Guzmania: [Cuidados, Cultivo, Riego, Sustrato, Características]

Inicio » Guzmania
  • Nombre científico: Guzmania lingulata.
  • Nombre común: Guzmania o Bromelia.
  • Origen: regiones tropicales del continente americano y la India.
  • Altura: 30 cm
  • Necesidad de luz: alta pero no directa.
  • Temperatura: 15ºC-23ºC y mínimas de 7ºC-10ºC.
  • Riego: moderado.
  • Abono: sustrato de buen drenaje.

Características de la guzmania

Características de la guzmaniaLa Guzmania es una de las especies de la familia de las Bromeliaceae más vistosa, gracias a sus imponentes brácteas de colores intensos muy llamativos como rojos, rosas, naranja y amarillos, inflorescencias muy llamativas de corta vida que aparecen a partir del segundo año de vida, en el transcurso del verano.

Abundan en los bosques húmedos de la América del Sur y parte de la India, en Asia.

Como cualquier Bromelia que se respete, posee un peculiar depósito para captar agua pluvial en condiciones naturales, justo en el punto de encuentro de sus hojas de un verde muy brillante, algo jaspeadas en sus puntas, distribuidas en un tallo central que soporta las brácteas, dispuestas en forma de roseta que se van arqueando hasta dejar entrever, entre cada una, las flores verdaderas, que son muy pequeñas en verdad, por lo que pasan hasta inadvertidas.

Otra característica de este especie es que después de que cesa la floración, se secan hojas e inflorescencias y dan paso a nuevos hijuelos, nuevos brotes que permiten la supervivencia de la planta.

Conocidas también por ser plantas siempre verdes, agrupan alrededor de unas 120 especies, donde la Guzmania lingulata resalta porque tiene flores blancas-amarillas sumergidas entre sus hojas, donde las brácteas mayoritariamente rojas, resaltan a lo lejos por su coloración intensa.

No tiene mayor altura, difícilmente será superior a unos 30 cm.

En algunas regiones, se conoce popularmente con el nombre de “estrella escarlata”.

Cómo regar la guzmania

Una manera de asegurar una vida saludable de la Guzmania es con la práctica de riegos moderados que apunten, con delicadeza, hacia el centro de la roseta o tanque de agua natural de esta hermosísima especie tropical.

Esto permite que el agua se vaya renovando, impidiéndose a la vez un peligroso exceso del vital líquido que puede ser fatal si la pudre en la base de las hojas.

Regar la guzmania
pasja1000 / Pixabay

Es por eso que el encharcamiento es uno de los peores enemigos de la Guzmania.

Un secreto de riego estupendo consiste en añadirle agua tibia una vez a la semana.

En síntesis, el ruego debe garantizar que el sustrato donde vive la Guzmania permanezca húmedo, no encharcado y lo mejor es regalar con agua de lluvia o agua pluvial.

Pero si no hay remedio y donde la cultivamos toca regar con agua hidráulica, entonces sería altamente recomendable hervir el agua y agregar algunas gotas de vinagre para rebajar la carga calcárea.

Esa agua, si toca la copa central de esta especie de Bromelia, añadirá sales no beneficiosas.

Cada 15 días debe regarse la copa o depósito natural, con agua preferiblemente de origen pluvial, de modo de eliminar no sólo la sal sino también restos de animales, vegetales y cualquier sustancia que pueda pudrirse dentro y enfermar.

Estacionar en la que cultivar guzmania
ArmbrustAnna / Pixabay

En verano, este riego debe intensificarse para que la humedad ambiental reine. Una buena técnica consiste en llenar un posamacetas con grava, piedras o algún otro material que retenga agua, para mantener una humedad ambiental constante.

Cada vez que esta se evapore, hay que echar más para que nunca se pierda esta condición de vida.

Eso sí, el fondo de la maceta no debe entrar en contacto directo con el agua.

En invierno se reduce el riego a la necesidad de mantener el sustrato siempre humedecido. Nada más.

Hay expertos en jardinería que recomiendan el uso de la terracota, porque es porosa, deja respirar la tierra y como deja evaporar el agua, entonces se corrige cualquier desviación que tienda a ocasionar encharcamientos.

En qué estación es mejor cultivar la guzmania

Cuando s e van a cultivar o a multiplicar la primavera es el tiempo para obtener mejores resultados.

Sembrar guzmania en 5 pasos

Son dos los métodos más usados para plantar o multiplicar esta bella especie tropical. Veamos cómo trabajar en la siembra por vástagos o por semillas.

Cultivo por vástagos

  1. Al finalizar la floración, por lo general aparecen hijuelos en la base de la planta madre que deben separarse con mucha delicadeza.
  2. Antes de cortar los hijuelos, las herramientas de jardinería como cuchillos o tijeras deben ser desinfectadas antes de sacar las plántulas de la maceta, con apoyo en un cuchillo filoso que nos servirá para retirarlos, siempre que tengan una altura que alcance la mitad del tamaño de la planta principal.
  3. También deben preservarse raíces. Y si no se ven, no debe existir ninguna alarma. Lo harán en breve lapso.
  4. Deben llevarse los retoños a macetas individuales pequeñas, estimadas en uno 10 cm de diámetro. Rellenar con el mismo sustrato que se usa en el caso de las plantas adultas, consistente en una mezcla a partes iguales de turba, arena y perlita o corteza.
  5. Regar de forma moderada para cubrir el objetivo principal de recrear un ambiente húmedo y tener paciencia, porque las inflorescencias de la mágica flotación de esta especie, suelen aparecer al cabo de 3 años de vida, o un poco menos.

