Ficus Petiolaris: [Características, Riego, Cultivo, Cuidados, Plagas y Enfermedades]

Inicio » Ficus petiolaris
  • Ficus PetiolarisNombre científico: Ficus petiolaris.
  • Nombre común: higuera peciolada, higuera de roca, amate amarillo.
  • Origen: México.
  • Altura: 10 m.
  • Necesidad de luz: iluminación indirecta.
  • Temperatura: 20ºC-25ºC.
  • Riego: una vez a la semana en verano, dos veces al mes en invierno.
  • Abono: sustrato fértil y húmedo.

Características del Ficus petiolaris

Características del Ficus petiolarisEl Ficus Petiolaris es un árbol originario de México (clima cálido, semicálido y templado) que es conocido comúnmente como higuera peciolada, higuera de roca o amate amarillo, tiene propiedades medicinales y puede alcanzar una altura de 10 metros.

Sus hojas son  redondeadas en forma de corazón, tronco de color amarillento y verdoso, y su fruto es de color verde y manchas rojas.

Por el color verde de sus hojas, con líneas centrales bien marcadas, amarillentas y rosadas, estas plantas son muy codiciadas en el ornamento de parques y jardines. También son apropiadas en la decoración interior de las casas, en macetas de buen tamaño.

Las ramas son finas e ideales para sostener el abundante follaje de la planta; sus flores y frutos son de color verde aterciopelado cubiertos de manchas rojizas. Los frutos de los ficus son los higos, pero los del ficus Petiolaris en particular no siempre son comestibles, pues tienen mal sabor.

¿Sabías qué...?
En México se usa esta planta en tratamiento de enfermedades como parásitos intestinales, herpes, cálculos del bazo, tos. También sirve para tratar la hepatitis, casos de bocio, flemas, heridas, úlceras, y dolores del pecho.

Como planta natural de climas cálidos y templados, su hábitat natural son las rocas de las cañadas y barrancos, y zonas de transición entre bosque tropical caducifolio y subcaducifolio.

También pueden desarrollarse en bosques de encino y pino, motivo por el cual se adaptan muy bien al clima mediterráneo. Otro de los nombres con que se le conoce es higo de roca, porque crece en zonas donde sus raíces se extienden sobre las rocas en busca de un suelo enraizante.

En edad temprana el Ficus Petiolaris desarrolla un caudex basal leñoso y grande por lo que se le utiliza como bonsái. Además, su corteza fibrosa se emplea en México para la producción de un papel llamado amate.

Cómo regar el Ficus petiolaris

Cómo regar el Ficus petiolarisLos ficus se adaptan muy bien a los ambientes secos pero hay que regarlos adecuadamente. En verano debemos hacerlo una vez por semana y en invierno cada quince días.

Siempre debemos poner cuidado de no encharcar las raíces y evitar el agua demasiado fría. Otra cosa importante es la necesidad de mantener la humedad, pulverizando las hojas dos veces por semana.

También, buscando que la planta respire mejor, es conveniente limpiar las hojas con un trapo húmedo. En maceta debemos reducir el riego desde el otoño hasta finales del invierno.

En qué estación es mejor cultivar Ficus petiolaris

Los  ficus son plantas de primavera y verano, por lo que estos meses son ideales para la siembra y el trasplante de esquejes o acodo.

Sembrar un Ficus petiolaris en 5 pasos

El ficus se propaga mediante semillas, a temperatura de 20ºC. En el jardín, para reproducir por esquejes, debemos seguir estos pasos:

  1. Cortar una rama lateral del árbol de 5 a 10 cm.
  2. Hacer un hueco en un área más grande que el esqueje, y aflojarlo para que la planta no quede apretada.
  3. Mezclar el suelo con arena para hacerlo permeable. 
  4. Meter el esqueje en el sustrato.
  5. Regar asegurándonos de no empapar el suelo.

En macetas, los pasos serán estos:

  1. Preparar una maceta con sustrato orgánico mezclado con perlita al 30%.
  2. Sembrar semillas, colocándolas con una separación idónea en la maceta, no más de 3-4 serán suficientes. Cubrirlas con una capa fina de sustrato orgánico.
  3. Regar evitando el exceso de agua, lo mejor es que previamente el sustrato haya sido humedecido.
  4. Poner la maceta al sol y esperar la germinación.
  5. Los primeros brotes deben regarse con frecuencia, sin emparamarlos nunca.

Cuidados necesarios del Ficus petiolaris

Iluminación

Cuidados necesarios del Ficus petiolaris - IluminaciónRequiere exposición soleada o luminosa y en maceta es conveniente tenerla en luz natural.

Los ficus necesitan una luz abundante, pues, como plantas de rocas, no le temen al sol. En invierno deben recibir bastante luz.

Humedad

Cuidados necesarios del Ficus petiolaris - HumedadEl ficus Petiolaris necesita estar en temperaturas que oscilen mayormente entre los 20ºC y 25ºC para lograr un buen desarrollo.

Debemos tener en cuenta que estas plantas no aguantan cambios bruscos de temperatura, y necesitan un ambiente cálido y húmedo, por lo que se recomienda pulverizar de vez en cuando con agua.

La humedad la garantizamos limpiando con agua las hojas, continuamente. De ninguna manera el Ficus Petiolaris soportará una humedad abundante, por lo que debemos tener cuidado de ahogarla con abundancia de agua. Esto quiere decir que debemos mantener el terreno húmedo pero sin exceso.

Abono

Cuidados necesarios del Ficus petiolarisa - AbonoEl Ficus Petiolaris necesita un sustrato fértil y húmedo, pero eso no quiere decir que le guste el exceso de agua que podría pudrir sus raíces.

Por eso es conveniente usar tierra drenada y en caso de que la tengamos en maceta, esta debe tener agujeros en la base.

Durante la etapa de crecimiento usaremos fertilizante rico en calcio, magnesio y boro, aplicado dos veces por mes. Una vez que han llegado a la etapa de adultez, bastará con solo remover unos centímetros de capa superficial para garantizar su crecimiento.

Trasplante

El Ficus Petiolaris se multiplica por esquejes y acodos aéreos.

La poda

La podaLa poda la realizaremos en primavera cuando se produzca la reanudación vegetativa de la planta.

Si la planta se ha vuelto demasiado grande, es importante desarrollar la poda directamente sobre las ramas a finales del invierno, que es cuando tiene un menor derrame de látex.

Si hay heridas en la poda, procuraremos remediarlas con carbón para evitar el derrame del látex.

Plagas y enfermedades del Ficus petiolaris

Cochinillas, arañas rojas, telarañas en el envés de las hojas. Muchas veces, las hojas se tornan amarillas, se secan o se caen. Esto puede deberse a riego excesivo, exposición directa al sol, o tierra mojada.

Deja un comentario