Madroños: [Características, Riego, Cultivo, Cuidados, Plagas y Enfermedades]

Inicio » Madroños
  • MadroñosNombre científico: Arbustus unedo.
  • Nombre común: Madroño, Madroñera, Alborocera, Borto, Borrachín. 
  • Origen: zona mediterránea europea.
  • Altura: 4-5 metros, como mínimo, en condiciones ornamentales
  • Necesidad de luz: abundante.
  • Temperatura: soporta hasta -1ºC.
  • Riego: moderado a escaso.
  • Abono: orgánico, rico en nutrientes.

Características de los madroños

Características de los madroñosEl Madroño es un árbol que se ha extendido popularmente en muchísimos parques y jardines como pieza ornamental de gran valía, porque su porte cerrado, de gran verdor, se prolonga durante todo el año.

Esto le ha permitido llegar a muchos países del continente europeo, especialmente la franja irlandesa, así como América central, parte de Sudamérica y otros lugares del territorio africano. 

Pertenece a la familia de las ericáceas y prolifera en las regiones mediterráneas europeas, alcanzando en su máximo esplendor unos 10 metros en condiciones naturales, exhibiendo una copa prominente, ancha y redondeada.

Pero en la edad juvenil su aspecto es más bien de un arbusto que tiene ramificaciones que comienzan en la base hasta llegar a varios metros de altura. También gusta mucho vivir en bosques con barrancos mixtos y en desfiladeros fluviales. 

Tiene como característica excepcional un tronco rojizo cubierto de especies de escamas grisáceas y sus hojas, de un hermoso tono verde mate en el haz y verde brillante en el envés, no sucumben ante la llegada del otoño y el invierno.

¿Sabías qué...?
Sus hermosas flores van desde el blanco hasta el rosa, con forma de campanas pequeñas muy llamativas. Aparecen justamente en el otoño y se disponen a lo largo de todo el follaje como ramilletes en campanas colgantes.

Por eso se emplea inclusive con fines ornamentales, siendo ideal tenerlo como ejemplar aislado sobre el césped, en un lugar del jardín de la casa que haga esquina, bien sea plantado directamente sobre el suelo, o en maceta.

Sus bayas o frutos al comienzo son de un tono amarillo-naranja que después se vuelven rojos, cuando ya alcanzan la madurez, al cabo de un año. Se recolectan entre octubre a diciembre, época donde resulta placentero cocinar su pulpa jugosa de color naranja intenso.

Características de los madroños -¡El contraste del rojo vivo con el verde será sencillamente espectacular en tu jardín! Úsalo con confianza para formar setos, cierres o barreras vegetales, en lugares amplios o en borduras.

Y es que se trata de una especie idónea también para plantaciones donde se den buenos paisajismos, así como en taludes o terrenos irregulares rocosos y en jardinería de estilo natural, rústico.

Las azaleas son compañeras ideales, así como rododendros, porque combinan espectacularmente. Además del regalazo visual, los frutos del Madroño se emplean exitosamente en confitería y en la obtención de ciertos licores.

Por eso se le llama también Borrachín, ya que si la fruta está muy madura la concentración de alcohol es altísima. Tan grande es su capacidad de concentrar alcohol que algunos animales salvajes del bosque que consumen su baya, llegan a embriagarse.

Y aunque no tienen un gran sabor sí posee, adicionalmente, propiedades antinflamatorias, antirreumáticas e incluso es un potente diurético.

Cómo regar los madroños

Cómo regar los madroñosAl comienzo de su vida, el riego frecuente es indispensable para que crezca, pero cuando alcanza su plenitud debe disminuirse la cantidad de agua.

Una a dos veces por semana será más que suficiente el riego. No necesita gran cantidad de agua para mantenerse saludable.

Y es que el Madroño es tan fuerte que puede soportar períodos de sequía, manteniendo su follaje intacto.

En qué estación es mejor cultivar madroños

Es conveniente plantar el árbol de Madroño en primavera, o también cuando la época de heladas haya cesado, debido a que su sensibilidad a los cambios ambientales es elevada.

Sembrar un madroño en 5 pasos

Una forma de multiplicar el Madroño es a través de la plantación de sus semillas. Pero este método es de lentos resultados. También se reproduce por esqueje o acodo y por injerto.

Por semilla

La siembra por semillas es delicada, poco efectiva, porque en primer lugar son necesarios varios meses de refrigeración de las mismas, y hay que tener en cuenta que esta especie se estresa mucho cuando es trasplantada, por lo que el éxito de la plantación no se asegura por este método.

