Jara del Ládano: [Características, Riego, Cultivo, Cuidados, Plagas y Enfermedades]

Inicio » Jara del ládano
  • Jara del ládanoNombre científico: Cistus ladanifer L.
  • Nombre común: jara del ládano.
  • Origen: Europa.
  • Altura: 2 m.
  • Necesidad de luz: pleno sol.
  • Temperatura: tolera bajas  temperaturas, sin nieve.
  • Riego: moderado.
  • Abono: pH 4 y 6.

Características de la jara del ládano

Características de la jara del ládanoLa jara del ládano, también llamada jara pringosa, jara negra o “el antibiótico de la naturaleza”, es un arbusto perenne no muy alto, de la familia de las cistáceas, de hojas sentadas de 10 cm, y flores de 5 a 10 cm  de diámetro, de colores rosa, lila, púrpura, pero la principal es de color blanco con amarillo y manchas rojo oscuro.

Son flores de gran belleza que lamentablemente solo duran abiertas unas pocas horas, aunque esto no representa problemas porque la planta florece abundantemente durante toda la primavera y el verano. 

Su origen está en bosques secos y terrenos áridos del Mediterráneo (sur de Europa) donde se le conoce como estepas.

Su fruto es una cápsula en forma de cesta, con semillas milimétricas, y sus ramas superiores y hojas están cubiertas por una sustancia viscosa y pegajosa que se desprende en primavera y verano, llamada ládano, que se usa como un excelente fijador en perfumería por su aroma parecido al ámbar gris.

El extracto metanólico de jara del ládano tiene propiedades medicinales, pues sirve para eliminar manchas en la piel, y se le usa para prevenir efectos secundarios en cirugía plástica por su alto poder cicatrizante y de regeneración celular.

La jara es ampliamente cultivada en España donde ocupa dos millones de hectáreas, seguida de Portugal con 1,5 millones, Marruecos y Argelia, Francia, Italia, Chipre, Sudáfrica, Nueva Zelanda, Australia y Estados Unidos.

El Instituto Madrileño de Investigación y Desarrollo Rural Agrario y Alimentario (Imidra) inició desde el 2018 un estudio acerca de la valoración de la Jara en la sierra norte de Madrid para explotar económicamente los productos derivados de la planta.

¿Sabías qué...?
Nueve municipios de la Comunidad Autónoma de Madrid se involucraron en el proyecto, desarrollando unas 8.300 hectáreas para aprovechar sus aceites esenciales y otros productos naturales.

Los aceites esenciales del ládano tienen como componente principal al alfa pineno que es un compuesto que también encontramos en el pino, el romero y el eucalipto. 

Los aceites se usan para aromatizar productos alimenticios, en aromaterapia, y en productos cosméticos y farmacéuticos de reconocida fama internacional como Vick vaporub, las pastillas Valda y los cosméticos Weleda, por solo nombrar algunos.

En España, gran parte de la recolección de la jara va a dar a la industria de perfumería de Francia, que es de las mejores del mundo. El ládano se usa también como analgésico local para el tratamiento del reumatismo, dolores estomacales, úlceras, acidez estomacal y nerviosismo.

La hoja seca en infusión puede servir para tratar afecciones gripales y resfriados, gracias a una sustancia que limita la capacidad que tiene el virus de propagarse.

También, la infusión de hojas y flores sirve para lavar heridas, o un emplasto de hojas machacadas puestas en la herida también puede servir porque corta el sangrado y ayuda a cicatrizar la herida.

La esencia del ládano contiene ladaniol que tiene propiedades terapéuticas y sirve para el tratamiento de problemas gástricos, úlceras y mala digestión, y funciona como sedante y regulador del sistema nervioso.

Asimismo, fortalece el sistema inmune porque eleva las defensas del organismo, al tiempo que es antiinflamatoria y antioxidante. Se ha determinado que la jara ayuda a combatir el virus H5N1 conocido por causar la gripe aviar, pues es antibacteriana y antiviral.

Se le considera también anticancerígena. Hirviendo las hojas en una taza de agua podemos combatir el crecimiento de las células del cáncer del pecho.

Cómo regar la jara del ládano

Cómo regar la jara del ládanoRiego poco frecuente, una o dos veces por semana; el agua de riego deberá ser ácida con pH 4 y 6, y si tiene mucha cal deberemos echar zumo de limón a 1 litro de agua para regar con ella.

La jara tolera muy bien la sequía una vez que está establecida, pero no se aviene con los encharcamientos, por lo que deberemos tener mucho cuidado al regar.

En qué estación es mejor cultivar jara del ládano

En la primavera.

Sembrar una jara del ládano en 5 pasos

Se siembra con semillas en tierra o en maceta. Se trata de un cultivo simple que se hace en regiones secas, a pleno sol, siguiendo las indicaciones de cualquier tipo de siembra.

  1. Se escoge un suelo bien drenado.
  2. Abrimos un hueco. 
  3. Dotamos el hueco de  un sustrato rico en materia orgánica. 
  4. Colocamos las semillas.
  5. Tapamos con tierra y regamos con moderación.

Cuidados necesarios de la jara del ládano

Precisa de cuidados puntuales, a fin de que podamos aprovechar al máximo todas sus bondades. Veamos cuáles son:

Iluminación

Cuidados necesarios de la jara del ládano - IluminaciónLa Jara es una planta que podemos ubicar a pleno sol, pero también puede estar en semisombra. No le teme al frío porque puede aguantar heladas de hasta -3ºC, siempre y cuando no haya nieve.

Los fuertes vientos pueden dañarla, por lo que debemos apoyarla con estacas.

Humedad

Como se desarrolla de forma espontánea en laderas de tierra con poca cal no necesita mucha humedad, aunque es bueno que el suelo esté húmedo, no mucho, sin ahogamientos, solo lo suficiente para que la planta pueda crecer en buenas condiciones.

Abono

Es de tierras áridas y secas, su pH ideal es entre 4 y 6. 

Trasplante

Cuidados necesarios de la jara del ládano - TrasplanteNo es una planta que responda bien a los trasplantes, por eso es recomendable evitarlos.

Pero en caso de que sea estrictamente necesario, hacerlo por esquejes en primavera, con todo el cepellón, teniendo cuidado con las raíces

También, con semillas recogidas a finales del invierno y plantadas en primavera, o con esquejes semileñosos recogidos en el verano.

La poda

La podaPodar en invierno para conseguir un crecimiento uniforme, eliminando las ramas muertas, que tras la floración despuntarán para que la planta alcance buena densidad.

De todas maneras, como es una planta de terrenos áridos no es de mucho podar.

En los sitios donde se cultiva con fines comerciales, se les arranca diariamente para ser llevadas a la industria farmacéutica o medicinal.

Plagas y enfermedades de la jara del ládano

Plagas y enfermedades de la jara del ládanoEs un arbusto de buena salud que no suele enfermarse, pero debemos tener cuidado del surgimiento de una planta rastrera amarilla alrededor porque puede parasitar sus raíces.

Estar pendientes con los brotes jóvenes que pueden sufrir el ataque de pulgones o el moho gris.

Deja un comentario