Abeto del Pirineo: [Características, Cuidados, Siembra y Problemas]

Inicio » Abeto del Pirineo
  • Abeto del PirineoNombre científico: Abies alba Mill.
  • Nombre común: Abeto común, abeto blanco, abeto del Pirineo.
  • Altura:  30 – 60 m.
  • Necesidad de luz: Alta y/o media sombra.
  • Temperatura: 4º a 25º
  • Riego: Frecuentes y abundantes sin encharcar en los primeros años y riegos menos frecuentes durante el resto de su vida.
  • Abono: Mediante el agua de riego con fertilizantes que contengan minerales.

El abeto del Pirineo guarda mucha semejanza con su pariente el abeto, Abies Alba, es un árbol de la familia de las pináceas, perennifolio y siempre verde con elegantes ramas y una suave fragancia que emana de su corteza y sus hojas.

Se encuentra distribuido por toda la cadena montañosa que abarca y separa la península Ibérica del resto de Europa, se extiende por más de 430 km entre España y Francia y se alza por sobre los 3.400 m de altura.

¿Qué características tiene el abeto del Pirineo?

Qué características tiene el abeto del PirineoUna de las características del abeto del Pirineo es la elegante forma cónica, estrecha, recogida y piramidal que le confiere un aspecto muy estilizado cuando las condiciones le son favorables.

Es arbustivo, perennifolio con un tronco recto y columnar con una corteza de color ceniza a blanquecina, lisa y con vesículas resinosas; que se oscurece y se resquebraja a medida que los ejemplares se hacen adultos.

Tiene ramillas que pueden ser densamente recubiertas de pelos de color rojizo que diferencian al abeto del Pirineo de su primo el abeto pinsapo que las tiene lampiñas.

¿Sabías que...?
Las hojas del abeto del Pirineo, de un color siempre verde muy oscuro brillante, tienen punta roma, son recias, flexibles y pueden llegar a medir 2,5 cm de longitud. Se disponen en dos filas surcadas por el haz y con dos bandas blancas en el envés.

Las inflorescencias del abeto del Pirineo son monoicas porque producen conos femeninos y masculinos, florece durante la primavera y las piñas maduran en el otoño.

Los amentos o conos masculinos contienen el polen y son pequeños, globosos, y amarillos mientras que los femeninos son más grandes y tienen la tendencia de aparecer vueltos hacia arriba.

Los frutos del abeto del Pirineo también llamados piñas, miden unos 5 cms, tienen forma cilíndrica alargadas y se yerguen erectas sobre las ramas, agrupadas cerca de la parte superior.

Las plantas de abeto en general y el abeto del Pirineo en particular producen una madera resistente de gran valor comercial. El abeto del Pirineo también es muy apreciado a nivel ornamental en jardinería y paisajismo.

¿Cómo regar el abeto del Pirineo?

Qué significado tiene el abeto del PirineoEl riego para el abeto del Pirineo debe ser abundante y se recomienda regar 1 o 2 veces a la semana, cuando está en proceso de desarrollo y luego cada 3 días de forma abundante.

Los abetos requieren de aire fresco para poder absorber el agua y desarrollarse correctamente.

El abeto del Pirineo también necesita una humedad constante y controlada del sustrato para garantizar su buen desarrollo y crecimiento.

¿En qué estación es mejor cultivar el abeto del Pirineo?

La estación más recomendada para cultivar el abeto del Pirineo es a finales del invierno mediante semillas que deben ser estratificadas en frío a -4 °C.

¿Cómo sembrar un abeto del Pirineo paso a paso?

  1. Adquirir o comprar semillas ya germinadas del abeto del Pirineo que estén sanas para la siembra.
  2. Seleccionar un lugar en el jardín, o una maceta grande y profunda que tenga buenas condiciones para drenar el exceso de agua.
  3. Rellenar con sustrato ligeramente ácido y fresco. También se puede usar fibra de coco o turba y vermiculita.
  4. Agregar abundante agua para mantener la humedad del sustrato.
  5. Colocar la planta en un lugar a media sombra en los períodos más calurosos.
  6. Trasplantar al abeto del Pirineo cada dos o tres años después de la siembra y directamente al hueco de la ubicación definitiva que tendrá la planta.

¿Qué cuidados necesita el abeto del Pirineo?

Qué cuidados necesita el abeto del PirineoLos cuidados necesarios para el desarrollo y crecimiento del abeto del Pirineo corresponden a los mismos que exigen todas las plantas del género de los abetos.

Es una planta que no tolera la compactación ni las texturas arenosas, por lo que los suelos para el cultivo del abeto del Pirineo deben ser frescos, profundos y muy húmedos, sin importar el pH del sustrato.

