Jacarandas: [Características, Riego, Cultivo, Cuidados, Plagas y Enfermedades]

Inicio » Jacarandas
  • JacarandasNombre científico: Jacaranda mimosifolia.
  • Nombre común: jacaranda, jacarandá.
  • Origen: Sudamérica.
  • Altura: 12-15 metros.
  • Necesidad de luz: A pleno sol.
  • Temperatura: No más de 12ºC.
  • Riego: 3 veces a la semana en verano, 5 veces resto del año.
  • Abono: abono orgánico, compost, tierra negra.

Características de los jacarandas

Características de los jacarandasEl Jacaranda o Jacarandá es un árbol vistoso de flores violetas y azules o celestes que sirve de ornamento de calles y avenidas en el mundo.

Procede de Sudamérica, especialmente de Brasil y Argentina. En este último, es un verdadero icono de la capital, Buenos Aires.

Es un árbol de clima tropical y subtropical con tronco de forma torcida, de 6 a 9 metros de altura, grosor de 70 centímetros, copa tipo sombrilla o piramidal.

Su uso es principalmente ornamental, aunque tiene propiedades medicinales y se la emplea en la industria de licores (vinos), miel  y perfumería, debido a  su grato olor. También lo encontramos en la selva de Tucumano en Bolivia y en Paraguay, pero se ha extendido por todo el mundo gracias a su belleza incomparable.

Un ejemplo es el parque María Luisa de Santa Lucía, Tenerife, y la forma como adorna calles y avenidas de ciudades importantes del mundo, como Sevilla y parte de Sudáfrica, a cuya sombra Nelson Mandela realizaba reuniones cuando estaba preso, y en los Estados Unidos.

En Copiapó, Chile, fueron plantados quinientos árboles de Jacaranda, lo que le dio un marco de belleza a las calles y avenidas de la ciudad. Árbol de aspecto irregular, crece de forma moderada, con ramificaciones que se elevan al cielo entre 7 y 12 metros (puede llegar a los 20 m), desplegando una elegancia digna de encomio.

¿Sabías qué...?
Es un árbol semicaduco que brilla en la primavera y después de un tiempo pierde las hojas, que son verdes, bipinnadas, ligeras y distinguidas, compuestas por segmentos y agrupaciones, cinco a cada lado, y de 30 a 50 centímetros.

Sus flores, cuya fragancia exquisita parecida al jazmín se percibe a gran distancia, están agrupadas en panículas terminales de 30 centímetros, de color azul violeta, con cinco pétalos largos que se mezclan entre sí, formando una corona que semeja una campana; y se encuentran distribuidas en medio de las ramas del árbol y en los extremos.

Está compuesta por tres raíces, además de la raíz principal, que van arrastrándose en el suelo y desplegándose en el subsuelo, de donde surgen las raíces secundarias.

Esto la hace una planta invasiva, porque sus raíces gruesas y de gran tamaño tienden a invadir a cierta distancia muros, estacionamientos, jardines y edificaciones en general, por lo que se recomienda plantarlos en tierra tomando las previsiones del caso, guardando un distancia de por lo menos 10 metros de las viviendas.

Pero es imposible negarnos a su belleza, así que necesitamos tenerla en el jardín donde tendremos un despliegue de fragancia de gran calidad, e incluso podemos usarla como muro. En maceta la dotaremos de sumos cuidados cuando está en desarrollo, para lo cual es acertado fertilizar en primavera y verano con un fertilizante natural.

El Jacaranda es amable con el ambiente, no solo porque produce gran cantidad de oxígeno sino porque realiza un proceso necesario de filtración de carbono y puede prevenir erosiones y evitar inundaciones en laderas y zonas bajas.

Cómo regar los jacarandas

Cómo regar los jacarandasEs una planta que debemos regar en forma regular para garantizar su desarrollo.

El riego debemos hacerlo cada tres 3-4 días en verano y cada 5 el resto del año, usando cualquier tipo de agua pero preferiblemente agua de lluvia o agua reposada durante la noche, buscando mantener el ambiente húmedo que la complazca.

