Laureola: [Características, Riego, Cultivo, Cuidados, Plagas y Enfermedades]

Inicio » Laureola
  • LaureolaNombre científico: Daphne laureola.
  • Nombre común: laureola, adelfilla, torvisco macho.
  • Origen: Europa.
  • Altura: 1 m.
  • Necesidad de luz: sombra o semisombra.
  • Temperatura: 12ºC.
  • Riego: abundante.
  • Abono: sulfato de aluminio, mantillo.

Características de la laureola

Características de la laureolaLaureola es un arbusto de 1 metro de altura originario de la península Ibérica, que se desarrolla en sectores rocosos de cierta altura por lo que no es apta para interiores.

Su nombre científico es Daphne laureola, y se le conoce también con otros nombres comunes como adelfilla y torvisco macho.

Esta planta es una de las 70 especies del género Dafne perteneciente a la familia Thymelaeaceae, formadas por plantas arbustivas de formas perennes y caducas, y que están distribuidas en Eurasia y África.

Su característica principal es su aroma exquisito, por lo que son muy buscadas para la jardinería. El tallo de la dafne laureola no tiene pelos; está recubierto por una corteza marrón que se puede separar fácilmente.

Sus hojas, distribuidas en la parte alta de la planta, duran todo el año; son grandes, de hasta 10 cm de largo, de color verde brillante, tienen forma ovalada o alargada y están unidas al tallo por un peciolo corto.

¿Sabías qué...?
Las flores, agrupadas en inflorescencias de tipo racimo axilar condensado por debajo del ápice de los tallos, son hermafroditas o femeninas, perfumadas, de cuatro sépalos pero sin pétalos, pequeñas, de color amarillo verdoso. Su floración comienza durante el invierno hasta la primavera.

El fruto es una baya redonda de tamaño mediano, un fruto carnoso con muchas semillas, globoso, sin pelos y de color negro cuando madura; fructifica durante los meses de enero a mayo. 

Aunque no es apto para los seres humanos, le agradan mucho  a los animales que son los encargados de dispersar las semillas contenidas en los frutos, fácilmente transportadas en diferentes sitios  donde son depositadas a través de sus excrementos. 

El desarrollo del Daphne Laureola está en el sotobosque de formaciones caducifolias, y le gustan los lugares sombreados, en sustratos calcáreos bien desarrollados y con bastante humedad.

Es una planta medicinal muy conocida en España donde se le asocia a la alta montaña (desde los 900 a los 2000 m), especialmente en la provincia de Málaga, en la sierra de Tejeda y en la sierra de las Nieves, donde se recolectan sus hojas, frutos y la corteza para preparar jugos relajantes y cocciones que sirven de purgante y laxante.

Las hojas se ponen a secar o se usan verdes con fines medicinales, pero se debe tener mucho cuidado al ser manipuladas porque esta planta puede ser tóxica en extremo, pues contiene una resina venenosa llamada mecereina. Otra resina, la dafnina, se usa para preparar un colorante que sirve para teñir de amarillo la lana.

Cómo regar la laureola

Cómo regar la laureolaAl Daphne laureola debemos regarle con abundancia, sobre todo en verano, para recrear las condiciones en que se desarrolla en estado natural, debajo de los árboles y rocas de altura.

Pero deberemos tener cuidado de no encharcar porque, como ocurre con la mayoría de las plantas, el encharcado pudre las raíces.

Cuando las acabamos de plantar, es imprescindible regarlas con cuidado y cuando el suelo se seque hay que hacerlo profusamente, sin encharcamiento, porque no debemos dejar que la planta se asiente sobre suelo húmedo.

En qué estación es mejor cultivar la laureola

En primavera o verano, florecen a mediados de invierno.

