Madreperla: [Características, Riego, Cultivo, Cuidados, Plagas y Enfermedades]

Inicio » Madreperla
  • MadreperlaNombre científico: Graptopetalum paraguayense.
  • Nombre común: Madreperla, Graptopétalo o planta fantasma. 
  • Origen: México.
  • Altura: 20 cm.
  • Necesidad de luz: a pleno sol es mejor que a mediasombra.
  • Temperatura: 15-20ºC es lo ideal.
  • Riego: frecuente, pero con poca cantidad de agua.
  • Abono: rico en minerales.

Características de la madreperla

Características de la madreperlaEsta bellísima especie de suculenta, perteneciente a la familia de las Crassulacea, es todo un espectáculo visual gracias a sus hojas de un especial tono verde azulado en forma de roseta, las cuales se inundan de pequeñas flores blancas, centro rojo degradado y pétalos triangulares que llamar la atención de todos, porque se desarrollan en la parte superior de la planta, que se cultiva en jardines, parques, terrazas o en macetas.

En los jardines y terrazas mediterráneas, luce con gran esplendor. La floración se inicia entre febrero a mayo de cada año, siendo clave la temperatura, porque si son altas entonces las veremos florecer antes.

Es muy noble, porque en verdad precisa de pocos cuidados, ya que es muy resistente. Nativa de México, ha logrado expandirse hacia otros continentes con gran facilidad, especialmente en las regiones tropicales.

Pero demanda mucha protección durante las heladas invernales, época donde es preferible tenerla dentro de la casa y no en la terraza, si es que este fuera el caso. Sus hojas están recubiertas por una especie de capa protectora que evita se quemen durante los días de gran incidencia al sol directo.

 Y quedan como suspendidas por largos tallos que en algunas especies son colgantesNo crece mucho, en realidad es pequeña, apenas logra elevarse unos 20 cm. Pero si recibe buen sol, entonces podrá desarrollarse más hasta parecer de porcelana, dado el bello color tornasolado de sus hojas. 

Hacia la finalización del período invernal, comienzan a aparecer sus panículas florales, que no se abrirán hasta que da inicio la primavera.

Cómo regar la madreperla

Cómo regar la madreperlaComo buena suculenta, no tiene necesidad de recibir abundante agua. Le bastará con un riego moderado, para evitar que se pudra.

En el verano, debe recibir agua unas dos veces por semana, pero no en cantidades abundantes sino más bien moderadas. Y en invierno, prácticamente no se necesita agua.

No hay que regarla en este período, así soportará mejor. Otro dato importante, que jamás debe olvidarse: no pueden recibir agua en sus hojas, porque se dañan de manera irremediable.

En qué estación es mejor cultivar madreperla

La primavera es un tiempo ideal para cultivar esta hermosa planta rústica.

Sembrar una madreperla en 5 pasos

Bastará seguir los siguientes pasos para tener una réplica exacta a la Graptopétalo madre.

  1. Debes escoger una hoja saludable
  2. Es necesario que la pongas a secar durante tres días.
  3. Prepara una maceta de gran diámetro, de boca ancha, con un sustrato para cactus, o suculentas, suelto, de buen drenaje.
  4. Coloca la hoja dentro del sustrato y riega con ayuda de un atomizador o spray cada día y medio, durante al menos 5 a 6 semanas.
  5. Al cabo del tiempo, la hoja germinará echando raíces en sus extremos, indicativo inequívoco de que se ha hecho un buen trabajo y solamente se necesita más tiempo para verla crecer y florecer también.

Cuidados necesarios de la madreperla

No demanda mayores cuidados, pero hay datos importantes que deben manejarse a la hora de tenerla en nuestro jardín o terraza, que son de fácil cumplimiento.

Iluminación

Necesita buena luz natural, generosa incidencia solar para desarrollarse a sus anchas, pero soporta también lugares a mediasombra, aunque no es lo ideal en su caso.

Temperatura

Cuidados necesarios de la madreperla - TemperaturaOtro dato importante es que aunque precisa de mucho sol para desarrollarse de manera saludable, no es menos cierto que no gusta de extremas temperaturas, ni muy bajas ni tan calurosas. 

Especialmente, las heladas no le sientan nada bien. Por eso los expertos recomiendan que se siembre en maceta grande para que crezca sin enfrentar mayores problemas con el frío, en regiones donde el invierno castiga fuertemente.

Así se puede administrar bien el nivel de protección que requiere. La temperatura óptima para esta suculenta oscila entre los 15-25ºC, si la temperatura se torna  demasiado ruda, con un calor excesivo que rebase los 30ºC, hay que sacarla a una zona protegida de los rayos solares para impedir que la capa protectora de sus hojas se debilite.

Es durante esos días de calor extremo cuando le conviene estar en semisombra.

Suelo

Le gustan mucho los sustratos sueltos, bien aireados, pero lo mejor es que soporta cualquier tipo de terreno. Eso sí, no deben acumular gran humedad.

Abono

Un buen abono o fertilizante rico en minerales, será muy bueno para mantener la Graptopétalo muy saludable. Debe aplicarse cada 20 días, tanto en primavera como en verano.

Trasplante

Cuidados necesarios de la madreperla - TrasplanteTiene una forma de reproducirse por hoja verdaderamente eficaz como fascinante. Si cae alguna de sus bellas hojas al piso, solamente deben ser enterradas con delicadeza y al poco tiempo pegarán hasta convertirse en una réplica de la planta madre.

Del mismo modo, los tallos también funcionan perfectamente bien como esquejes que se convierten en nuevas plantas.

Sembrarlas en suelo directo o en macetas de boca ancha es lo mismo, porque los resultados son excelentes a la hora de trasplantar, ya que no exige mucho.

En maceta, ella misma avisa cuando ha llegado el momento de trasplantarla: al ver cómo sobresalen sus raíces en la parte inferior de la maceta, entonces toca llevarla a otra más grande. Atreverse a trasplantar antes de tiempo, puede dañarla hasta que muere. 

La poda

No hace falta podarla. Ella irá botando algunas hojas, que servirán como método de reproducción asexual. 

Plagas y enfermedades de la madreperla

Plagas y enfermedades de la madreperla - CochinillasLa enfermedad que mayormente la afecta, que es la pudrición de su sistema de raíces, en verdad se puede evitar si se ejecuta siempre un riego prudente, alejado de los excesos que favorezcan también la aparición de hongos.

Otro mal que puede aquejarla es la invasión de cochinillas, al igual que ocurre con el resto de las plantas suculentas. Así que debe ser revisada con frecuencia, a fin de impedir que sea inundada de esta plaga tan molesta.

Aplicar alcohol inmediatamente sobre las hojas, es un remedio eficaz cuando está comenzando el mal. Combatirlas con ayuda de aceite de Neem o Azadiractina es lo prudente, en caso de que la plaga haya logrado extenderse.

Deja un comentario