Mammillarias: [Características, Riego, Cultivo, Cuidados, Plagas y Enfermedades]

Inicio » Mammillarias
  • MammillariasNombre científico: Mammillaria.
  • Nombre común: cactus Mammillaria.
  • Origen: México.
  • Altura: 40-60 cm.
  • Necesidad de luz: pleno sol.
  • Temperatura: 23-25ºC.
  • Riego: primavera, verano y otoño.
  • Abono: fertilizante mineral para cactus.

Características de las mammillarias

Características de las mammillariasLa Mammillaria, de la familia Cactaceae, originaria de México (la hallamos también en Estados Unidos, Sudamérica, Centroamérica e islas del Caribe), es una planta suculenta del desierto adaptada a condiciones imposibles, como un sol inclemente en el día y un frío intenso o heladas, en las noches.

Esa supervivencia, que otras plantas nunca conseguirían, la logra gracias a sus tallos que reservan agua, debido a sus espinas.

Su sonoro nombre, Mammillaria, tiene su origen en una voz latina que quiere decir mamma, en alusión a los tubérculos que recubren la anatomía de la planta.

El género mammillaria agrupa a 350 especies, algunas de las cuales son mammillaria biznaga, nivosa, vetula, hahniana, backebergiana, parkinsonii, bombycina, compressa, crinita, discolor, etc.

Son plantas pequeñas de crecimiento rápido que parecen motas de algodón por su tallo globoso o cilíndrico semejando almohadas, y las encontramos en México, el suroeste de Estados Unidos, islas del Caribe y regiones costeras de Venezuela.

¿Sabías qué...?
Las flores aparecen en verano, se disponen en forma de corona sobre la planta, y son el mejor ejemplo de que los cactus pueden ser ornamentales y  no, como muchos creen, solo pencas verdes llenas de espinas sin valor alguno.

Por el contrario, la mammillaria es un cactus de adorno muy curioso de florecillas de colores blanco, rosa, rojo y amarillo, con pencas gruesas, fibrosas y cilíndricas, sin ramas, con tubérculos que simulan estrellas y flores de verano.

Por eso podemos ponerlos en macetas y jardineras para terrazas, patios o interiores, aunque con el tiempo es preferible plantarlos en rocallas o taludes porque a medida que envejecen tienden a tener un porte rastrero.

Sus frutos son diminutos, de colores verde, blanco y rojo, especie de bayas globulares con semillas negras o marrones cerca de las flores. Son plantas de fácil cultivo que podemos tener en macetas con fines decorativos en espacios reducidos donde llamarán la atención por sus exiguos tamaños, de 40 a 60 centímetros.

Es uno de los cactus que traen beneficios a la salud, porque su jugo lechoso es usado para cicatrizar heridas, y una de sus especies, la myrtillocactus geometrizans, es muy solicitada para tratar las úlceras; además, los frutos de la mammillaria son muy degustados en algunas regiones.

Cómo regar las mammillarias

Cómo regar las mammillariasRiego regular en primavera, verano y otoño, cuando se haya secado el sustrato por completo, y reducir los riesgos a mediados de otoño y suspenderlos en invierno.

Regar con agua de chorro a temperatura ambiente, sin cloro, una vez a la semana, mientras dure la sequía, y dos veces al mes el resto del año.

Es vital impedir el encharcamiento, así que la maceta donde se encuentre debe contar con buen desagüe, para evitar el pudrimiento de las raíces y en consecuencia la muerte de la planta.

En qué estación es mejor cultivar mammillarias

Es ideal plantarla en primavera.

Sembrar una mammillaria en 5 pasos

  1. Retirar las pequeñas pencas laterales de la mammillaria, para sembrarlas.
  2. Colocar las pencas 24 horas en un área sombría para que cicatricen.
  3. Las raíces tardarán 5-10 días en aparecer, por lo que se fijarán con rapidez a la superficie.
  4. Las semillas del interior de los frutos también son buenas para multiplicar la planta.
  5. Las sembraremos en vasijas con el mismo sustrato de la planta madre y cuando enraícen las pasaremos al terreno final.

Cuidados necesarios de la mammillaria

Son muy nobles, resistentes y muy decorativos, pero ameritan algunos cuidados

Iluminación

Cuidados necesarios de la mammillaria - IluminaciónComo cactus del desierto, la mammillaria es una planta de luz directa o de  semisombra donde recibe sol a primeras y últimas horas del día, especialmente para los cactus blancos.

Al mediodía debemos colocarla a salvo de la luz brillante. Con la falta de luz sus plumas espinosas se tornan raras y se afean los tallos.

En tiempos oscuros, la iluminaremos con lámparas durante 10 horas cuando menos. En caso de vivir en una región donde no haya abundante sol debemos colocar el cactus en las ventanas o en áreas de ambiente natural.

Temperatura

Es una planta de climas cálidos donde se desarrolla perfectamente, soporta temperaturas de 30ºC, pero sus parámetros óptimos están entre 23-25ºC, y aguanta heladas de -5ºC. En invierno es procedente mantener la planta en un período fresco de descanso de 10-12ºC.

Humedad

Cuidados necesarios de la mammillaria - HumedadEn el exterior, las raíces de la mammillaria son superficiales pero poderosas, una especie de mezcla de varillas que tienen un cono corto y ancho en su parte central, del cual salen raíces laterales gruesas y largas y el tallo adaptado para almacenar y retener la humedad. 

En interior, la planta tolera con estoicismo el aire seco de apartamentos urbanos, incluso en temporada de calefacción.

No debemos rociarla porque las gotas de agua sobre el cactus logran un efecto contraproducente al pegar las setas largas y densas a las feas, lo que le da una insana apariencia cuando se seca.

Suelo

Cuidados necesarios de la mammillaria - SueloEs una planta que disfruta con sustratos calcáreos de sueltos poco nutritivos.

Debemos buscar un sustrato comercial para cactus y suculentas, aumentándole la proporción de arena y tierra, con huevo molido, para aportarle calcio.

Es mejor plantar en tazones pequeños más anchos que altos, formando en el fondo una capa de drenaje, y, después, rociar por encima con guijarros fríos.

Abono

Además del sustrato comercial, abonaremos con fertilizante mineral para cactus dos veces: a mediados de la primavera y comienzos del verano, cuando la planta esté en pleno crecimiento. No hacerlo en invierno. También, para facilitar el desagüe, podríamos abonar con turba negra o arena de río.

Trasplante

Cuidados necesarios de la mammillaria - TrasplanteEl trasplante lo haremos cuando las semillas enraícen, trasladando la planta  del tiesto a su destino final, con mucho cuidado, para no dañar las raíces.

Asimismo, debemos poner atención al crecimiento de la planta, porque si se torna lento, significa que la maceta donde se encuentra le ha quedado pequeña y las raíces comienzan a brotar a través de los agujeros del drenaje.

Por ello, es imperativo trasplantarla de inmediato.

La poda

La mammillaria no necesita poda alguna. Solo hay que estar pendiente de sus raíces, pues si se ven dañadas, blancas o grises, será necesario eliminarlas con una tijera limpia.

Plagas y enfermedades de la mammillaria

Los cactus sufren poco ataques de hongos y plagas, y en caso de que ocurra, es recomendable aplicar con un rociador alcohol isopropílico que podemos conseguir en cualquier farmacia.

Deja un comentario