Maíz: [Características, Riego, Cultivo, Cuidados, Plagas y Enfermedades]

Inicio » Maíz
  • MaízNombre científico: voz taína mahís, que significa “lo que sustenta la vida”.
  • Nombre común: maíz.
  • Origen: América latina. Nació en los Valles de Tehuacán (Puebla) y Oaxaca, México. 
  • Altura: Mínima: 1-1,5 mts.  Media: 22,5 mts. Máxima: 5 mts.
  • Necesidad de luz: abundante, necesita mucha luz natural.
  • Temperatura: 15-20ºC o un poco más. 
  • Riego: abundante, una vez por semana, pide alrededor de 2,5 cm de agua.
  • Abono: usar compost muy descompuesto.

Características del maíz

Características del maízEl maíz es un cultivo de gran importancia para muchos pueblos de la región sudamericana, donde se siembra desde hace más de 4.000 años para garantizar el alimento no solo de personas sino también de animales.

A nivel mundial, junto al trigo y el arroz, se lo considera como uno de los cereales más importantes en la dieta de los seres humanos, ya que es tan generoso que se convierte en una materia prima de primer orden para producir aceites, almidón, bebidas alcohólicas e inclusive combustible.

En Europa fue introducido en el siglo XVII, a consecuencia de la conquista sobre los pueblos Mesoamericanos, por comerciantes y exploradores ávidos de riqueza, quienes llevaron también el maíz a muchos países, donde se ha adaptado a climas diversos.

Actualmente, más del 40% del cultivo de maíz se concentra en el continente americano, donde se le rinde culto desde tiempos inmemoriales y se le ha asociado en algunas culturas indígenas con el origen del hombre. En el hemisferio norte se siembra ente abril a mayo y se cosecha entre septiembre a octubre.

Y en el hemisferio sur del planeta, se planta desde septiembre a enero de cada año, y se cosecha entre marzo a agosto. Su cultivo se caracteriza por ocupar grandes extensiones de suelos muy fértiles, donde tolera ser rotado o alternado con otras especies, como por ejemplo, la soja.

¿Sabías qué...?
Otras asociaciones favorables son calabacines, lentejas, pepinos, melones, calabazas, tomates y sandías. Pero al mismo tiempo, es un cultivo exigente, por lo que después de cultivarse en un terreno determinado, hay que esperar unos 4 años para reusar el mismo suelo.

Y es clave saber que cuando ya se han formado las espigas, entonces se requerirá mucha más agua y humedad. El factor clima es determinante en los cultivos comerciales de maíz. Donde mejor prospera es justamente en climas templados, donde suelen recolectarse más de una zafra.

Caso contrario ocurre en los climas fríos, porque el grano no logra desarrollarse, no madura por completo. También es útil conocer que esta planta gramínea anual cuenta con un grandioso crecimiento vegetativo. Su tallo es nudoso y robusto, del cual sobresalen alrededor de entre 15-20 hojas muy alargadas y donde sobresalen las espigas o mazorcas.

Características del maíz -Cada mazorca se compone de una especie de tronco u olote recubierto de hileras de muchos granos amarillos, que son la parte comestible, muy nutritiva. Tiene flores femeninas y masculinas.

En la actualidad, se conocen muchas especies de maíz. Nada más en la localidad de Oaxaca, en México, se han identificado 35 especies distintas.

El maíz dulce, de grandioso valor comercial, se cosecha cuando sus granos adquieren un tono muy intenso de color amarillo, pero siempre debe evitarse que se pongan muy duros. 

Puede ser usado como alimento para gallinas y otras especies animales, pero también se puede producir sémola si se muele su grano en un molino. En las huertas familiares, el maíz dulce es muy común. Tiene un agradable sabor dulce que produce su grano dorado.

Y otro dato curioso es que más del 50% del maíz recolectado se convierte en azúcar en apenas unas 24 horas después, por lo que es muy conveniente su consumo inmediato o preservación adecuada.

Cómo regar el maíz

Cómo regar el maízUna condición previa indispensable a la siembra, es la realización de un riego intenso que garantice un suelo húmedo que favorecerá una excelente germinación

Si bien es cierto que la tierra debe estar lo más seca posible en la fase de cultivo, hay que regar una vez por semana de manera abundante, calculada en alrededor de 2,5 cm semanales.