El abeto del Pirineo es muy exigente con la humedad y poco tolerante a las altas temperaturas-

La humedad óptima para el abeto del Pirineo debe estar entre los 1.000 mm anuales con más de 300 mm estivales, pero puede cultivarse con menos humedad en posiciones de umbría o con mayor humedad relativa.

El abeto del Pirineo no se lleva bien con los fríos intensos, ni la contaminación de polvo y gases tóxicos de las grandes ciudades.

¿Cómo y porqué podar el abeto del Pirineo?

Cómo y porqué podar el abeto del PirineoLas plantas de abeto del Pirineo no necesitan ser podadas y es mejor no realizar cortes indiscriminados que puedan dañar al cultivo.

Cuando los abetos se cultivan en macetas de jardín, los expertos recomiendan recortar las ramas del abeto del Pirineo para retirar las hojas y ramas secas y darle forma, antes de que aparezcan nuevos brotes

Para podar las ramas del abeto del Pirineo se recomienda el uso de tijeras afiladas, desinfectadas y limpias cortando las ramificaciones y dejando una o varias yemas.

¿Qué plagas y enfermedades afectan al abeto del Pirineo?

Qué plagas y enfermedades afectan al abeto del PirineoEl abeto del Pirineo es muy resistente al ataque de plagas y enfermedades, pero existen hongos ocasionados por el exceso de humedad que pueden ocasionar graves daños a la planta e inclusive arrasar con el bosque.

Entre las enfermedades que puede padecer el abeto del Pirineo se encuentra la podredumbre de la raíz y del tallo, el tizón de las agujas, lesiones de las agujas, roya y úlceras causadas por el hongo denominado Grovesiella.

Los insectos como los áfidos de las coníferas, el pulgón lanígero, el mosquito de las agujas, los ácaros y el gorgojo de la raíz, atacan al abeto del Pirineo. Las condiciones climáticas extremas como la sequía, los veranos muy calientes también ocasionan daños al abeto del Pirineo.

Cuando están enfermos, los abetos del Pirineo pueden presentar defoliación, clorosis, producción de piñas, nido de cigüeña, retención de acículas, y recubrimiento de líquenes.

¿Qué significado tiene el abeto del Pirineo?

Cómo regar el abeto del PirineoEl abeto del Pirineo es un árbol cuyas ramas siempre están muy verdes, olorosas y tupidas. Del abeto del Pirineo se extrae la mejor esencia de trementina, guayacol, creosota y terpina, utilizada para la elaboración de barnices.

La madera del abeto del Pirineo es muy valorada y apta para una gran variedad de usos como material de construcción y en la fabricación de partes de instrumentos musicales como cajas de violines, pianos, tapas superiores de guitarras y órganos.

Las yemas de este abeto también han sido utilizadas a nivel terapéutico popular contra la tos y el catarro en infusiones. Existe un hermoso cuento para niños titulado: “El abeto del Pirineo” que recoge una leyenda sobre el árbol.

Comenzando el invierno y al principio de todos los tiempos en el majestuoso Valle de Pineta, en el Pirineo Aragonés y al pie del monte perdido, las aves comenzaron a emigrar en busca de tierras más cálidas.

Un ave de la manada tenía un ala herida, apenas si saltaba de rama en rama y corría el riesgo de morir de frío y solo, por lo que pidió alojamiento al cedro blanco, luego al roble y al sauce, pero los famosos y grandes árboles no le dieron cobijo.

Llegó por fin al abeto del Pirineo quien gustosamente le dio a escoger la rama más frondosa, caliente y olorosa para que el pajarito se mantuviera a salvo durante el invierno.

Las heladas llegaron acompañadas por fuertes y escarchados vientos que acabaron con todas las hojas del roble, del sauce y el del cedro blanco, pero protegieron al generoso abeto del Pirineo.

Por eso, se dice que el abeto del Pirineo siempre está verde y protegido de las grandes heladas y los fuertes inviernos y es el árbol de navidad que adorna todos los hogares. Estudios recientes han demostrado que la diversidad genética de los abetos del Pirineo mejora su respuesta al cambio climático.

Bibliografía

  • Gutiérrez Adela, Pino, abeto, pinabete, cedro. Reproducido de: http://alcoy.san.gva.es › Pinaceae › Pino-pinaceae. Material en PDF.
  • Santamaria, L y Landgren, C. Identificación y Manejo de Enfermedades, Plagas y Otros Problemas en Árboles de Navidad: Universidad de Oregón. Abril 2014. Material en PDF.

Base de datos digital

Deja un comentario