Para plantar un pequeño arbolito, se deben seguir los siguientes pasos:

  1. Escoger una zona del jardín con buena luz natural, liberarla de maleza y cualquier resto vegetal.
  2. Proceder a cavar un hoyo profundo, que duplique el tamaño de la planta, para que consiga un terreno suelto y rico en materia orgánica. 
  3. Mezclar la tierra con un abono de compost bastante descompuesto, fibra de coco y humus de lombriz para enriquecerlo.
  4. Acto seguido, se planta el arbolito, cuidando que el cepellón no se maltrate al rellenar y compactar después el terreno circundante con ayuda de las manos.
  5. Regar de manera copiosa, hasta lograr que el terreno esté húmedo, no encharcado.

Cuidados necesarios del madroño

El Madroño es una especie muy noble, robusta, que no amerita mayores cuidados y reporta grandes beneficios. Pero hay una serie de recomendaciones de fácil cumplimiento que no deben ser obviadas, especialmente si somos principiantes.

Iluminación

Necesita mucha luz natural, vive feliz a pleno sol, porque así se desarrolla plenamente. Aunque en los días más calurosos del año, especialmente si el verano es muy fuerte, hay que protegerlo de la insolación solar.

Pero vale decir también que puede plantarse en sitios con semisombra, donde la luz solar sea indirecta.

Suelo

Cuidados necesarios del madroño - SueloEl sustrato debe ser suelto, de muy buen drenaje, arenoso, jamás de tipo calcáreo. Un pH adecuado oscila entre 3 a 4,5, es decir, en suelo ácido, de baja concentración de nitrógeno. Pero también admite ser plantado en suelos de tipo calizo.

Crece más cuando consigue terrenos donde haya abundante cantidad de agua, aunque con la salvedad de que estos suelos deben tener un excelente drenaje.

De allí que se considere como un árbol resistente. Suele gozar de muy buena salud al crecer en sitios situados a nivel del mar o a 800 metros de altura.

Temperatura

Amerita que en la vida joven el Madroño sea protegido tanto de las fuertes heladas como de los vientos secos. Requiere buena humedad ambiental, porque hay que recordar que procede de barrancos y regiones naturales húmedas. 

Abono

Cuidados necesarios del madroño - AbonoUna clave de su mantenimiento es un abono de calidad, preferiblemente orgánico, el cual se aplicará durante la época de mayor crecimiento.

El compost muy descompuesto es fabuloso para ayudarlo a crecer, pero eso sí, se debe aplicar al menos un mes después de que haya pasado el periodo de formación.

Y en maceta, el abonado ha de hacerse por semana, desde la floración hasta el mes de octubre. Y en el jardín, donde es preferible tenerlo, se debe abonar una vez en invierno u otra en primavera. Nada más.

Trasplante

No es proclive a soportar los embates de un trasplante. Por eso los expertos recomiendan que se cultive directamente en suelo de jardín, o en su defecto en una maceta amplia, de gran diámetro y buena profundidad.

La poda

La podaLa poda no es tan sencilla de aplicar en esta especie, debido a que este árbol desarrolla un número elevado de flores y frutos, por lo que resulta difícil recortar las hojas secas. 

Eliminar las ramas cruzadas sí que es importante. Sin embargo, debe hacerse con sumo cuidado. ¿Cuándo? Al finalizar las heladas de invierno. O al comienzo de la primavera, cuando aún no ha despertado del todo.

La poda es útil si cortamos las ramas inferiores para que desarrolle tronco. Pero jamás esto debe hacerse cuando es aun  joven. No lo tolera.

Plagas y enfermedades del madroño

Plagas y enfermedades del madroñoTiene igualmente el Madroño una fortaleza a toda prueba de plagas o bichos, pero no siempre le va muy bien si por casualidad recibe el ataque de algún hongo, su peor enemigo.

Apenas aparezcan manchas en sus hojas, es imprescindible eliminar todas las partes afectadas para impedir que prolifere la infección, debido a que no existe ningún producto que garantice un éxito total.

Un buen fungicida ha de aplicarse siguiendo las indicaciones del fabricante, porque estos hongos también pueden llegar a minar todo el sistema de raíces de la planta hasta hacerla sucumbir.

Cuando una raíz muere, las hojas del Madroño también pueden afectarse. Un mal drenaje del suelo es causante de esta enfermedad, debido a un descontrol en los niveles de humedad.

Significado de este árbol

En España, el emblemático monumento la Puerta del Sol de la espléndida Madrid, existe una estatua de más de 20 toneladas donde los protagonistas son una Osa que apoya sus patas delanteras sobre el tronco de un Madroño, testimonio artístico que reproduce la figura estampada en el escudo oficial de la ciudad y que recuerda la plenitud de los bosques de una famosa finca que antiguamente plagaba esa región española, donde se hizo famoso este árbol de frutos parecidos a las fresas, que antagonizaba  con otra finca donde prevalecía el pasto.

La figura de un gran oso tratando de escalar a la copa del Madroño significaría la unión de ambas posesiones. Así las cosas, el Madroño es considerado un símbolo de Madrid y llena de colorido parques, jardines y rotondas de la gran ciudad española.

Deja un comentario