La falta de agua perjudica la proliferación de su fruto, el grano, el cual tiende a escasear dentro de la mazorca cuando no recibe suficiente. La técnica de riego por goteo es ideal para cultivos extensos, porque siempre ayuda a la conservación de un terreno húmedo.

No es aconsejable tampoco regar desde arriba con ayuda de una manguera a presión, porque con toda seguridad se eliminará el polen del maíz, que viaja por acción del viento con la expresa misión de multiplicarse. Otro dato clave en el riego es que jamás debe mojarse el tallo, porque atrae a las plagas.

En qué estación es mejor cultivar maíz

La siembra del maíz se hace de forma directa en el suelo, nunca en macetas o semilleros previos a un trasplante. La mejor época para cultivarlo arranca en abril y finaliza a principios de junio de cada año.

Sembrar maíz en 5 pasos

Lo primero que debe saberse, es que existen algunos requisitos previos a la plantación por semilla del maíz.

Preparación de las semillas

Sembrar maíz en 5 pasos - Preparación de las semillasDeben adquirirse en lugares especializados, semillas de maíz dulce o tierno. Y la calidad se puede verificar de la siguiente manera:

Se emplea un germinador que debe ser colocado en un sitio muy iluminado, pero que reciba indirectamente los rayos solares.

Colocar unas 10 semillas en el germinador, procurando que no queden tan cercanas entre sí. Echa agua en cantidades similares cada dos días, a fin de mantener el mismo nivel de humedad. O usa una sola vez un papel húmedo que le pondrás encima.

Después todo debe guardarse dentro de una bolsa con cierre hermético. Al cabo de unos 10 días verificar cuantas semillas germinaron, las cuales individualmente tienen un porcentaje de un 10% La sumatoria de estos, indica cual es la tasa probable de éxito del lote de semillas adquirido.

La siembra por semillas

Existe una técnica de siembra directa de la semilla en el suelo, conocida popularmente como “a golpes”, donde se realiza la multiplicación de esta especie tan apreciada desde tiempos inmemoriales. 

  1. Se comienza con la apertura de hoyos de unos 3cm que sirven como receptáculos de unas 2-3 semillas por cada uno.
  2. La siembra se realiza con apoyo en la formación de hileras, o bloques, donde se deja un aproximado de 35 cm de separación entre cada planta. Y es que siempre debe dejarse un espacio prudencial entre cada planta de maíz, a fin de impedir la ocurrencia de una polinización cruzada.
  3. Coloca algunas guías para que los primeros brotes se vean obligados a crecer en forma vertical y de esa forma se evita que la planta se quiebre o se rompa por acción del viento.
  4. Regar por abajo, no de forma aérea, porque se atrofia la polinización. Hay que garantizar que el terreno esté siempre húmedo. Más aun en cultivos comerciales.
  5. En una semana las semillas fuertes germinarán y lo primero que se asoma es un cotiledón que alimentara la plántula al comienzo, hasta que van apareciendo sus hojas.

Cuando la planta tiene 5 cm de altura, llega el momento de clarearse, es decir, que debemos dejar solamente un ejemplar por cada hoyo.

En semillero

También puede realizarse la misma operación en un semillero, aunque es más complicado hacerlo, porque después debe ser trasplantada cada unidad. 

  1. Tomar varias semillas y plantarlas a unos 5 cm de profundidad, haciendo un cuadrado en el espacio disponible en la maceta, a fin de proveerles de una buena separación entre semillas, evitando sembrarlas al borde, en la orilla.
  2. Llevar el semillero a un lugar soleado y regar en forma constante, evitando que el suelo se seque.
  3. Cuando la plántula alcance alrededor de unos 10-15 cms entonces ha llegado el momento de hacer un trasplante a su sitio definitivo de desarrollo.
  4. Abre surcos en tu huerta o jardín de unos 80 cms de separación entre cada uno y a 35 cm de distancia entre cada plántula. Esto permite alcanzar unas 5 plantas por cada metro.
  5. Es ideal colocar una malla sobre cada plántula, los primeros días de crecimiento, para apoyarlas en su proceso de adaptación. 