Sembrar una laureola en 5 pasos

La reproducción del Daphne laureola podemos hacerla por semillas o esquejes, siendo esta última la preferida de los jardineros, que recomiendan estos pasos:

  1. Elegimos los vástagos más saludables y flexibles y cortamos el tallo aprovechando sus brotes tiernos, con delicadeza y sin causar daños, y luego sumergimos el esqueje en un recipiente que contenga hormonas de enraizamiento.
  2. Retiramos las hojas de la parte inferior del esqueje cuidando de sacar los botones florales porque estos son la competencia de la planta que pudieran absorber los nutrientes que necesita.
  3. Aplicamos disolución de agua y fertilizante líquido.
  4. Preparamos el recipiente donde se desarrollarán las raíces con un sustrato compuesto por tierra y arena y hacemos una “cama” rica en materia orgánica, pero también podemos usar agua mezclada con un fertilizante.
  5. Enraizados los esquejes en un recipiente de tierra procedemos a pulverizar. Para mantener la humedad, cubrimos la parte superior con una bolsa de plástico. Y una vez que se ha cumplido el enraizamiento, la trasladamos a la maceta definitiva donde se desarrollará antes de ser trasplantada a tierra.

Cuidados necesarios de la laureola

No es tan exigente, pero precisa de algunos cuidados. Veamos cuáles son sus demandas.

Iluminación

Aunque tolera el sol por poco tiempo, le gusta la sombra o la semisombra precisamente por las condiciones en que vive. En caso de exponerla al sol, este debe ser indirecto, sobre todo cuando la luz solar se despliegue con mucha intensidad.

Temperatura

Es una planta ideal para climas muy fríos que son los que generalmente encontramos en las alturas donde está su hábitat, por lo que puede aguantar temperaturas de -12ºC.

Como es un arbusto resistente al frío, no se aviene bien con las zonas más cálidas y secas del jardín, especialmente en primavera y verano.

Humedad

Debe tener cierta humedad. Para mantener las raíces frescas podemos colocar mantillo conformado por material orgánico descompuesto, pero teniendo cuidado de que no toque el tallo porque puede pudrirse.

Suelo

Cuidados necesarios de la laureola - SueloEn todos los casos a la hora de plantar un dafne en el jardín es primordial la escogencia del suelo. No toleran la sequía ni el encharcamiento.

En el caso específico del Dafne Laureola este se maneja muy bien en diferentes sustratos, como suelos arenosos, secos, alcalinos, húmedos, fértiles, arcillosos, profundos, básicos y ácidos.

Pero prefiere los suelos ácidos a ligeramente alcalinos, incluso si no les gusta el estancamiento de agua. Debemos asegurarnos de que crezca en suelo húmedo, fértil y bien drenado, poniendo cuidado en no removerlo para no afectar las raíces.

Abono

Cuidados necesarios de la laureola - AbonoLos expertos recomiendan el sulfato de aluminio como abono para esta planta, colocado 40 días antes del florecimiento.

Podemos aplicar una mezcla a base de compost acompañado con un poco de arena de lampa para prevenir encharcamientos.

También se recomienda fertilizar  con abono específico para esta planta en primavera y verano, y fertilizar cada quince días cuando esté en floración.

Trasplante

No es un arbusto que se trasplanta con facilidad; o sea, no “pega” bien, por lo que  la recomendación es moverlo solo cuando las plantas son jóvenes. Por eso debemos esmerarnos en encontrarle un lugar adecuado y definitivo al sembrar.

La poda

La podaPrecisamente con la idea de no moverlo porque puede morir. Es un arbusto herbáceo que no amerita mucha poda.

Así que la poda se ejecuta a conveniencia, para protegerlo, eliminando las hojas malas y las flores marchitas.

La poda podemos hacerla cada año después de que sus flores se desvanezcan para mantener su atractivo, cuidando de no quitar mucho a la vez porque nos arriesgamos a dañarla, en cuyo caso no solo no se rejuvenecerá sino que, por el contrario, morirá.

Plagas y enfermedades de la laureola

Plagas y enfermedades del madroñoEs resistente a las plagas, pero debemos estar vigilantes porque si no la cuidamos bien esta planta podría sufrir virus u otras enfermedades, lo cual descubriremos si tiene manchas en las hojas.

Se recomienda cortar las partes afectadas y mantener el abonado correcto.

Deja un comentario