Arce

Inicio » Arce
Arce
ilyessuti / Pixabay
  • Nombre científico: Acer Negundo L.
  • Nombre común: arce, negundo, arce negundo, arce de hojas de fresno, bordo, arce americano.
  • Altura: 25 metros.
  • Necesidad de luz: alta.
  • Temperatura: hasta -30º C
  • Riego: regular.
  • Abono: NPK equilibrado en primavera.

El árbol conocido como Arce es una especie robusta y muy llamativa para fines ornamentales. Tiene su origen en el norte de América y por sus características se ha incluido dentro de la familia de las Aceraceae.

Genera ejemplares adultos muy hermosos e imponentes que son capaces de engalanar cualquier entorno.

¿Qué características tiene el arce?

Qué características tiene el arce
DistantSpace / Pixabay

El tronco no es muy grueso, variando de entre 20 a 50 centímetros o un poco más. Incluso, es posible encontrar ejemplares en su hábitat natural con más de un tronco.

Sin embargo, esta es una madera que no tiene valor comercial pues presenta la condición de pudrirse con facilidad.

Las hojas son pinnadas, de color verde claro y se vuelven amarillas en otoño antes de caer, creando un entorno hermoso. Pueden medir hasta 25 centímetros.

En ocasiones, aparecen manchas sobre el borde de las hojas de color crema, lo cual hace que el árbol luzca todavía más llamativo. Una de las principales diferencias con otros tipos de arce es que este puede tener hasta 7 folíolos en cada hoja, mientras que los demás no superan los 3 foliolos.

En el caso de los tallos, estos crecen de color verde aunque con un detalle de tono rosado cuando están nuevos. Las flores son pequeñas y se reúnen en racimos de más de una decena, generalmente. Aparecen durante la primavera.

Los frutos son disámaras que poseen alas y que se dispersan en otoño en búsqueda de una tierra apropiada donde formar nuevos ejemplares. Aunque es característico por tener un rápido crecimiento, esta condición no le acompaña en sus años de vida porque es poco longevo.

¿Cómo regar al arce?

Cómo regar al arce
HeungSoon / Pixabay

El riego es uno de los cuidados fundamentales para que esté saludable, sobre todo en los días de verano.

Para aplicarlo hay que considerar las condiciones del suelo, así se evitará generar encharcamientos.

Lo normal es que el riego en los días más calurosos del verano sea de 3 o 4 a la semana, mientras que el resto del año irá descendiendo según lo que haga falta.

¿En qué estación es mejor cultivar el arce?

Es mejor esperar a cultivar durante la primavera por medio de semillas que se hayan estratificado, ya que este proceso previo asegura un 80% de efectividad.

También es posible trabajar con estacas, pero necesitan contar con niebla en el entorno para lograr prosperar y esta es una condición que no se tiene en todo lugar.

¿Cómo sembrar un arce paso a paso?

  1. Estratificar las semillas que se hayan seleccionado para trabajar. Este proceso debe hacerse con una temperatura de 4º C por un período de 3 meses. Cuando el árbol está en su hábitat natural, el propio entorno se encarga de hacerlo.
  2. Disponer de un recipiente para usar como semillero.
  3. Esparcir las semillas en un sustrato que esté previamente humedecido. Lo mejor es utilizar sustrato universal o turba.
  4. Colocar en un lugar iluminado y a temperatura ambiente que esté en el exterior.
  5. Regar diariamente con poca agua para mantener el entorno húmedo y apropiado para el proceso de germinación.
  6. Trasplantar cuando la plántula recién nacida ya tenga las condiciones de la raíz adecuadas. Es posible tenerla primero en una maceta y cuando esté más firme llevar al lugar final.

¿Qué cuidados necesita el arce?

Qué cuidados necesita el arce
siebeckdotcom / Pixabay

Necesita de un suelo de contextura arenosa, con facilidad para drenar el líquido, aunque es capaz de tolerar encharcamientos en algunos momentos.

Tiene raíces que se distribuyen bajo tierra, pero que no son muy dañinas, por lo que se puede sembrar de forma aislada o en conjunto con otros árboles.

Hace falta que esté bien abonado para mantenerse sano y soportar los cambios climáticos y posibles ataques de plagas o enfermedades. No hay que ocuparse mucho en esta materia porque con una dosis de fertilizante NPK equilibrado en primavera será más que suficiente.

¿Cómo y por qué podar el arce?

Cómo y por qué podar el arce
cocoparisienne / Pixabay

La poda forma parte de sus cuidados más relevantes porque será la acción que permitirá el nacimiento de nuevas ramas más fuertes.

Esto, a su vez, permitirá que las hojas se formen con un tamaño grande y más vistoso para la decoración del entorno.

Lo ideal es que la poda se aplique cada dos años a finales del invierno, cuando ya no existan riesgos de heladas. Hay que cuidar las heridas para evitar que se alojen hongos que puedan acabar con la vida del árbol.

¿Qué plagas y enfermedades afectan al arce?

Qué plagas y enfermedades afectan al arce
Websi / Pixabay

La principal enfermedad que sufre el arce se denomina “caries del tronco” y se produce a propósito del ingreso de un hongo a la parte interna del árbol por medio de una herida.

Normalmente, el arce es capaz de sanar con rapidez las heridas pequeñas, pero las grandes le cuestan un poco más y pueden ser críticas si no se atienden bien.

También es posible que surjan problemas a propósito de cortes sobre la corteza por factores medioambientales, como la caída de granizo.

En estos casos, es posible que penetre el hongo Nectria Cinnabarina, el cual genera chancros. Para combatirlo hace falta cortar y quemar las partes afectadas.

Las plagas también podrían hacer de las suyas en el acer negundo, sobre todo las cochinillas porque disponen de mucha savia. Algunos ataques de orugas se han documentado también.

¿Qué significado tiene este árbol?

El acer negundo debe su nombre al hecho de que así llamaban los romanos a los arces (en el caso del primer vocablo acer). Negundo proviene de las lenguas indias y era un vocablo utilizado para referirse a las hojas de una planta que se conoce como nurgundi y cuyas hojas son muy similares.

¿Cuáles son las especies de arce más famosas?

Cuáles son las especies de arce más famosas
JACLOU-DL / Pixabay

El acer negundo forma parte de una familia más amplia de arces, por lo que no hay especies famosas aparte de él mismo.

Es un árbol de buenas características para tener en grandes ciudades porque resiste muy bien la contaminación. Además, ninguna de sus partes es tóxica.

No hay que confundir con otros árboles de nombres semejantes como el arce rojo, el arce japonés o el arce palmatum.

Deja un comentario