Abeto Azul: [Características, Cuidados, Siembra y Problemas]

Inicio » Abeto azul
  • Abeto AzulNombre científico: Picea pungens.
  • Nombre común: Pícea azul del Colorado y Pícea azul.
  • Altura: 35 metros.
  • Necesidad de luz: Alta y semisombra.
  • Temperatura:  25ºC a 30ºC y soporta hasta -20ºC.
  • Riego: Abundante 3 a 4 veces por semana en verano y 1 o 2 veces a la semana el resto del año.
  • Abono: 1 vez al mes con abonos orgánicos y ecológicos como estiércol, abono verde, cáscaras de huevo.

La planta de abeto azul es una especie de las pináceas cuyo origen se ubica en las Montañas Rocosas de Norteamérica y se distribuye por las zonas templadas y frías de Asia y de Europa.

El género Picea, al que pertenece el abeto azul, contiene más de 35 variedades entre las que se destacan: Picea pungens, Picea mariana, Picea abies, Picea orientalis, Picea Rubens, Picea Koyamae.

¿Qué características tiene el abeto azul?

Qué características tiene el abeto azulLa planta de abeto azul es una conífera que posee una corteza de color marrón a gris púrpura con escamas y hojas son perennes, de un color verde azulado con destellos grisáceos que lo caracterizan.

Las hojas son también llamadas acículas que se forman en secciones cuadrangulares, de 15-30 mm de longitud, son punzantes, dispuestas en cepillo y desprenden un gran aroma cuando se frotan.

El abeto azul produce flores masculinas cuya función es la polinización y también flores femeninas, sin ningún interés ornamental. El fruto es un cono colgante, oblongo-cilíndrico, de 6-10 cm de longitud, de color verde en sus primeros años, tornándose marrón claro durante la madurez.

Como todos los abetos, el abeto azul es una variedad que posee un crecimiento lento pero muy resistente a la contaminación y a condiciones extremas ambientales.

El abeto azul, picea pungens, es muy elegante, espigado y generoso en sus ramificaciones por lo cual es muy utilizado para la ornamentación de jardines y muros vegetales de parques y ciudades.

¿Cómo regar el abeto azul?

Cómo regar el abeto azulEl abeto azul como todas las plantas de la especie pinaceae requiere de abundantes riegos, pero sin llegar a encharcar la planta.

El riego para el abeto azul va a depender de la estación del año y de la región donde se encuentre el cultivo.

En verano el abeto azul necesita un riego abundante y más frecuente, mientras que en las otras estaciones se deberá disminuir el riego.

Lo más recomendable, según los expertos, es regar el abeto azul de 3 a 4 veces por semana durante los días más calurosos del verano y luego 1 o 2 veces a la semana el resto del año.

En aquellos lugares con climas muy secos también se recomienda que, aparte de los riegos normales, se pulverice con agua fresca la corona del abeto azul.

¿En qué estación es mejor cultivar el abeto azul?

La mejor estación para cultivar el abeto azul es durante el otoño o también durante la primavera, mediante semillas que es el método más común y accesible.

¿Cómo sembrar un abeto azul?

  1. Obtener o comprar las semillas del abeto azul, cuidando de que sea la especie Picea Pungens para obtener un abeto de esta naturaleza.
  2. Seleccionar un envase, maceta o un lugar en el jardín especialmente destinado para esta planta que va a crecer muy alta y muy ancha.
  3. Rellenar el espacio (maceta o hueco) con sustrato universal o tierra arenosa y suelta con una capa de vermiculita.
  4. Colocar las semillas espaciadas, procurando que tengan suficiente espacio entre ellas para su germinación.
  5. Regar de forma abundante sin encharcar el cultivo.
  6. Ubicar a la semisombra.
  7. Luego de 30 días o quizás en la primavera se podrán observar los primeros brotes.
  8. Trasplantar en la etapa adulta o cuando se considere necesario a su lugar definitivo, pero nunca antes de los 2 años.

¿Qué cuidados necesita el abeto azul?

