Ilex Subsp. Ballota es menos exigente en las condiciones de vida, por lo que se puede desarrollar en casi cualquier espacio.
  • La Quercus Ilex Subsp. Ilex que prefiere climas mediterráneos más húmedos como el de Cataluña.

El cultivo de carrasca también se ha hecho valioso porque establece relaciones simbióticas con determinados hongos, incluso es posible trabajar en la producción de trufa. Esto promueve que cada vez más sea una opción interesante para cultivo en terrenos amplios.

Deja un comentario