Malvas: [Características, Riego, Cultivo, Cuidados, Plagas y Enfermedades]

Inicio » Malvas
  • MalvasNombre científico: Malva sylvestris.
  • Nombre común: Malva común. 
  • Origen: Europa.
  • Altura: 30-80 cm.
  • Necesidad de luz: requiere pleno sol.
  • Temperatura: clima templado, templado-cálido y de montaña.
  • Riego: moderado, tolera la época de sequía. 
  • Abono: rico en materia orgánica.

Características de las malvas

Características de las malvasPerteneciente a la familia de las Malváceas, la Malva común forma parte de las herbáceas perennes anuales o bianuales, originarias de la región europea, tienen gran presencia a lo largo de toda la península ibérica.

Aunque, no prospera ni en el norte de Rusia, ni en Islandia y la región escandinava.

También, ha logrado desarrollarse muy bien en el Asia occidental y el norte del continente africano. Pero también son muy comunes las Malvas silvestres en Argentina, Uruguay y Chile, al sur de América Latina.

Crece en terrenos soleados y secos, en sembradíos y orillas de caminos, así como en herbazales y riberas. Es más, puede desarrollarse en las inmediaciones de crías de ganado y donde haya animales domésticos, porque buscará a toda costa beneficiarse de las bondades del nitrógeno que pueda recibir de los excrementos de estos animales.

Son muy conocidas gracias a las fabulosas propiedades medicinales de sus coloridas flores, colocadas en un tallo erguido que soporta gran contenido benéfico en los principios activos de sus partes aéreas. 

Sus hojas son alternas y pecioladas o en forma de corazón, con presencia de unos 5-7 lóbulos en forma de ondas y algunos pelos dispersos en las nervaduras del haz. 

¿Sabías qué...?
Se caracteriza por tener una floración prolongada, tanto en primavera como en verano, cuando aparece una flor rosa-violácea muy llamativa con una corola de 5 pétalos, provista de venas rojizas que se disponen en fascículos axilares.

Pero hay especies que producen hermosas flores amarillas, blancas y rosas. Al anochecer estas partes de la Malva se cierran y también lo hacen cuando reina el mal tiempo, a fin de proteger su polen.

Posee un fruto que se presenta encapsulado, parecido a una nuez. Es seco y tiene varios mericarpos o gajos similares a los de la mandarina, que cuando maduran se separan, los cuales poseen dentro muchas semillas amontonadas, con un tono marrón o verde parduzco al llegar a la edad madura.

Por lo general, su tamaño promedio oscila entre los 30 a 80 cm, con una apariencia bastante erguida, pero con numerosas ramas. Hay variedades que pueden alcanzar hasta los 2 metros de altura.

Características de las malvas -Sus hojas y flores son usadas en distintos bebedizos, porque como la planta es rica en mucílagos, taninos, malvina y vitaminas A, B1, B2 y C.

Tiene propiedades extraordinarias de tipo antiinflamatorio, laxante, cicatrizante y emoliente, por lo que se utiliza para aliviar irritaciones diversas.

También se usa externamente aplicada como cataplasma o compresas para mitigar irritaciones en la piel, controlar el acné, eccemas y atacar inflamaciones derivadas de la aparición de dolorosos furúnculos. 

Incluso es eficaz para hacer gárgaras tras preparar una infusión concentrada, para calmar dolencias de origen bucal y dolores de garganta. El té de Malva es grandioso para calmar los problemas respiratorios, porque es un excelente antitusígeno y expectorante.

Por eso se usa en personas asmáticas, o que tengan faringitis, bronquitis y tos seca. Antiguamente, se usaban sus tallos y hojas en la preparación de ensaladas Hoy día también se usan sus bondades culinarias en la preparación de platos ligeros, mezclada con otros vegetales.

Cómo regar las malvas

Cómo regar las malvasEl riego siempre debe ser moderado y solamente debe administrarse en caso de que el sustrato o suelo se haya secado por completo.

Es decir, cuando se presente una sequía derivada de un verano intenso. El momento de mayor riego debe ser cuando se practica un trasplante.

De resto, no hay que estar pendiente de andar echándole agua a cada rato, solamente debe hacerse cuando el sustrato se seca totalmente, ya que el encharcamiento es intolerable para esta especie.

En qué estación es mejor cultivar malvas

La primavera es ideal para sembrar y multiplicar esta hermosa planta silvestre por esquejes o mediante semillas, que son tan poderosas que conservan su capacidad germinativa durante tres años, siempre que se manejen en forma adecuada.

Si las semillas se manipulan en vivero, pueden ser sembradas al finalizar el invierno.

Sembrar una malva en 5 pasos

Sembrar una malva en 5 pasosCuando se siembra con fines comerciales, esta planta puede alcanzar una densidad de hasta 50.000 mil ejemplares por cada hectárea. Por eso se la considera en algunas regiones como una agresiva invasora.