Qué cuidados necesita el abeto azulLa variedad de abeto azul, Picea pungens, requiere de unos cuidados específicos para su desarrollo y reproducción.

El suelo debe ser profundo, fresco, húmedo y rico en materia orgánica, aunque se puede sembrar en espacios naturales y calizos.

Una vez seleccionado el tipo de suelo, que esté en perfectas condiciones para recibir al abeto azul, es necesario dotarlo de un buen drenaje para evitar que el sistema radicular se remoje y se pudra por el estancamiento prolongado de agua.

Requiere de un buen espacio para el desarrollo de sus raíces, ya que es una planta que va a alcanzar varios metros de altura. El cultivo del abeto azul debe ser ubicado a pleno sol, aunque en los primeros años prefiere la semisombra.

Durante la primavera y sobre todo en verano, el abeto azul requiere de abonos orgánicos y ecológicos, por lo menos una vez al mes. Los expertos recomiendan el uso de abonos ecológicos como las cáscaras de huevo y plátanos, así como estiércol de animales y abono verde.

Se debe colocar una capa de abono de más o menos de cinco centímetros alrededor del abeto azul, distribuir bien y mezclar con la tierra de la superficie, y luego regar de forma abundante sin encharcar.

El abeto azul es una planta resistente a condiciones muy rigurosas como la contaminación ambiental, a las altas temperaturas y también soporta ambientes fríos de hasta -20ºC.

¿Cómo y porqué podar el abeto azul?

Qué plagas y enfermedades afectan al abeto azulPor tratarse de una planta arbustiva y de gran tamaño, el abeto azul no requiere de podas profundas, pero sí del corte de las ramas secas y cuidarla de las malas hierbas.

En su desarrollo, se recomienda una poda sanitaria de la corona del abeto azul, la cual debe realizarse a principios de la primavera o finales del otoño, cuando la planta cumpla los siete años de su cultivo.

En ese caso, se recomienda eliminar los brotes secos, ramas enfermas, rotas o que crezcan en las profundidades de la corona, aquellas que se expanden activamente eliminando la forma general de la corona o el palangre.

Después de este procedimiento, se requiere un riego abundante y el aflojamiento del suelo en la zona forestal. Las tijeras y utensilios de jardinería para la poda del abeto azul deben estar desinfectadas y afiladas, a fin de realizar cortes limpios que no dañen a la planta o le puedan transmitir enfermedades.

¿Qué plagas y enfermedades afectan al abeto azul?

Qué significado tiene el abeto azulEl abeto azul es muy resistente al ataque de plagas y enfermedades, pero es una especie muy sensible a los excesos de agua que pueden ocasionar daños producidos por hongos.

Cuando el abeto azul presenta amarillamiento de sus hojas, ralentización de su desarrollo y crecimiento, además de la aparición de moho blanco o grisáceo en el tronco se puede decir que ha sido atacado por hongos.

Lamentablemente no existen tratamientos eficaces para proteger al abeto azul de las enfermedades producidas por los hongos, ya que cuando éstas se manifiestan es posible que el abeto ya esté invadido.

Por ello es importante controlar los riegos y realizar procedimientos preventivos con funguicidas especiales para árboles verdes, por lo menos una vez al mes o cada dos meses.

¿Qué significado tiene el abeto azul?

Cómo y porqué podar el abeto azulEl abeto azul se usa cada vez más como árbol de navidad debido al color gris azulado que caracteriza sus ramas.

El nombre científico del abeto azul, Picea pungens, está formado por dos vocablos latinos: la palabra Picea (Pix) que significa brea y Pungens puntiagudo, punzante en clara referencia a la forma de sus hojas.

En la antigüedad se denominaba “Brea” a un tipo de abeto o pino que producía esa sustancia.

De las ramas, hojas y madera del abeto azul se obtiene un aceite que contiene altos niveles de alfa pineno y limoneno con un agradable aroma a pino y es muy apreciado para relajar el cuerpo y la mente.

Base de datos digital

Deja un comentario