Árbol del Alcanfor

Inicio » Árbol del Alcanfor
Árbol del Alcanfor
Hans / Pixabay
  • Nombre científico: Cinnamomum Camphora (L.) Siebold
  • Nombre común: árbol del alcanfor, alcanforero, alcanfor.
  • Altura: hasta 15 metros.
  • Necesidad de luz: media o alta.
  • Temperatura: 20 º C
  • Riego: moderado.
  • Abono: orgánicos en primavera y verano.

El árbol del alcanfor es una especie de tipo perenne que puede crecer, en dependencia a la zona donde esté sembrado, entre 5 y 15 metros de altura. Pertenece a la familia de las Lauraceae y tiene su origen en las zonas orientales del mundo, específicamente en Taiwán, Malasia, Japón y Asia Menor.

Es un árbol que se utiliza, sobre todo, para fines ornamentales, producir sombra y también para trabajar su madera, ya que tiene buenas propiedades. Además, del proceso de destilación de la madera se obtiene el conocido alcanfor que tiene tantos usos para la vida humana en temas médicos.

¿Qué características tiene el árbol del alcanfor?

Qué características tiene el árbol del alcanfor
Hans / Pixabay

El árbol del alcanfor presenta un carácter imponente que se evidencia por la copa enorme y globosa que se eleva desde su tallo. 

Esta suele ser densa y puede ocupar hasta 7 metros de diámetro, por lo que genera una sombra excepcional ideal para los días de verano.

Las hojas son de color verde claro que se tornan brillantes cuando el sol choca encima de ellas. Algunas hojas cambian de color al rojo cuando llega el otoño, lo que le hace ser muy llamativo.

No obstante, no es un árbol que suele perder sus hojas en invierno a menos que esté sometido a temperaturas muy bajas.  Genera flores, pero estas no sobresalen ni en torno a su color, ni por aroma, por lo que no suele elegirse para sembrar por este motivo. Son de color blanco amarillento.

En cuanto al fruto, es una baya pequeña, esférica, de color rojo mientras se encuentra adherida al árbol y se torna negra cuando alcanza la madurez.

¿Cómo regar el árbol del alcanfor?

Cómo regar el árbol del alcanfor
Hans / Pixabay

El árbol debe recibir un riego moderado en la mayor parte el año, desde primavera hasta el otoño.

Cuando se llega el verano, será posible aumentar esta cantidad de riegos si la planta lo requiere. Lo ideal es notar las condiciones del terreno de su alrededor.

Para evitar inconvenientes, es necesario advertir que no sean más de 3 riegos a la semana, ya que si el terreno no filtra bien el líquido, pueden generarse pudriciones.

La forma de regarlo es con un sistema localizado, apuntando directo a la base del árbol y asegurando que este riego sea profundo, proporcionándolo con lentitud.

¿En qué estación es mejor cultivar el árbol del alcanfor?

La mejor época es durante la primavera, después de recolectar los frutos y que estos maduren, ya que tienen muy poco tiempo de poder germinativo. Si se va a sembrar en una zona con heladas, será mejor tenerlo en contenedor y trasplantar apenas sea posible, mientras esté joven.

En torno a esto último hay que tener mucho cuidado, ya que tiene raíces muy delicadas que se quiebran con facilidad.

¿Cómo sembrar un árbol del alcanfor paso a paso?

  1. Recolectar los frutos desde los cuales se obtendrán las semillas.
  2. Limpiar los restos de pulpa de las semillas con agua corriente.
  3. Sembrar de inmediato en un semillero con sustrato universal, dejando una fina capa de sustrato sobre ellas. Un dato importante de esta especie es que sus semillas tienen un período germinativo que dura poco tiempo.
  4. Regar con suficiente agua para que alcance la semilla y se hidrate.
  5. Pulverizar cada día para que se mantenga la hidratación del sustrato.
  6. Trasplantar al lugar definitivo cuando las raíces empiecen a asomar en la parte baja del contenedor.
  7. Abonar durante el proceso de crecimiento 2 veces en verano y 2 veces más en primavera con materia orgánica.

¿Qué cuidados necesita el árbol del alcanfor?

Qué cuidados necesita el árbol del alcanfor
Hans / Pixabay

Es un árbol que prefiere las temperaturas cálidas, por lo que es mejor sembrarlo en zonas donde estará protegido del frío.

En algunos casos se suele sembrar como cortavientos, pero es importante que las ráfagas no sean excesivamente fuertes porque podría no tolerarlos.

De hecho, las ramas más altas de la copa pueden tener una estructura que se quiebre con facilidad.

No es muy exigente en torno a las características del suelo: acepta pH variados, contextura arenosa, de preferencia húmedos y con cierto nivel de fertilidad.

El proceso de abonado debe ser hecho con materia orgánica, ocupando entre la primavera y el verano según se necesite. Por ejemplo, con estiércol fermentado.

¿Cómo y por qué podar el árbol del alcanfor?

Cómo y por qué podar el árbol del alcanfor
Hans / Pixabay

Se recomienda la poda del árbol del alcanfor cada año a finales del invierno, enfocándose en retirar aquellas ramas que estén secas o afectadas.

Incluso cuando alguna esté creciendo en demasía, es aconsejable cortarlas un poco para mantener la estructura apropiada.

Cuando alcanza la etapa adulta, este proceso puede ejecutarse solo cuando se considere obligatorio. De lo contrario, ya tendrá la estructura formada y no hará falta.

¿Qué plagas y enfermedades afectan al árbol del alcanfor?

Qué plagas y enfermedades afectan al árbol del alcanfor
Illuvis / Pixabay

El árbol del alcanfor es muy útil en jardinería porque tiene la capacidad de alejar a animales de distintos tipos. Por ejemplo, insectos y polillas.

De hecho, el olor a alcanfor que desprende puede causar daños a los pájaros si lo absorben en demasía, por lo que no es común verlos posar en sus ramas.

Las enfermedades son infrecuentes y pueden producirse por malas prácticas en sus cuidados. Por ejemplo, con la generación de charcos en su base.

¿Qué significado tiene este árbol?

Para los habitantes de China, el árbol del alcanfor ha sido denominado como “el árbol de la vida”.

¿Cuáles son las especies del árbol del alcanfor más famosas?

Cuáles son las especies del árbol del alcanfor más famosas
Hans / Pixabay

El árbol del alcanfor se siembra como especie única, aunque tiene algunas formas variables de llamarlo por sinonimia según la zona en que se encuentre.

Ya que tiene características muy peculiares, sobre todo en lo que respecta al propio alcanfor que produce, es un árbol importante para el mundo.

Su siembra puede responder a factores ornamentales o productivos, según sea el objetivo final del cultivador. En ambos casos es valioso tenerlo.

Deja un comentario