Fatsias: [Características, Riego, Cultivo, Cuidados, Plagas y Enfermedades]

Inicio » Fatsias
  • FatsiasNombre científico: Fatsia, perteneciente a la familia de las Araliaceae.
  • Nombre común: Fatsia japónica o Fatsia sieboldii, es la especia más popular y cultivada.
  • Origen: procede originalmente de Asia oriental.
  • Altura: es una planta de piso que puede alcanzar 5 metros de altura.
  • Necesidad de luz: no debe recibir sol directo, pero requiere buena iluminación natural.
  • Temperatura: prospera muy bien entre los 10º a 18º C.
  • Riego: abundante entre primavera a verano, necesita sustrato siempre húmedo.
  • Abono: debe ser constante, diluido en agua de riego cada 2-3 semanas.

Características de las Fatsias

Características de las FatsiasEsta especie floral originaria de Asia oriental, se ha hecho muy popular en el mundo porque gracias a sus grandes hojas, es ideal como planta de piso o para adornar jardines y bancales, con un porte elegante que puede alcanzar, si se le prodigan excelentes cuidados, unos 5 metros de altura.

Justamente, lo más atractivo de su estampa son las hojas grandes, de forma lobulada y palmeadas, las cuales además se subdividen en unos 7-11 lóbulos de un espectacular verde intenso en el haz que se torna claro en el envés, capaces de medir unos 45cm de ancho con largos pecíolos.

Tiene florecitas no muy vistosas, de color blanco que se agrupan como umbrelas y sus frutos son bayas negras. En honor a la verdad, es una planta noble, que no demanda mayores cuidados. Así que resulta ideal para quienes se inician en el mundo de la jardinería.

La especie más popular alrededor del mundo es la Fatsia japónica, que prolifera naturalmente en los bosques de las regiones costeras de Japón y Corea meridional, donde se luce con especial singularidad en la época otoñal, cuando su estampa arbustiva se desarrolla a plenitud con sus grandiosas hojas.

También son especialmente lucidas especies como la Fatsia japónica Aurea, la japónica Marginata, cuyas hojas ostentan lóbulos marcados por un color gris verdoso y márgenes blancos, así como  la Fatsia japonica Variegata, otra llamativa variedad de lóbulos color crema.

Cómo regar las Fatsias

Cómo regar las FatsiasUna de las claves para su cultivo está asociada al riego, porque esta planta precisa agua abundante para que su gran sistema foliar se mantenga en estado óptimo, muy saludable, a fin de que sus grandes hojas se multipliquen sin mayores problemas.

Esto quiere decir que en las estaciones más calurosas del año, en el período primavera-verano la Fatsia debe contar, tanto en maceta como en jardín, con un sustrato que siempre esté húmedo, más no empapado o encharcado.

En qué estación es mejor cultivar Fatsias

En qué estación es mejor cultivar FatsiasTodos los expertos jardineros coinciden en que aunque esta planta es muy resistente, se obtendrán mejores resultados cuando se cultiva entre los 10º a 18ºC, así que en la primavera será exitoso.

Cuando llega el verano y las temperaturas se elevan, la Fatsia puede recibir rayos directos del sol en una terraza sin mayores problema.

Pero en invierno la situación cambia y si las temperaturas descienden por debajo de los 10º C entonces es muy importante impedir que las raíces se agobien o estresen en ambientes de suelos muy calientes.

Sembrar una Fatsia paso a paso

Puede ser multiplicada por semillas o bajo la técnica de esqueje. Y los retoños han de manipularse con mucho cuidado, al separarse de la planta madre, en primavera o invierno. Veamos paso a paso cómo sembrarla.

Multiplicación por esqueje

  1. Hay que proceder en la primavera o al comienzo del verano, retirando esquejes de unos 10cms de largo, con ayuda de un cuchillo filoso previamente desinfectado con alcohol para que no se enfermen sus tejidos.
  2. La parte afectada por el corte debe espolvorearse para que el enraizamiento sea rápido. 
  3. Los esquejes deben llevarse a una maceta preparada previamente con un mantillo integrado por un compost de dos capas que tenga un mantillo muy fértil encima y arena debajo.
  4. Para sembrarlos, previamente se abren agujeros y se colocan alineados los esquejes, enterrándolos suavemente para después compactar de inmediato el sustrato.
  5. La maceta se protege con ayuda de una bolsa plástica que ha de colocarse encima. Pero se tiene que sujetar con palitos que mantengan el plástico alejado de los esquejes, hasta lograr que quede como una capucha. Esto evita que se pierda la humedad necesaria.
  6. El plástico se levantará a diario para retirar las gotas de agua que se impregnen en su superficie, producto de la condensación y ayudar a controlar la humedad.
  7. Debe colocarse en un sitio en semisombra y mantenerla a una temperatura constante de unos 25ºC.
  8. Regar constantemente, sin empapar el sustrato.
  9. Al aparecer los primeros brotes, debe retirarse el plástico y llevar la maceta a un lugar de mayor iluminación, pero no hacerlo con luz solar directa.
  10. Llevar a una maceta definitiva cuando los brotes estén grandes y robustos.

