Laureles: [Características, Riego, Cultivo, Cuidados, Plagas y Enfermedades]

Inicio » Laureles
  • LaurelesNombre científico: Laurus nobilis.
  • Nombre común: Laurel.
  • Origen: mediterráneo.
  • Altura: 15 m.
  • Necesidad de luz: semisombra.
  • Temperatura: no resiste menos de 7ºC.
  • Riego: no necesita mucha agua.
  • Abono: compost, humus.

Características de los laureles

Características de los laurelesEl Laurel es una planta muy completa, que se usa como ornamento en residencias y jardines, en el arte culinario para darle sabor a las comidas y en la medicina para curar múltiples enfermedades.

Es originaria del área mediterránea donde crece en forma silvestre; su follaje es verde oscuro, perenne, y sus hojas y flores son muy aromáticas.

Se cultiva en exterior como planta de tierra y en maceta como planta interior; fuera, puede parecer un arbusto, que con los años, si lo dejamos libre y sin podar, podría llegar a los 15 metros de altura; en maceta, podada, puede alcanzar los 2 m.

En la cocina internacional se usa para darle sabor a guisos, salsas, pescados, sopas y conservas en escabeche, entre muchos otros platos exquisitos.

También podemos verlo en los jardines mediterráneos en forma de ornamento como pequeños árboles solitarios, aislados, formando grupos, o como telón de fondo de plantas más coloridas.

¿Sabías qué...?
El laurel tiene propiedades medicinales, pues sus hojas, en infusión, sirven para aliviar problemas estomacales y del riñón, para facilitar la digestión y como expectorante. Es antiséptico y, en baños de asiento, sirve para combatir los hongos vaginales.

La infusión la preparamos con tres hojas de laurel por cada taza y la ponemos en fuego durante diez minutos, para tomarla tres veces diarias, antes y después de las comidas. 

Las hojas contienen engenol, un compuesto con propiedades de diferentes tipos, como antiinflamatorio, antioxidante, y antibacteriano.

Por eso, la infusión de laurel sirve también como cataplasma para el pecho, a fin de aliviar la tos y otros síntomas del resfriado, y para hacer gárgaras; también, la pasta de hojas de laurel alivia la cefalea intensa. 

LaurelesComo ayuda en el proceso de insulina en el cuerpo, el laurel sirve para reducir los niveles de azúcar en la sangre. 

El aceite de la hoja de laurel sirve para masajes que alivian las migrañas y dolores de cabeza, y tiene propiedades antinflamatorias que alivian el dolor causado por torceduras, esguinces, artritis y reumatismo. 

Es una planta clásica que en la Antigüedad usaban los guerreros de Grecia y Roma para hacer coronas trenzadas como símbolos de victoria, fama y gloria en batallas o en competencias deportivas.

Esas coronas de laurel pintadas, bordadas o esculpidas, eran el símbolo de triunfo, de inteligencia y donosura, y antes y ahora han adornado edificios públicos de diferentes tipos, como sedes gubernamentales y universidades.

Otros atributos de esta planta están en sus bayas, que contienen un aceite empleado en perfumería para la fabricación de jabones; y en su madera, que es apreciada en regiones de España, como Andalucía, para taracea y trabajos de marquetería.

Cómo regar los laureles

Cómo regar los laurelesEl Laurel es una planta que resiste la sequía, por lo que, sí está plantado en tierra, debemos regar poco porque no requiere grandes cantidades de agua.

Por lo tanto, bastará con regarlo semanalmente, pero si está en maceta de pronto necesitará más agua, cuidando siempre de no encharcar.

Debemos regar moderadamente en primavera y verano, agregándole fertilizante al agua cada cierto tiempo, por ejemplo, cada 2 o 3 semanas. En esta etapa es bueno pulverizar las hojas con agua de vez en cuando, sobre todo cuando haga calor.