En la fórmula de cultivo por semillas, tenemos los siguientes pasos:

Cultivo por semillas

  1. Cuando llega la primavera, las semillas de la Guzmania deben ser depositadas en un compost con una mezcla de turba, arena, perlita o vermiculita.
  2. El sustrato tiene que quedar bien compactado y humedecido para esparcir las semillas después, sin necesidad de que sean enterradas o hundidas en la tierra.
  3. El semillero debe ser colocado en un lugar de baja iluminación y a una temperatura que promedie entre 24ºC-27ºC, con un terreno que mantenga la humedad de forma permanente. Un rociador o pulverizador es lo máximo para alcanzar estos objetivos ambientales y que sobrevenga la anhelada germinación.
  4. La bandeja se puede cubrir con un cobertor plástico, a fin de proporcionar una humedad constante y ha de ser retirada a diario como mecanismo de control, al eliminar el agua de condensación.
  5. Cuando ya las plántulas estén firmes y grandecitas, entonces se elimina el plástico y la bandeja se lleva a la luz solar con más frecuencia, pero evitando variaciones bruscas en la temperatura, hasta que tres meses después se plantan en macetas individuales preparadas previamente con el mismo sustrato para que se desarrollen plenamente.

Cuidados necesarios de la guzmania

Cuidados necesarios de la guzmaniaTiene la ventaja de que no necesita cuidados extremos ni complicados.

Iluminación

Mucha luz natural debe recibir la Guzmania, pero de forma indirecta, tamizada, para que su proceso de fotosíntesis se cumpla a cabalidad y la planta se desarrolle plenamente.

Un dato muy importante: la Guzmania nos advierte si necesita más o menos luz natural, gracias a cambios en la coloración de sus hojas.

Si se tornan de un verde claro, como desteñido, indudablemente le falta recibir una buena dosis de rayos solares. Si por el contrario, están muy oscuras entonces será escasa la radiación lumínica diaria.

Humedad

Precisa vivir en entornos húmedos, con una condición de temperatura ideal que no supere los 27ºC.

La mínima aceptable se ubica entre 7ºC -10ºC y la promedio deberá mantener entre 15ºC-23ºC.

No le gusta recibir corrientes de aire frío, porque al fin y al cabo son plantas tropicales, así que la circulación de aire debe ser buena, normal, pero alejada de estas sorpresas.

Las hojas deben ser limpiadas simplemente con apoyo en un paño limpio humedecido en agua, jamás usar abrillantadores ni otros productos químicos.

Suelo

Cómo abonar la guzmania
Elstef / Pixabay

Como se trata de una especie acidófila, es conveniente preparar un tipo de suelo que tenga, a partes iguales, una mezcla de turba, arena gruesa, corteza o perlita.

La tierra, tanto en jardín como en maceta, debes escurrir rápidamente el agua.

Abono

Una buena fórmula es agregar abono líquido en dosis pequeñas al agua de riego en un pulverizador.

Esta acción ayudará a que en las hojas se fijen la mayor cantidad de nutrientes, indispensables para que se ponga hermosa y sea muy resistente.

La época más recomendable para fertilizar la Guzmania discurre entre inicios de la primavera hasta finales del verano.

Lo ideal es adquirir un tipo de abono que tenga todos los macroelementos esenciales como nitrógeno (N) fósforo (P) y potasio (K), pero también magnesio (Mg), cobre (Cu) hierro (Fe), boro (B) zinc (Zn), vitales para un crecimiento saludable.

Trasplante

Debe ejecutarse un trasplante si, por ejemplo, al cultivarla en maceta notamos que le ha quedado pequeña.

La poda

No se practica ninguna poda regular no especial. Simplemente, se debe retirar con cuidado las hojas que se van secando, a fin de impedir la proliferación de enfermedades de tipo parasitaria.

Plagas y enfermedades de la guzmania

  • No suelen tener padecimientos graves, porque las bromelias en general son bastante resistentes. Si aparecen algunos síntomas de enfermedad, es por exceso o carencia de agua y luz, por falta de cuidados mínimos.
  • Lo que sí recomiendan los expertos es el suministro de antiparasitarios en pocas cantidades cuando sea necesario.
  • Sin embargo, hay que estar atentos a cambios en la coloración de las hojas, porque cuando se tornan muy claras, como desteñidas, o demasiado oscuras y sin su brillo natural, entonces hay exceso o falta de luz solar, respectivamente.
  • Otro malestar más grave aún es que se caigan las hojas secas, marchitas. Esto por norma general indica que el riego excesivo probablemente pudrió las raíces y las hojas, que se vuelven débiles.
  • La solución más eficaz consiste en retirar inmediatamente las partes dañadas y aplicar un fungicida de amplio espectro, esperar a que seque la tierra y regar una semana después.
  • Entre los ataques de insectos resalta la presencia de pulgones en el envés de sus hojas y de ácaros o arañas rojas que minan la planta de una telaraña muy sutil.

Significado de esta flor

Su nombre se debe a un sentido homenaje al naturalista de origen español Anastasio Guzmán, un adorador de esta especie que vivió en el siglo XVIII.

Deja un comentario