Fitolacas: [Características, Riego, Cultivo, Cuidados, Plagas y Enfermedades]

Inicio » Fitolacas
  • FitolacasNombre científico: Phytolacca americana.
  • Nombre común: Fitolaca o hierba carmín, uvas de América, bledo carbonero de Cuba y carminero de Canarias.
  • Origen: América del Norte.
  • Altura: 30 cm a 15 metros, como máximo. 
  • Temperatura: es tolerante al frío y al calor, pero no a las heladas severas.
  • Riego: poco, no necesita agua abundante.
  • Abono: se adapta a cualquier tipo de suelo.

Características de las fitolacas

Características de las fitolacasEsta especie de arbusto perteneciente a la familia de las Phytolacca, es originaria de Norteamérica y Sudamérica, donde en condiciones silvestres se desarrolla en zonas húmedas de terrenos abandonados y en los bordes de carreteras, así como en las inmediaciones de muros y sitios umbrosos y frescos.

A España llegó en el siglo XVIII y se reproduce fácilmente en Extremadura (hacia el Norte) pero también hace presencia en el mundo, teniendo especies autóctonas fuera del continente americano, tanto en el sudeste asiático como en Nueva Zelanda.

Tiene una característica especial: posee raíces carnosas de gran volumen que a su vez desarrollan raicillas numerosas. Además, su tallo rosa o rojo, es hueco e igualmente ramificado, así como hojas ovales de un verde intenso, lanceoladas de unos 10 cm de ancho, con sus nervaturas muy marcadas.

¿Sabías qué...?
Otro signo identificativo son sus flores hermafroditas rosadas o blancas, que nacen en verano, agrupadas en forma de racimos, sin pétalos que las recubran, sino sépalos de color verde claro. Tienen, además, cinco hojitas redondeadas que se extienden en forma de estrella.

La fruta es una baya parecida a la mora, pero cuando madura cambia de morado a negro. Y se usa para dar color a los vinos artificiales, aunque no es muy recomendable.

Y es que tanto las bayas como las semillas de la Fitolaca son muy peligrosas, porque contienen una sustancia tóxica que puede desencadenar vómitos, espasmos, diarrea, calambres, hipertensión insuficiencia respiratoria y fuertes dolores abdominales a quien se le ocurra ingerirlas.

Pero también tiene aplicaciones medicinales y desde hace bastante tiempo su fruto también se usa como purgante efectivo en dosis pequeñas. 

Y la raíz, reducida a polvo o como pomada, se ha usado para combatir enfermedades cutáneas, pero en la actualidad su venta ha sido restringida a causa de su toxicidad. (ORDEN SCO/190/2004).

A pesar de su perfil tóxico, en la industria farmacéutica lograron extraer una proteína antiviral de la Fitolaca que tiene gran potencia en el tratamiento del VIH y otras patologías de origen viral.

Cómo regar las fitolacas

Cómo regar las fitolacasNo es muy exigente en verdad, así que es ideal para los jardineros principiantes.

Pero en cuanto a la cantidad de agua que necesita para mantenerse sana, la mejor recomendación es hacer riegos espaciados, porque es una especie rústica, que soporta cambios ambientales.

A medida que va creciendo, los riegos se van espaciando, pero obviamente en etapa de crecimiento bastará con hacerlo unas dos veces por semana, evitando ahogar las raíces. 

En qué estación es mejor cultivar fitolacas

En qué estación es mejor cultivar fitolacasEsta especie tiene otra gran bondad: su elevado poder germinativo, que es tan efectivo que luego de pasar una larga temporada dentro del suelo, las semillas pueden germinar sin mayores problemas.

La mejor época para cultivarla, es durante la primavera. Pero en realidad, lo hace de manera silvestre en cualquier momento, ya que tiene un gran aliado natural: los pájaros, capaces de diseminar las semillas mientras las degustan, logrando de esta manera que se multiplique vertiginosamente en grandes cantidades.

Sembrar una fitolaca en 5 pasos

Como es muy tóxica, su cultivo no es recomendado. 

Cuidados necesarios de la fitolaca

Como buena planta rústica, no es exigente, soporta cambios ambientales, pero hay que saber cómo ayudarla a tener una larga vida saludable, eso sí a distancia para evitar problemas de salud. 

Algunos de los siguientes datos son básicos a la hora de cultivar esta especie americana de gran popularidad mundial.

Iluminación  

Crece naturalmente en regiones soleadas o parcialmente iluminadas.

Humedad

Cuidados necesarios de la fitolaca -HumedadEs una especie muy resistente, capaz de adaptarse a ambientes fríos o calurosos, pero hay que cuidarla mucho de heladas severas, porque eso sí que no le gusta nada.

Su sistema de raíces no soporta temperaturas extremas que se repitan en lapsos breves.

Sin embargo, es capaz de morir en inviernos muy severos y recuperarse y germinar de nuevo desde la raíz, en primavera.

Suelos

Cuidados necesarios de la fitolaca - SuelosComo buena planta rústica, no precisa de cuidados especiales, pero tampoco se la recomienda como planta ornamental debido a que representa un peligro para niños y animales domésticos, gracias a su elevada toxicidad.

Así que si es prudente tomar medidas de protección. Como es muy resistente, se adapta a cualquier tipo de suelo, aunque los de un buen drenaje le sientan mejor que nada.

La poda

La podaNo precisa de podas frecuentes, pero sí es muy prudente usar guantes para eliminar aquellas hojas secas muertas a comienzos de la primavera, a fin que la planta crezca de manera saludable. 

Eso sí, cuidando de que la savia que bota no entre en contacto con la piel, porque es un fuerte irritante.

Pero una de sus características más problemáticas, es que en algunos lugares se considera a la Fitolaca como una mala hierba, porque crece agresivamente hasta invadir otros cultivos y representa un serio peligro para el ganado.

Así que tocará eliminarla si afecta gravemente el hábitat donde vive.

Plagas y enfermedades de la fitolaca

Plagas y enfermedades de la fitolaca - CochinillaLas plagas que actúan sobre la Fitolaca con mayor fiereza son los pulgones y la cochinilla, indeseables visitantes que atacan las hojas.

En el caso de los pulgones, se distinguen fácilmente en el revés de las hojas, donde suelen agolparse en colonias numerosas, provocando deformaciones en las hojas, las cuales terminarán enrollándose.

Lo mismo ocurre con los nuevos brotes y aparecen manchas amarillas por doquier, porque en esos sitios donde se ven como lunares, los pulgones han extraído la savia.

La cochinilla se hace notar porque tiene un aspecto algodonoso y parecen pelusas que cubren tallos y hojas de la Fitolaca. Hay que combatirles rápidamente con algún plaguicida o minarán toda la planta. 

También atacan las moscas blancas, casi invisibles, que también se instalan en la parte trasera de las hojas y ocasionan gran impacto negativo sobre los cultivos, ya que igualmente se alimentan de la savia, dejando marcas amarillas.

Se combaten con la ayuda de jabón potásico que debe ser impregnado sobre las hojas.  O mejor aún, puede usarse aceite de Neem para exterminar y alejar estos bichos.

Deja un comentario