Como su semilla es pequeña, de 1000:4 a 5 gr, entonces es recomendable plantarla primero en un vivero antes de llevar al lugar descampado definitivo.

Aunque también se reproduce directamente la semilla en un suelo rico en nutrientes, especialmente en aquellos ligeros ricos en nitrógeno. 

  1. Lo primero es preparar un semillero de varias divisiones con tierra suelta, húmeda y rica en nutrientes.
  2. Toma las semillas y llévalas al semillero, tras cavar un agujero a una profundidad estimada en el doble del tamaño de la semilla. Entiérrala con suavidad y tapa con el sustrato.
  3. Rellena con una capa fina de más tierra abonada que debe espolvorearse con encima, hasta sellar el agujero con sumo cuidado, evitando hundirla demasiado.
  4. Regar y poner en un lugar donde reciban un buen baño solar diario. Cuando las plántulas alcancen buen tamaño, entonces debes sacarlas de cada semillero y llevarlas al sitio definitivo, donde  exista buena iluminación natural,  lugar que también ha de estar previamente preparado con tierra abonada, rica en materia orgánica, preferiblemente humus de lombriz.
  5. Riega generosamente, sin encharcar el suelo y dentro de pocas semanas tendrás un ejemplar saludable, de unos 80 cm de estatura en condiciones ornamentales.

También se reproduce por esquejes, a finales de invierno o comienzos de la primavera.

Cuidados necesarios de la malva

Cuidados necesarios de la malvaEs una planta muy resistente, que en condiciones silvestres se adapta prácticamente a todo.

Pero igualmente amerita de algunos cuidados mínimos para mantenerse siempre florecida y saludable.

Dado el gran poder germinativo de sus semillas, el cual se mantiene intacto alrededor de 3 años, es conveniente usar las semillas de la cosecha del año previo, cuando se desee multiplicarla en jardín, vivero o maceta.

Son pequeñas sus semillas, por lo que darán excelentes resultados si se mantienen en un vivero antes de su trasplante definitivo a una maceta o al suelo del jardín. 

Iluminación

Requiere, en condiciones naturales, mucha luz solar. Le encanta, porque estimula su rápido desarrollo y abundante floraciónUna ubicación a pleno sol, por tanto, es clave para que crezca saludable.

Temperatura

La Malva común se desarrolla a plenitud en climas templados, templados-cálidos y de montaña.

Suelo

Cuidados necesarios de la malva - SueloSe adapta fácilmente a prácticamente todos los tipos de suelos. Tan elevada es su capacidad de soportar cualquier sustrato que se puede emplear para colonizar suelos pobres en nutrientes.

Sin embargo, conseguirá su máximo esplendor si el sustrato donde crece es de tipo ligero, bien drenado y consistencia media.

Un suelo arenoso le vendrá muy bien, siempre que se haya combinado previamente con una buena dosis de materia orgánica. Además, es preciso garantizar que el suelo siempre se encuentre libre de maleza que pueda robarle agua y nutrientes.

Abono

Debe ser rico en nutrientes, en materia orgánica. Un buen abono orgánico formado por humus de lombriz será un tremendo regalo para cualquier especie de malva. Hay que fertilizar en primavera y hasta que finalice el verano.

Trasplante

Cuidados necesarios de la malva - TrasplanteSolamente se recomienda el trasplante cuando se lleve a un jardín o sitio abierto bien iluminado, después de que las plántulas se han desarrollado tras la germinación de sus semillas en vivero.

Otra opción que puede presentarse para realizar un trasplante, es cuando se tienen en una maceta que le ha quedado pequeña.

Para ello, hay que extraer la planta del envase original donde ha crecido, cuidando mucho el sistema de raíces.

Después se coloca en el medio de la nueva maceta, se rellena con sustrato y se riega copiosamente, con bastante generosidad, antes de llevarla a un sitio de excelente iluminación solar. También puede llevarse a un sector del jardín con gran luz solar, donde el sustrato sea suelto.

La poda

No necesita grandes podas, pero cuando crece en forma descontrolada hay que hacerlo, retirando las ramas desordenadas.

Plagas y enfermedades de la malva

Plagas y enfermedades de la malva - CaracolesAunque en términos generales suele ser una especie bastante resistente, no está exenta de recibir ataques de indeseados bichos.

Destacan los caracoles, fieros devoradores de hojas que pueden acabar con el follaje de la Malva. 

Hay que combatirlos con ayuda de un cebo especial para caracoles que puede meterse  dentro de un hoyo cercano a la planta afectada.

También suele recibir la visita indeseada de hongos, donde prevalece el Puccinia malvarum, capaz de ocasionar grandes deformaciones en las hojas de la planta enferma. Este hongo suele atacar las partes aéreas, formando chichones o protuberancias duras marrones.

También reciben el ataque de gorgojos, mosquitos verdes y arañas rojas, para lo cual es preciso aplicar tratamientos preventivos que comiencen en primavera y se prolonguen hasta finales del verano.

Deja un comentario