Hiedras: [Características, Riego, Cultivo, Cuidados, Plagas y Enfermedades]

Inicio » Hiedras
  • HiedraNombre científico: Hedera helix.
  • Nombre común: Hiedra.
  • Origen: Asia, África y Europa.
  • Altura: en suelos 20 cm, hasta 30 metros en muros.
  • Necesidad de luz: iluminación solar indirecta.
  • Temperatura: 12ºC-20ºC.
  • Riego: una vez a la semana en invierno, dos en verano.
  • Abono: tierra negra y hormonas de crecimiento.

Características de las hiedras

Características de las hiedrasLa hiedra es una planta de propiedades medicinales muy usadas en nuestras casas, y tiene su origen en los archipiélagos de Macaronesia, en África, Europa y Asia.

El extracto de hojas secas de hiedra sirve para aliviar la tos como expectorante en el tratamiento de enfermedades bronquiales inflamatorias crónicas.

Además, de la planta se elaboran productos de belleza, como crema contra la celulitis y arrugas, y jarabes broncodilatadores y expectorantes.

Sus hojas son palmadas o lobuladas en la fase vegetativa o juvenil, y enteras en las ramas de la fase reproductiva o fase adulta que crece a pleno sol normalmente a 2 metros del suelo situadas sobre las copas de los árboles o sobre las rocas.

Este crecimiento ocurre con rapidez, a un ritmo de 20 cm por año. La floración se produce a finales del verano y se extiende durante todo el otoño. Son flores pequeñas de color verdoso amarillento y su néctar es alimento de abejas y otros insectos.

¿Sabías qué...?
Sus frutos son pequeños, carnosos, verdinegros o púrpura en forma de baya, con semillas que maduran de finales de invierno a mediados de la primavera. No son frutos comestibles para los seres humanos aunque las aves si los ingieren y esparcen las semillas contribuyendo de esa manera a la expansión de la planta.

La hiedra es una de las quince especies de plantas siempreverdes, trepadoras y leñosas de la familia de las araliáceas que resulta interesante como cubresuelos o cubremuros.

La podemos usar para decorar espacios interiores y exteriores y es la cubierta vegetal ideal en paredes de nuestras casas o en edificios, o como plantas colgantes, gracias a la elegancia que derrocha en las estructuras. En la Antigüedad los celtas le atribuían poderes mágicos y por eso cubrían sus casas con ella.

Actualmente no sabemos si mantienen esos poderes mágicos, pero lo que sí aseguramos es que representan bienestar, tranquilidad y paz para aquellas personas que las cultivan en sus hogares, debido a las ventajas que proporcionan en los ambientes.

La hiedra purifica el aire y libera el ambiente de contaminación en su forma natural de proteger la casa, reduce el calentamiento de las paredes, elimina la humedad y añade belleza y valor al inmueble, además de que puede cubrir algún defecto interno que no es deseable mostrar a los invitados.

Cómo regar las hiedras

Cómo regar las hiedrasNo necesita mucha agua para desarrollarse bien. Debemos regarla una vez por semana en invierno y dos en el verano. Si las hojas ennegrecen significa que nos estamos pasando de agua.

Una vez al mes en primavera y verano deberemos echarle un poco de abono líquido en el agua de riego. Es importante limpiar las hojas para mantenerlas sanas.

En qué estación es mejor cultivar hiedras

La mejor época para la plantación es la primavera, pero debemos tomar la precaución de evitar los días calurosos o secos.

Sembrar una hiedra en 5 pasos

Previamente, antes de comenzar el proceso de siembra, regaremos los esquejes durante la noche anterior para que al cortarlos tengan una mejor consistencia. En la siembra daremos estos pasos:

  1. Pondremos 3 ó 4 esquejes en un vaso de agua hasta que echen raíces. Si hay apuro, podremos comprarlos con raíces para ahorrar tiempo.
  2. Plantaremos los esquejes con raíces en maceteros con agujeros para el drenaje del agua y los colocaremos en exterior en un lugar de poca sombra, preferiblemente en primavera u otoño.
  3. Regaremos 3 veces por semana tomando en cuenta que mucha humedad puede pudrir las raíces.
  4. Escogeremos un lugar de la pared que sirva como soporte resistente para que la hiedra trepe, y la trasplantamos haciendo agujeros en el suelo con 3 cm de separación cada vez, para permitirle el crecimiento normal.
  5. Plantamos la hiedra inclinando el macetero e introducimos con suavidad la raíz en el agujero y le agregamos tierra para permitir el apoyo de la planta, y finalmente aplanamos hasta que quede firme. Entonces regaremos cada cierto tiempo mientras la vemos crecer saludable.

Cuidados necesarios de la hiedra

Precisa cierta atenciòn, para que pueda desarrollarse sin mayores dificultades y prodigar todos sus beneficios asociados,

Iluminación

Cuidados necesarios de la hiedra - IluminaciónEn maceta, la hiedra no necesita mucha luz, por lo que no es necesario ubicarla cerca de una ventana, pero tampoco en sitios oscuros porque las hojas perderían el color, y también debemos evitar las corrientes de aire.

Cuando crezca la sacaremos al exterior donde recibirá la luz del sol que le gusta mucho, pero de manera indirecta. La luz directa le blanquea las hojas.

No debemos ubicarla en espacios donde la temperatura esté por debajo de los 5ºC. La temperatura ideal está entre los 12ºC y los 20ºC.

Humedad

Cuidados necesarios de la hiedra - HumedadLa hiedra necesita algo de humedad para mantenerse estable. En caso de sequedad de las hojas por el calor debemos reducir el ambiente o rociar con agua todos los días para mantener húmedo el sustrato. 

Pero este proceso debe ser controlado porque, como hemos indicado, si nos pasamos de agua las hojas se tornan negras y la planta correría serio peligro.

Abono

El suelo donde sembremos debe tener buen drenaje; usaremos tierra negra y polvo para esquejes y hormonas de crecimiento. Durante los tres primeros meses después de plantada la hiedra, evitaremos abonarla. En primavera y verano abonaremos cada quince días con abono líquido.

Trasplante

Cuidados necesarios de la hiedra - TrasplanteEs conveniente trasplantar a medida que vaya creciendo y se haga más vigorosa, especialmente en primavera cada dos o tres años.

La propagación también podemos hacerla por esquejes de diez centímetros. Introduciremos los esquejes en macetas protegidas del sol y las regaremos a fondo. Luego, suspendemos el riego hasta que observemos los primeros brotes. 

La poda

La podaLa poda es recomendable hacerla al inicio de la primavera siempre y cuando haya desaparecido el riesgo de heladas.

Podemos recortar las puntas una o dos veces al año, especialmente en el verano, o cuando vayamos a cambiar la maceta, para mantener la planta compacta y los tallos más fuertes.

La poda es recomendable para darle determinadas formas a través de guías clavadas en el sustrato. Como la hiedra es una enredadera que no necesita soporte, la poda debemos hacerla con tijera de dos manos.

Buscaremos en el proceso dejarla muy bien pegada a la pared, de manera que la planta la cubra simulando un tapiz, o también podemos ponerlas en macetas colgantes, o en agua con flores grandes. Si lo hacemos bien podremos vanagloriarnos de haber labrado una verdadera obra de arte.

Plagas y enfermedades de la hiedra

Las principales plagas que la atacan son los pulgones, las arañas rojas y las cochinillas que afectan los brotes nuevos. La mejor forma de combatir estas plagas es pulverizando la planta con agua jabonosa.

Deja un comentario