Acacia de Constantinopla: [Características, Cuidados, Siembra y Problemas]

Inicio » Acacia de Constantinopla
Acacia de Constantinopla
Fuente: https://live.staticflickr.com/4531/38448530296_0978c4e3c1_b.jpg
  • Nombre científico: Albizia julibrissin Durazz.
  • Nombre común: Acacia de Persia, Acacia persa, acacia taperera, acacia de Constantinopla, árbol de seda.
  • Altura:  8-15 metros
  • Necesidad de luz: Alta.
  • Temperatura: Tiene una tolerancia de hasta -15ºC.
  • Riego: Por goteo.
  • Abono: 1 vez al año con una dosis de estiércol sin nitrógeno para apoyar su crecimiento.

La acacia de Constantinopla es una variedad arbustiva, de la familia de las fabáceas, cuyo origen se ubica al Sureste y Este de Asia, extendiéndose también a lo largo del Este de Irán, llegando hasta los países de China, Japón y Corea.

A mediados del siglo XVIII, la acacia de Constantinopla hace su arribo a Europa y se traslada desde allí hacia otros continentes. En España se encuentra desde Gerona hasta Cádiz y se le conoce con su nombre científico de Albizia Julibrissin.

También tiene presencia en Estados Unidos donde el cultivo de la acacia de Constantinopla es masivo en varias de ciudades como Nueva Jersey; Illinois; Nueva York; Connecticut; Misuri, y Texas.

¿Qué características tiene la acacia de Constantinopla?

Qué características tiene la acacia de Constantinopla
Fuente: https://live.staticflickr.com/7332/28320660255_1c8a7a58a9_b.jpg

La acacia de Constantinopla es un árbol que se caracteriza por tener un floreado muy hermoso y, a diferencia del resto de las acacias a las que se le parece muy poco, tiene un tronco más fino y es de estatura mediana.

La planta es caducifolia, es decir que sus ramas se quedan desnudas durante las temporadas más frías del invierno o también en ambientes de climas templados.

Posee una copa bastante ancha y abierta hacia los lados. La corteza de su tallo es gris oscuro durante su juventud y se va tornando verdoso con rayas verticales, con la madurez.

Las hojas de la acacia de Constantinopla, son estípulas caducas, bipinnadas, más pequeñas que sus folíolos y miden entre 20 a 45 centímetros de largo, y 12 a 25 centímetros de ancho.

El follaje de la planta es amplio de color verde claro, y con la llegada del invierno, sus ramas se quedan sin hojas, y solo se observan unas vainas en forma aplanada que se mantienen a la espera de que surjan las hermosas flores.

¿Sabías que...?
Las inflorescencias se presentan como cabezas globosas dispuestas en panículas terminales de flores, que se insertan en un receptáculo sub esférico, con cáliz tubular pubescente y corola también pubescente.

Las flores de la acacia de Constantinopla son una especie de plumeros, con un hermoso tono de color rosado claro y muy perfumadas que surgen a finales de la primavera.

El fruto es una legumbre glabra, comprimida, plana que cuelga de las ramas de la acacia de Constantinopla, de color verde cuando están iniciando y al madurar pasan a un tono pardo.

Las semillas que surgen del fruto maduro, que ha sido lanzado fuera del del árbol, miden de 10 a 20 cms, son aplanadas, de forma ovoidal y presentan un tono marrón oscuro.

El crecimiento de la planta es de tiempo intermedio y su ciclo de vida no es muy extenso, aunque es muy apreciada debido a su copa aparasolada que proporciona buena sombra.

A la acacia de Constantinopla le gusta la libertad y suele crecer mejor de manera silvestre en especial en llanuras de climas secos, tierras con grandes latitudes y hasta en los valles arenosos.

¿Cómo regar la acacia de Constantinopla?

Cómo regar la acacia de ConstantinoplaEl riego de la acacia de Constantinopla debe ser frecuente para evitar la resequedad en sus raíces, sobre todo en la época de verano y durante los primeros años hasta que su sistema radicular se establezca.

Es una planta que no soporta el exceso de humedad, por lo que se recomienda regar mediante el sistema de goteo.

En caso de que la planta sufra el exceso de agua se deberá trasplantar inmediatamente y corregir el error, removiendo bien el sustrato. La calidad y la cantidad de agua para el consumo de la acacia de Constantinopla debe ser bien controlada porque un exceso puede perjudicar la salud de la planta.

