Hipérico: [Características, Riego, Cultivo, Cuidados, Plagas y Enfermedades]

Inicio » Hipérico
  • HipéricoNombre científico: Hypericum perforatum L.
  • Nombre común: Hipérico o Hierba de San Juan.
  • Origen: nativa de Europa.
  • Altura: 0.30 a 0,80 m.
  • Necesidad de luz: mucha.
  • Temperatura: clima templado.
  • Riego: abundante en verano, normal el resto del año.
  • Abono: de origen orgánico.

Características del hipérico

Características del hipéricoSe trata de una hierba perenne, perteneciente a la familia de las Gutíferas, rizomatosa, de porte erecto y propiedades medicinales.

Es nativa de bosques, prados y herbazales europeos, de suelos forestales no muy húmedos. Fue adoptada por otras naciones, como Estados Unidos, Argentina, Australia y Nueva Zelanda.

Tiene tallos leñosos a la altura de la base y hojas sésiles, opuestas, enteras y de forma oblongo-elíptica con muchos punticos glandulares traslucidos.

Y otra característica especialísima de sus hojas, es la siguiente: desde la base se extienden dos ramilletes delgados de color púrpura que se entremezclan con sus pares de la hoja puesta, por lo que terminan por abrazar completamente al tallo.

¿Sabías qué...?
Se trata de yemas rojizas de una textura escamosa que se desarrollan siempre que termine el efecto de predominio de la inflorescencia apical, una vez que arranca el proceso de fructificación.

De esa forma, se convertirán en brotes rectos que son el lugar de aparición de nuevos vástagos, pero estas ramificaciones se desarrollan bastante en sitios de vegetación poco densa o no muy tupida, lo cual indica que los terrenos abiertos son los más favorables para su expansión.

Sus flores hermafroditas son de color amarillo y se organizan en cimas dicotómicas.

La fruta tiene la forma de una cápsula ovoide. Ambos, flores y frutos, son recolectados a partir de la primavera hasta mediados del verano para aplicaciones en medicina, herboristería y licorería, por lo que su importancia económica es creciente, aun cuando todavía su recolección es silvestre y el desarrollo de cultivos es de reciente data.

En cuanto a las variedades, vale indicar que en algunas regiones europeas hay similitudes en las características morfológicas de esta hierba, con poblaciones que tienen una menor cantidad de hojas y tallos, mientras que en otras localidades los tallos suelen ser mucho más robustos, resistentes y de una floración uniforme.

Cómo regar el hipérico

El riego debe ser bien administrado a lo largo del año, de forma tal que se mantenga siempre húmedo el sustrato o terreno donde crece esta hierba, pero en verano ha de incrementarse sustancialmente, porque debe ser frecuente y abundante.

En qué estación es mejor cultivar hipérico

Especialmente en Europa, se realiza el cultivo por siembra directa, cuando llega el otoño, tras lograr una correcta estratificación de las semillas. También lo suelen hacer en primavera.

Sembrar hipérico en 5 pasos

Esta planta se puede cultivar por medio de semillas o a través de sus rizomas. Pero hay que tomar en cuenta que el cultivo no puede durar en un mismo lugar más de dos años, porque se producen problemas fitosanitarios de importancia, según recomendación de los expertos en la materia.

Semillas

Si la multiplicación se hiciera por intermedio de semillas, hay que considerar previamente algunas características, porque este método ciertamente es muy exigente y nada recomendable para principiantes. Veamos los factores a favor y en contra.

  1. Es una semilla de un año.
  2. La siembra debe realizarse en forma muy superficial porque se requiere de bastante luz para que germine.
  3. Hay que lavarla para aliviar una serie de sustancias tegumentarias inhibidoras.
  4. La estratificación debe hacerse en arena húmeda, a una temperatura estimada entre 0ºC-5ºC, si se quiere obtener una rápida germinación homogénea.
  5. La planta germina y se desarrolla con bastante lentitud (4 a 5 semanas necesita) en una primera etapa, pero si las semillas se estratifican aumenta el porcentaje de éxito en un 70%.

Siembra directa

Sembrar hipérico en 5 pasos - Siembra directaEs, como ya hemos dicho, la fórmula de cultivo más generalizada en Europa, durante la primavera y el otoño. En el primer caso se aprovecha la estratificación natural de la simiente de la planta.

En otoño, se realiza una sola cosecha que se verá en la primavera siguiente. En el caso de siembra de otoño en el primer año se realiza una sola cosecha y tiene lugar en primavera. Veamos cómo hacerlo.

El hipérico tiene un grano pequeño, de unos 1,3 mm, de forma cilíndrica. Debe combinarse con un sustrato mezclado con arena fina en una proporción de 1:10 si se desea conseguir una homogénea distribución en el proceso de siembra.

Pero vale decir que la siembra directa tiene igualmente sus desventajas, ya que se tiene un control bajo de las malezas, una escasa experiencia en el manejo, la simiente tiene sus costes, entre otros factores.

Vivero

Sembrar hipérico en 5 pasos - ViveroSe hace en otoño, a finales de invierno y es la mejor opción de las tres fórmulas de cultivo, porque es recomendable para conseguir un resultado positivo, para después hacer un repicado a principios de la primavera.

¿Qué usaremos?

Conseguir entre 0,6 a 0,20 gramos de simiente para conseguir sembrar 1 m2 de vivero. O 25 gramos para cubrir entre 10 a 120 metros cuadrados de superficie.

Esto deriva en la obtención de 1 hectárea de cultivo y una densidad aproximada de alrededor de 50 mil pies por hectárea, siempre que se mantenga una separación de 30 a 40 cm en la fila.