En invierno, procuraremos regar poco cuando el tiempo esté muy frío, especialmente cuando la temperatura descienda de los 7ºC.

En qué estación es mejor cultivar laureles

Durante la primavera o a principios del verano.

Sembrar un laurel en 5 pasos

La siembra se hace por esqueje o por semillas, pero por semillas es un proceso  muy lento que no se emplea mucho. Cortamos una rama de laurel de 1 cm y la colocamos en un vaso de agua donde, a los pocos días, le brotarán las raíces.

Luego, procederemos  sembrar siguiendo estos pasos:

  1. Limpiamos el terreno de malas hierbas y restos de cultivos anteriores, extrayendo las plantas de raíz,  en busca de los nutrientes adecuados para que nuestro laurel crezca sano.
  2. Humedecemos el terreno para facilitar el desarrollo de las raíces del esqueje.
  3. Fertilizamos el suelo esparciendo humus sobre la tierra.
  4. Enterramos el esqueje a 5 cm de profundidad. (Si es semilla, a 3 cm, y tapamos ligeramente con tierra).
  5. Regar y fertilizar con frecuencia. Añadimos composta en primavera y humus de lombriz para darle los nutrientes necesarios.

El cultivo interior debemos hacerlo en una maceta que tenga una profundidad de 50 cm y un diámetro de 60 cm con un pH óptimo de 5.0 y 7.0

Cuidados del laurel

Iluminación

Cuidados del laurel - IluminaciónAunque los laureles prefieren el sol, dada su condición de árbol del mediterráneo, se adaptan perfectamente a la sombra que les es necesaria en sus primeros años de vida.

En primavera-verano, lo colocamos en un sitio en exteriores,  donde no esté expuesto directamente al sol, con buena ventilación, pero donde no lo afecten las corrientes de aire.

En otoño e invierno el laurel se lleva bien con las bajas temperaturas, siempre y cuando lo resguardemos de las heladas. En estos meses, debemos procurar el máximo de luz, incluso sol directo.

Humedad

La tierra debe estar siempre húmeda, pero sin charcos.

Abono

AbonoEl Laurel se adapta a la mayoría de los suelos, pero prefiere los de buen drenaje.

Por eso, a la hora de plantarlo deberemos asegurarle un suelo que no retenga agua, que tenga el drenaje que requiere la planta, porque el encharcamiento le hace mucho daño.

Se recomiendan sustratos suelos y agregarle abono una o dos veces al año, usando un fertilizante de tipo orgánico. Si lo tenemos en maceta, pondremos piedras en el fondo del tiesto para ayudarlo a drenar el agua.

Trasplante

Cuidados del laurel - TrasplanteEl laurel crece con lentitud y necesita espacio para desarrollar sus raíces, por eso debemos trasplantarlo cada dos años en primavera, con un buen compost.

Cambiaremos la planta a una de maceta un poco más grande hasta llegar a la de 30 cm de diámetro que es la ideal.

Se multiplica fácilmente por esquejes, que se plantan en verano, y por semillas que es un proceso muy lento por lo que no se hace comúnmente.

La poda

La podaPodaremos el Laurel para darle forma y retirar las ramas que pudieran haber sido dañadas o afectadas por la plaga

No hay un momento específico para hacerlo, sino simplemente cuando lo consideremos necesario para darle forma cónica o piramidal.

En caso de que tengamos que cortarlo a ras del suelo por haber sido afectado por las heladas, debemos hacerlo sin dudas porque rebrotará de nuevo.

Lo bueno es que al podarlo podremos darle la forma que deseemos, como árbol piramidal, ovalado o en miniatura, porque es una planta muy fácil de decorar.

Plagas y enfermedades del laurel

El principal enemigo del Laurel es la cochinilla, también el pulgón, y la sila, un insecto chupador que le arruga las hojas. Se recomienda usar remedios ecológicos y no productos químicos si las hojas van a  ser usadas en la cocina posteriormente.

Deja un comentario