Debemos tener el cuidado de no regar demasiado y evitar que quede agua estancada, pues se pueden pudrir sus raíces y hacerla irrecuperable. La maceta que usemos debe tener agujeros que garanticen un buen drenaje. 

En otoño e invierno, riego moderado, buscando solo que el fertilizante natural se mantenga húmedo.

En qué estación es mejor cultivar jacarandas

La siembra la haremos en primavera, o en otoño, en caso de que el clima sea suave, es decir que no haga frío intenso.

Sembrar un jacaranda en 5 pasos

El jacaranda produce frutos verdes que se tornan café cuando maduran y son cápsulas leñosas de 6 cm que contienen semillas aladas que usaremos para plantar, siguiendo estos pasos:

  1. Ponemos a remojar semillas durante tres días en un envase
  2. Bandeja de semillero o maceta de 10 cm rellena con sustrato universal, tierra negra, compost de lombrices, etc.
  3. Colocamos dos semillas en el sustrato regado con antelación, separadas entre sí.
  4. Espolvoreamos por encima de las semillas cobre o azufre en polvo y las cubrimos con una capa de sustrato.
  5. Finalmente, colocamos el semillero en el exterior a pleno sol, manteniéndolo húmedo, mas no encharcado, hasta unos 20 días cuando germinarán.

Cuidados necesarios del jacaranda

Iluminación

Cuidados necesarios del jacaranda - IluminaciónEs un árbol que se desarrolla muy bien en temperaturas estables, por lo que en época de calor se recomienda que la pongamos en el exterior para que se nutra del sol.

En los meses de otoño e invierno lo procedente es mantenerla en zonas donde la temperatura no sea mayor a los 12ºC. 

Como es una planta de luz, hay que tenerla en sitios donde le llegue el sol. Dependiendo del frío y lo expuesto que se encuentre al viento podría perder las hojas en temperaturas mínimas de 2 grados centígrados.

Humedad

Cuidados necesarios del jacaranda - HumedadEs una planta que se extiende por debajo del suelo en busca de humedad. 

Si hay sequía y se percibe una fuga de agua en una tubería, la jacaranda desplegará nuevas raíces muy finas en busca de aplacar la sed.

Estas raíces terminarán invadiendo la tubería, se harán más grandes y fuertes y crearán serios problemas en el área.

Este es un asunto a tener en cuenta, pues si las raíces se ven en la superficie, es signo de que la planta no tiene suficiente agua, por lo que habremos de tomar medidas para protegerla tanto a ella como al entorno.

Abono

Cuidados necesarios del jacaranda - AbonoEs una planta que desplegará un buen follaje si mantenemos húmedo el sustrato (sin encharcar) y la dotamos de abonos con nutrientes necesarios para su sano crecimiento.

Desde primavera hasta verano usamos abonos minerales u orgánicos líquidos como guano, extracto de algas, compost de lombrices o tierra negra. 

Este abono podemos extenderlo hasta el otoño en caso de que no haya heladas y el clima sea suave.

Trasplante

Trasplante por semillas. 

La poda

La podaComo es un árbol longevo debemos cuidarlo en extremo para que tenga una vida feliz. 

Los expertos recomiendan podarlo desde el nivel del suelo en invierno para que de esa forma se fortalezca más.

En maceta debemos podar su superficie cuidándonos de mantener su forma para que se haga fuerte en el desarrollo.

Plagas y enfermedades del jacaranda

Plagas y enfermedades del jacaranda - PulgonesEs un árbol resistente, pero los pulgones —insectos diminutos de 0,5 cm que se alimentan de la savia— atacan a las flores y los brotes jóvenes.

Como el ataque lo hacen en primavera y verano, tendremos sumo cuidado en estos meses, y podemos contrarrestarlos con una planta adhesiva de color amarillo o tierra de diatomeas.

La enfermedad que la acosa es el hongo, pero eso lo evitaremos regando a conciencia para evitar los encharcamientos.

Deja un comentario