Cuidados necesarios de la Fatsia

Iluminación

Cuidados necesarios de la Fatsia - IluminaciónUna de las claves para que la Fatsia se mantenga siempre hermosa es la sana administración de la luz natural.

Necesita mucha iluminación para que su crecimiento vegetativo sea el más saludable, porque es muy complicado que la fotosíntesis se cumpla si no recibe la ayuda del sol, dada la gran dimensión de esta planta de hojas vistosas.

Esto quiere decir que la luz solar indirecta es su mejor aliada. Cuando llega el verano, y las temperaturas se elevan, la Fatsia puede recibir rayos directos del sol en una terraza sin mayores problemas.

Pero en invierno la situación cambia y si las temperaturas descienden por debajo de los 10º C entonces es muy importante impedir que las raíces se agobien o estresen en ambientes de suelos muy calientes.

Humedad

También procede la aplicación de pulverizaciones regulares que garanticen la existencia de un entorno ambiental igualmente húmedo, con ayuda de agua a temperatura ambiente aplicada sobre las hojas, pero sin exagerar.

Cuando se cultiva en maceta, es muy importante la colocación de la misma encima de una capa de grava mojada dispersa generosamente en un plato, para evitar que el fondo entre en contacto directo con el agua de riego.

Dicha técnica ayuda a evitar que proliferen enfermedades que atacan las raíces, porque se administra mucho mejor la absorción de agua y nutrientes.

Abono

Cuidados necesarios de la Fatsia - AbonoDebe ser constante el abono, comienza cuando hace su aparición la primavera. Un abono líquido que se disuelva en el agua de riego es también un ragalazo para esta planta de gran follaje. 

La frecuencia ideal es de cada dos a tres semanas. Hay expertos que recomiendan la utilización de abonos elevados en contenido de nitrógeno (N) porque las partes verdes serán estimuladas convenientemente, pero debe estar en mayor cantidad que fósforo (P) y potasio (K). 

También debe tener ese abono microelementos contentivos de hierro (Fe), manganeso (Mn), cobre (Cu) boro, magnesio (Mg) entre otros.

Trasplante

Una forma de ejecutar su trasplante sin grandes traumas, es hacerlo al comienzo de la primavera, si es que ya le ha quedado pequeña la maceta donde venía desarrollándose.

Hay que contar con la ayuda de un sustrato especial integrado por turba y mantillo con hojas de reacción de un pH ácido, que oscile entre 6-6,5.

El drenaje es clave también si vamos a mudar la planta a una maceta más grande que permita un mejor desarrollo radicular. Para ello, la terracota es excelente, porque ayuda a que la tierra se airee,evitando los excesos de agua.

La poda

La podaSe poda en primavera. Es indispensable cuando se quiere lograr una armonía en su follaje. Hay que tomar en cuenta que es un arbusto de rápido crecimiento que puede alcanzar dimensiones notables.

Por ello, la poda ha de tener una técnica de precisión con cortes netos que no generen heridas, porque la cicatrización de sus tejidos  es muy difícil.

Todos las herramientas usadas en este proceso, como tijeras, hojas de afeitar, cizallas, entre otros, deben ser previamente desinfectadas. Los cortes más recomendados se hacen por encima sobre una yema u hoja, justo en el punto de encuentro de la hija sobre un nudo.

Las heridas necesitan ser tratadas con productos fungicidas que evitan la aparición de infecciones.

Plagas y enfermedades de la Fatsia

Cochinilla algodonosa

Plagas y enfermedades de la Fatsia - CochinillasLa cochinilla algodonosa es uno de sus atacantes más cruentos. Se posa encima de las hojas ocasionando manchas blanquecinas que se retiran fácilmente con la ayuda de un copo de algodón empapado en alcohol desnaturalizado, siempre que la infestación no sea grave.

Pero si es masiva la invasión, entonces hay que aplicar un antiparasitario recomendado en la tienda de jardinería de confianza.

Ácaros o araña roja

Plagas y enfermedades de la Fatsia - Ácaros o araña rojaLas hojas se tornan amarillentas, hasta que caen muertas. Y se aprecian como telarañas sutiles en la parte del envés. Solo si hay una infestación grave, deben usarse insecticidas a base de químicos.

De no ser virulento el ataque, las hojas pueden ser limpiadas una a una con ayuda de un copo impregnado con jabón. Los pulgones también invaden las hojas. Por eso deben revisarse con frecuencia.

Las enfermedades más frecuentes siempre atacan las hojas. Pueden tornarse con una apariencia detenida, de un verde claro que indica falta de abono de calidad.

O también pueden verse como crespas y con tallos largos, lo cual indica que está en un ambiente muy seco. 

Deja un comentario