Diente de León: [Cuidados, Riego, Cultivo, Significado y Características]

Inicio » Diente de León
  • Nombre científico: Taraxacum officinale.Significado del diente de león
  • Nombre común: Diente de León, Amargón, Achicoria y Meacanas.
  • Altura: 15 a 30 cm.
  • Necesidad de luz: Pleno sol y media sombra.
  • Temperatura: 10°C a 25°C.
  • Riego: 2 a 3 veces por semana.
  • Abono: Antes de la plantación con compost orgánico, rico en humus.

Diente de león: un gran ayudante para la salud

Cómo regar un diente de leónEste género se encuentra distribuido en zonas templadas por todo el hemisferio norte siendo muy común en Europa.

También, se encuentra en algunas zonas de América central y América del sur, Australia y Nueva Zelanda.

Según figura en el borrador de “Flora Ibérica”, consta de aproximadamente 2500 especies distribuidas en casi cincuenta secciones, de las cuales 15 están representadas en la Península Ibérica”.

El Diente de León tiene gran uso como planta medicinal, a pesar que hace unos pocos siglos era considerada como una hierba mala que debía ser erradicada de las zonas de cultivo y jardines.

Características del diente de león

Cuidados necesarios del diente de leónEl Diente de León pertenece a la familia de las asteráceas, de tipo perenne, que posee una larga raíz primaria y una roseta basal.

Sus hojas son alternas con forma de lanza y una nervadura central. No tienen peciolo diferenciado y son radicales, es decir, que nacen casi desde la raíz de la planta.

Presentan forma triangular y bordes dentados y algunas veces estas hojas muestran abundantes vellosidades. El tallo es corto y hueco, pero su inflorescencia puede aparecer en la punta de un alargado entrenudo denominado escapo floral.

¿Sabías qué...?
Sus flores son hermafroditas y de color amarillo. Aparecen desde el inicio de la primavera hasta el final del verano. La inflorescencia presenta pedúnculos huecos que al romperse arrojan un jugo lechoso, de sabor amargo.

Cada flor termina en cinco dientes pequeños, que le dan su nombre a esta planta. Su fruto es hueco y contiene una sola semilla en su interior. Tiene una especie de pico largo en un extremo y largos pelos largos plumosos en su superficie.

El conjunto de flor y fruto con estos pelos plumosos que hacen llamativa a la planta, por lo que también es buscada como planta decorativa. Además, es una planta melífera, y en muchas regiones se recomienda no cortarla porque es el primer alimento de las abejas al llegar la primavera.

El Diente de León es considerado una fuente increíble de nutrientes, incluyendo la vitamina C, potasio, calcio, magnesio, hierro, fósforo, riboflavina, tiamina, betacaroteno, fibra, entre otros. Incluso, se afirma que es la planta más nutritiva en comparación con la mayoría de frutas y verduras.

Cómo regar un diente de león

El riego de la planta de Diente de León va a depender de las necesidades medicinales para las que se siembra la planta.

Sin embargo, se recomienda regar una o dos veces por semana, especialmente en las estaciones secas, para que la planta pueda desarrollarse y crecer sana.

Cuál es la mejor estación para cultivarlo

La planta del Diente de León se puede cultivar en otoño o en los inicios de la primavera, mediante semillas.

Sembrar un diente de león en 5 pasos

  1. Preparar un poco de tierra con compost rico en humus y fresco.
  2. Arrojar algunas semillas, a la tierra preparada, cada 15 cm en líneas con separación de 30 cm y a unos 2 o 3 mm de profundidad.
  3. Regar y mantener la humedad.
  4. Colocar la planta a pleno sol o media sombra.
  5. Esperar a que aparezca la planta y de allí comenzar a regar cada dos o tres días.

Cuidados necesarios

Características del diente de leónEl Diente de León debe estar en climas más bien frescos o templados, aunque se adapta con facilidad a la mayoría de climas del norte.

A pesar de esto, la planta necesita la luz del sol para desarrollarse. Requiere suelos fértiles, de buen drenaje y moderado contenido de humedad.

Algunos especialistas y jardineros no recomiendan abonar el Diente de León. Sin embargo, el abono y el riego van a depender del tipo y necesidad para las que se siembra la planta. Pero siempre es necesario evitar los químicos y usar compost natural para evitar problemas de salud al ingerirla.

Aunque se pueden sembrar en jardines, se recomienda cultivar la planta de Diente de León en un terreno extenso, directamente en la tierra y dejando un espacio entre una y otra para que crezcan fuertes.

Suele florecer durante casi todo el año y la recolección se lleva a cabo durante la primavera, cuando se deben recoger las hojas, esperar a que se sequen y después guardarlas en saquitos de tela. Las raíces se recogen a finales de verano o principios de otoño y se guardan en un recipiente.

Es importante evitar que las flores se transformen en semillas para prevenir su crecimiento descontrolado, lo cual puede ocasionar que algunas veces esta planta se convierta en una maleza nociva.

La poda del diente de león

Es necesario retirar la maleza que se presenten alrededor del Diente de León con el objetivo de brindar buenas y mejores condiciones a la planta para que pueda desarrollarse bien.

Plagas y enfermedades

OrugaLa planta del Diente de León es susceptible al Oidio, hongo que puede afectar la planta si se siembra en zonas muy sombreadas.

Si aparece este hongo, también llamado cenicilla, se deben cortar al ras las hojas afectadas.

Entre las plagas que atacan al Diente de León se encuentran: la oruga de la Mariposa (helipalus humuli), se alimenta de la planta dañando el pecíolo y las raíces. Y los Nemátodos, que se alimentan de las raíces.

El uso excesivo de abono provoca daños en sus hojas. Si esto ocurre, debe suspenderse el abonado por un buen tiempo.

Significado de esta planta

Cuál es la mejor estación para cultivarloEl Diente de León es muy popular en la medicina alternativa y todas sus partes (tallo, raíz, flores y hojas) se usan en infusiones, solas o combinadas con otras hierbas medicinales.

Entre las principales usos y cualidades del Diente de León están: tónico amargo, purificador del hígado, laxante suave, para las malas digestiones y ayuda cuando la función hepática es débil.

No se debe utilizar durante el embarazo y lactancia ya que no hay datos suficientes de la seguridad de su empleo en estos casos.

Bibliografía y referencias

  • Carretero, Maria Emilia. Plantas medicinales en el tratamiento de alteraciones hepatobiliares. Diente de León. PDF.
  • Fragoso, R; Lussier A. (1971). Historia Natural, vida de los animales y de las plantas. Séptima Edición, Instituto Gallach de Librería y Ediciones, S.L. Barcelona-España.
  • Maestro F. Cristina; Ladero M., Santos, B. María T.; Alonso, B. María T; y Ladero, S. Ignacio. (2009, julio). Plantas medicinales españolas. Boletín Instituto Giennenses. No. 200. España.

Base de datos digital

Deja un comentario