Cuidados necesarios del maíz

Existen una serie de condiciones previas para cultivar maíz, tanto en plantaciones de uso comercial como en granjas o huertas familiares. Veamos cuáles son.

Iluminación

Es un cultivo que pide bastante sol, mucha iluminación natural en un sitio abierto para que su crecimiento sea óptimo y saludable.

Temperatura

Cuidados necesarios del maíz - TemperaturaUn factor decisivo para el éxito de la cosecha es contar con una humedad en el suelo elevada.

Por lo que la labranza del mismo debe ser = 0 y se debe ejecutar una paraquiat de acción rápida, para lograr controlar con suma eficiencia la proliferación de malas hierbas.

Del mismo modo, el maíz es muy sensible a las bajas temperaturas invernales y no soporta las heladas. Si se cultiva en zonas frías, la temperatura ha de aumentarse con ayuda de un plástico negro que cubra el suelo y que cuente con agujeros por donde sobresalga cada planta.

Asimismo, la temperatura ideal para que germine oscila entre 15-20ºC, durante un lapso de tres días seguidos, a fin de que las semillas “peguen”, germinen. Con ello, además, se evita que se pudran o que queden a merced de hongos y bichos.

La temperatura debe medirse tres veces al día: 7:00 a.m., 14: 00 p.m y 18:00 p.m.

Suelo

Cuidados necesarios del maíz - SueloEs un tipo de cultivo que necesita ser plantado en terrenos profundos, muy fértiles y aireados. Los que son planos, de tipo intermedio son los más recomendados.

En términos generales, puede adaptarse a diversos tipos de suelos, salvo los arcillosos, porque retienen demasiada humedad.

Prefiere también suelos ricos en nitrógeno y que estén muy bien abonados con mucha materia orgánica. El pH idóneo ronda los 7,0 a 8,5.

Abono

Cuidados necesarios del maíz - AbonoSe debe fertilizar cuando los primeros brotes aparecen, pero no debe hacerse en exceso porque se pueden atraer diversos tipos de plagas.

Necesita un excelente aporte de nutrientes, a través de una tierra muy bien abonada, rica en humus. No tolera el uso de estiércol fresco.

Por norma, el abono del suelo debe hacerse unas 4 semanas previas a la plantación, a fin de que se mezcle muy bien con la tierra. Y después regar de manera copiosa, para que la germinación sea rápida y exitosa.

Trasplante

Se puede hacer un trasplante después de que prosperan las primeras plántulas se alzan unos 15 cm en el semillero, cuidando mucho de no estropearlas porque son sensibles. Pero en realidad lo más recomendable es hacer la siembra en suelo definitivo.

La poda

La podaLo más importante es que deberás dejar por cada hoyo una sola planta, la más saludable, una vez que han superado los 5 cm de altura, unas pocas semanas después de la germinación.

Más que una poda, lo asertivo es eliminar siempre, de manera constante toda la maleza o hierba mala que crezca en la plantación, a fin de evitar la competencia por luz, agua y nutrientes.

Una forma de controlar la proliferación de malas hierbas es con la ayuda de un plástico acolchado que se instale en el suelo, porque de esta forma también se mantiene una temperatura y humedad constante.

Y si la planta se tiene en una maceta, no es lógico dejarla crecer más allá de 2 metros, porque se quebrará. Hay que cortarla a esa altura. El momento en que deja de crecer, se identifica porque desarrolla una borla o barba seca, un penacho de pelos marrones suaves que crecen en la parte superior de la mazorca. 

Eso indica que ya sus frutos están maduros, unos 60 a 80 días después de la siembra aunque los tiempos varían de acuerdo al tipo de maíz que se haya escogido.

Plagas y enfermedades del maíz

Plagas y enfermedades del maíz - ChinchesEs siempre muy oportuno revisar las plantas cada dos semanas, a fin de identificar anomalías. 

Los ataques de aves y roedores hambrientos pueden ser fatales, pero es recomendable alejarlos con apoyo en una malla protectora que los mantenga a raya.

Aunque también suele usarse uno o más espantapájaros ubicados estratégicamente. Otras amenazas son protagonizadas por chinches, pulgones y trips. Una forma de alejar cualquier bicho es sembrando romero y menta en las cercanías del cultivo del maíz. 

Deja un comentario