¿En qué estación es mejor cultivar la acacia de Constantinopla?

Se reproduce por semillas o esquejes de la misma planta sembrados durante la primavera. En caso de cultivarse mediante semillas es necesario hacer un procedimiento de choque térmico (colocar las semillas en agua hirviendo por unos segundos y luego dejarlas en agua normal por 24 horas).

De esta manera, estarán listas para la siembra. Si se trata de sembrarlas por esquejes se deberá cortar una porción de 1,5 cms de la acacia de Constantinopla y sembrarlo durante la primavera.

¿Cómo sembrar una acacia de Constantinopla?

  1. Seleccionar las semillas de la acacia de Constantinopla, previamente preparadas para su siembra y/o un esqueje de una planta que esté sano y robusto.
  2. Elegir un semillero o envase para colocar las semillas donde se sembrarán una o dos semillas por cada envase o una maceta grande para el esqueje.
  3. Rellenar con sustrato universal, humus, arena y colocar piedra caliza para el drenaje.
  4. Regar de forma abundante el día de la siembra y luego mantener las raíces húmedas, sin encharcar.
  5. Elegir una ubicación a pleno sol y en las tardes colocarlas a media sombra.
  6. Trasplantar a una maceta más grande cuando las plántulas estén fuertes.

¿Qué cuidados necesita la acacia de Constantinopla?

La acacia de Constantinopla es una variedad que no requiere de grandes cuidados para su cultivo y reproducción:

  1. Tiene preferencia por los suelos bien drenados, con cualquier tipo de pH.
  2. Requiere de una ubicación a cielos abiertos, en el jardín o en una terraza siempre y cuando estén a pleno sol.
  3. Es una variedad que se desarrolla bien bajo temperaturas medianamente frías o de clima templado, siendo la acacia de Constantinopla la más resistente a las heladas hasta de -15º C.
  4. Es muy exigente con la humedad de sus raíces y la frescura del sustrato, pero hay que cuidarla de los excesos de agua.
  5. La acacia de Constantinopla es muy resistente a la contaminación y polución de las grandes ciudades.

¿Cómo y porqué podar la acacia de Constantinopla?

Cómo y porqué podar la acacia de Constantinopla
Fuente: https://www.publicdomainpictures.net/pictures/390000/nahled/image-16145892133fy.jpg

La poda no es estrictamente necesaria en el caso de la acacia de Constantinopla.

Los expertos recomiendan cortar un poco sus ramas para darle forma y extraer las ramas y hojas dañadas y secas para darle un mejor aspecto.

La poda de la acacia de Constantinopla se debe hacer antes de la floración, sobre todo en los primeros años de crecimiento para apoyar el desarrollo de la planta.

Los implementos de jardinería para podar la planta deben estar esterilizados, afilados y limpios con el objetivo de prevenir la proliferación y transmisión de enfermedades.

¿Qué plagas y enfermedades afectan a la acacia de Constantinopla?

Qué plagas y enfermedades afectan a la acacia de ConstantinoplaLa acacia de Constantinopla no suele sufrir por el ataque de plagas y enfermedades.

Sin embargo, el exceso de humedad producida por los riegos descontrolados puede hacerla susceptible a la embestida de un insecto conocido como Psilla que utiliza a la planta para invernar en ella.

El insecto absorbe la savia de la acacia de Constantinopla generando la defoliación y contaminando el follaje. Ante la presencia de este insecto se recomienda desinfectar la planta con químicos que contengan ácidos grasos, y posteriormente con insecticidas.

También la cochinilla puede afectar a la acacia de Constantinopla clavando su pico chupador sobre hojas, tallos y frutos y sacando su savia. En ese caso se debe usar una mezcla de agua con jabón biodegradable (lavavajillas) y limpiar bien la planta.

¿Qué significado tiene la acacia de Constantinopla?

Qué significado tiene la acacia de ConstantinoplaEl nombre científico de la acacia proviene del griego “akakia” y que quiere decir acacia y se denomina Constantinopla por la región de origen de la planta.

Gracias a sus múltiples propiedades, la acacia de Constantinopla fue utilizada por los persas para realizar remedios caseros para tratar diversas enfermedades, lo que representó un gran descubrimiento para la época.

La acacia de Constantinopla, es la especie más cultivada y difundida de las plantas del género Albizia y en la actualidad es muy usada para adornar jardines o parques, con la intención de dar sombra.

Base de datos digital

Deja un comentario