Pero esto dependerá también de la maquinaria que se tenga para labores y cosecha. Y debe tomarse muy en cuenta que si el cultivo se hace con fines comerciales, hay que tomar previsiones si hay ganado cerca. Lo primero es conseguir semillas adecuadas.

Conseguir una maceta de buen diámetro es ideal para la fase de germinación, aunque también puede servir como semillero un envase de yogur vacío. De esa forma, también contribuimos con el medioambiente al evitar el despilfarro de envases plásticos, tan nocivos para todo tipo de hábitats porque no se degradan.

 En 5 pasos el hipérico se siembra de la siguiente forma:

  1. Las semillas de Hipérico deben ponerse en remojo durante varias horas, a fin de que se hidraten bastante.
  2. Luego es necesario poner la simiente de Hipérico bajo tierra, haciendo un agujero de unos 3-4 centímetros en el sustrato previamente, ayudados con las manos o con una palita.  El hueco ha de ser lo suficientemente grande para que quepan varias semillas, porque no todas germinarán.
  3. Se tapa el hueco delicadamente con un poco de tierra, compactando con suavidad, a fin de evitar que las semillas sean aplastadas.
  4. Regar con agua, sin que sea excesivo. La tierra debe mantenerse siempre humedecida, pero no empapada y mantenerla de esa forma siempre. Cada vez que se seque la tierra hay que echar más agua.
  5. Cuando la plántula brote y comience a crecer, será necesario mantenerla protegida de vientos y de una insolación extrema.

Cuidados necesarios del hipérico

Veamos  ahora cuáles son los tips más importantes para brindar una atención adecuada a esta hierba tan versátil de excelentes propiedades medicinales.

Iluminación

Aunque es altamente tolerante a los cambios ambientales y puede vivir tranquilamente en zonas de poca iluminación, es recomendable plantarla al sol, aunque eso no quiere decir que no soporta la sombra.

Humedad

Simplemente hay que cuidar que el sustrato o terreno donde se desarrollan las plantas de Hipérico siempre se mantengan húmedas.

Suelo

Es una planta adaptable a cualquier tipo de pH, porque le van bien suelos secos, también ligeros cuando se desarrollan en siembra directa.

Abono

Cuidados necesarios del hipérico - AbonoEs conveniente aportar al suelo materia orgánica antes de que se realice la plantación. Más aún cuando se trata de cultivos cuya vida estimada es de unos dos años.

Si es un cultivo convencional debe aportarse una dosis de 60 a 80 unidades de nitrógeno por hectárea, dosis que se reparte en la primavera y cuando sobreviene el período vegetativo.

De igual forma, deben agregar entre 40 a 60 unidades de ácido fosfórico por cada hectárea sembrada.

Trasplante

No conviene trasplantar, a menos que se tenga en maceta y le quede pequeña. O que se necesite trasladar a un lugar a campo abierto, para lo cual deben manipularse con cuidado sus raíces, muy abundantes por cierto.

La poda

La podaMás que una poda debe cuidarse siempre que no proliferen malezas, especialmente si se trata de un cultivo comercial, porque de otra forma no se conseguirán rendimientos mayores, ya que se producen procesos de contaminación con otros vegetales cuando llegue el momento de la cosecha.

Este proceso se puede realizar en forma manual, liberándola de monte y hierbas malas. De forma mecánica, se pueden usar escardillas entre cada línea de plantas. Un desmalezado químico, no es muy recomendable y debe ser ensayado en forma particular.

El desmalezado químico debe ser ensayado en cada caso particular, pues la experiencia es escasa.

Plagas y enfermedades del hipérico

Plagas y enfermedades del hipérico - ColeópterosSon susceptibles a ataque de hongos, como el Verticillum albo-antrum, un hongo de tipo vascular que genera una serie de daños como el marchitamiento y secado de las hojas, que primero se ponen de un color amarillento. 

Por eso se recomienda mucho que en cultivos comerciales se produzca una rotación espaciada y tratamientos a las semillas.

El hipérico puede ser objeto del ataque de diferentes parásitos, aunque en nuestro país no se cuenta con experiencia al respecto. También pueden sufrir otra enfermedad provocada por la Septoria hyperici, culpable de que las hojas se pongan con un feísimo color gris-ceniciento de bordes oscuros.

Si se deja avanzar el mal, entonces la planta se pondrá amarillenta primero, hasta que es invadida toda la planta y muere seca. Otra enfermedad común es la antracnosis, provocada por el Gloeosporium sp., que se concentra en atacar hojas, ramas y frutos de la planta.

¿Sabías qué...?
Se presenta como manchas necróticas algo redondas, reconocibles además por una aureola oscura que las rodea. Este hongo termina por cubrir todo el follaje, que se vuelve rojizo amarillento.

Y el Erysiphe sp., es otro hongo perteneciente al grupo de los oídios que también hace de las suyas al provocar una especie de telaraña blancuzca sobre en envés de las hojas, esto las contamina y se mueren en breve lapso.

La clave para combatir estos ataques tan cruentos de hongos consiste en hacer un correcto uso de la cantidad de agua en el riego, evitar suelos que se saturen con facilidad y aplicar fungicidas en forma inmediata, de acuerdo a cada caso.

Entre los insectos que predominan en los hipéricos tenemos a los ácaros y otros insectos molestos, aunque algunos son muy beneficiosos si se desea combatir molestias en ganado. Estos son: Chysolina quadrigemina y Chysolina hyperici (coleópteros), Zeuxidiplosis giardi (díptero), Phyllocoptes hyperici (ácaro).

Deja un comentario